Autor:

Pobladores del ejido Tocob Leglemal, del municipio de Tila, Chiapas, denunciaron que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ejerce presión para el pago inmediato de “supuestos adeudos” a 111 usuarios del servicio eléctrico. Además, acusaron de un “aumento desproporcionado e injustificado” de las tarifas eléctricas hasta por 2 mil 300 pesos, montos que no están en condiciones económicas de cubrir los habitantes de ese lugar.

Tocob Leglemal es uno de los ejidos con “alto grado de marginación” en el país, perteneciente al municipio de Tila —con un “muy alto grado de marginación” —, según el Catálogo de Localidades de la Secretaría de Desarrollo Social. Los Indicadores de Carencia en Viviendas muestran que el 70.93 por ciento de la población de este municipio vive en condiciones de hacinamiento.

El Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa (Comité Digna Ochoa) recibió las denuncias de los ejidatarios y pobladores de Tocob Leglemal, integrantes de la organización Laklumal Ixim-Norte Selva.

La organización defensora de derechos humanos manifestó que del requerimiento de pago emitido por la CFE se advierte que en la facturación para el municipio de Tila se aplica la tarifa 1B, “tarifa que no es la más barata y acorde a las condiciones sociales y económicas de la región, de alta marginación. No es posible que la CFE aplique tarifas altas a comunidades de alta marginación, siendo Chiapas el principal productor de energía eléctrica, ello en complicidad y la permisividad del gobierno de Chiapas”, indica.

Los adeudos que la CFE pretende sean cubiertos tienen montos que alcanzan los 43 mil 584 pesos; otras cuentas reportan 22 mil 487 pesos y 22 mil 273 pesos. Los ejidatarios indican que los requerimientos son “imposibles de pagar como indígenas choles y campesinos que viven del café, principalmente, ello en un contexto de grave crisis del sector ante el impacto de la plaga de la roya y el abandono del gobierno de Chiapas para atenderla”.

El Comité Digna Ochoa indicó que el aumento de tarifas de energía eléctrica en el municipio de Tila y en el Estado de Chiapas, y la presión de la CFE para que usuarios en resistencia civil al pago de altas tarifas de energía eléctrica, es  consecuencia de la reforma energética aprobada en 2013. Acusaron que con estas acciones se “pretende endosarle la factura al pueblo, de la reducción de ingresos de la CFE, al borde de la quiebra, de la privatización y  de la entrega del sector eléctrico a empresas extranjeras”.

Érika Ramírez

 

Comments

comments