Autor:

Al concluir su más reciente informe de fiscalización, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) solicitó al Servicio de Administración Tributaria que audite a la gigante tecnológica SAP México, pues “presume [que ésta incurre en] cancelación de facturas después de la recepción del pago por los servicios proporcionados”.

En el pliego de “Promoción del Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal”, la ASF solicita al Servicio de Administración Tributaria que “instruya a quien corresponda, con el propósito de que se audite al contribuyente con RFC: SME940408510 –con domicilio fiscal en Prolongación Paseo de la Reforma 600 Peña Blanca Santa Fe, delegación Álvaro Obregón, Ciudad de México, Código Postal 01210–, a fin de constatar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, ya que se presume cancelación de facturas después de la recepción del pago por los servicios proporcionados”.

Esta presunción resultó de la revisión del contrato 4700010146, entre Petróleos Mexicanos y SAP México, SA de CV, por 129 millones 703.8 mil pesos.

De acuerdo con los hallazgos, de las 107 facturas vinculadas al contrato “se identificó que 62, por 110 millones 583.3 mil pesos, pagadas de febrero a junio de 2015, se cancelaron por el prestador de servicios el 9 de diciembre de 2015, después de que Pemex pagó las facturas por medio de la Bóveda Electrónica”.

El Portal de Obligaciones de Transparencia reporta que dicho contrato tuvo como objeto los “derechos de actualización, capacitación y servicios de soporte técnico proactivo, SAP Maxattention y soporte a la integración sobre los productos SAP”.

Nancy Flores

Comments

comments