Autor:

Resultado de la reforma energética, Petróleos Mexicanos (Pemex) dejó de ser una paraestatal para asumir la figura de empresa productiva del Estado. Para hacer frente a estas modificaciones, durante 2015, se gastó del  erario 1 mil 450 millones 346 mil 400 pesos en asesorías, consultas, asistencias e intercambios y capacitación, revela la Auditoría Superior de la Federación.

La Auditoría Financiera y de Cumplimiento: 15-6-90T9N-02-0502 a Pemex, desglosa que mediante la partida presupuestal 33104, correspondiente a “Otras asesorías para la operación de programas”, se erogaron 870 millones 851 mil 100 pesos. A los “Servicios de consultoría administrativa, procesos, técnica y en tecnologías de la información (servicios de informática)”, de la partida 33301, se le asignaron 536 millones 56 mil 500 pesos. En tanto que a los “Servicios de capacitación a servidores públicos” (partida 33401) le fueron suministrados 43 millones 438 mil 800 pesos.

El máximo órgano de fiscalización del país indicó que para llevar a cabo sus funciones como una empresa productiva del Estado, así como para continuar con sus operaciones, en 2015, “Pemex requirió de asesorías, consultorías y capacitación para lograr el desempeño de su capital humano; dotar a su personal directivo de las competencias necesarias para afrontar los retos de la reforma energética; desarrollar modelos para las competencias de liderazgo; fortalecer la estrategia de comunicación; servicios legales especiales en el extranjero; consultoría y diseño de modelos de inteligencia del mercado; cursos de capacitación; servicios de soporte y asesorías en tecnologías de información, y proveeduría integral de bienes, arrendamientos y servicios de importación”.

El trabajo revisado  por los auditores de la ASF abarcó el 56.5 por ciento del total del presupuesto ejercido en 2015 por la empresa, entonces encabezada por Emilio Ricardo Lozoya Austin, fuerte impulsor de la reforma energética.

El dictamen de la Auditoría indica que se detectaron inconsistencias en las formas de contratación, adjudicaciones directas  no apegadas a la Ley, costos incrementados y hasta un posible daño patrimonial por 201 mil 343 pesos.

A detalle, el equipo de la ASF documentó:

Pemex formalizó un contrato para la realización de servicios de “Producción Multimedia de Videos, Audio, Animaciones Digitales y fotografía”, con la Compañía Mexicana de Exploraciones (COMESA), por 14 millones 438 mil 700 pesos, “sin que se acreditara que los servicios citados estuvieran contenidos en su objeto social”. También, se omitió la aplicación de la Ley de

Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público “al realizar la contratación mediante adjudicación directa con fundamento en el artículo 1, cuando debió realizarse por licitación pública”.

De la prestación del servicio proveeduría integral de bienes, arrendamientos y servicios de importación, realizada en 2015 por Pemex Procurement International, Inc. (PPI), “no se acreditó que el incremento en el costo del servicio en 2015, por 2 millones 378 mil 300 dólares (35 millones 297 mil 300 pesos al tipo de cambio de 14.8414 pesos del 30 de enero de 2015), respecto del año anterior, se encontrara sustentado en los costos de operación de PPI autorizados por su Consejo de Administración, así como tampoco por la entrada en operación de las oficinas de representación en Múnich y Shanghái”.

Del contrato celebrado con el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), la orden de servicio, por 201 mil 300 pesos, relativa a “Servicio Logístico Taller de Descongelamiento de Transformación Cultural, Cuernavaca, Morelos”, “no se soportó con la solicitud de los servicios, con la propuesta del IMP, ni con el oficio de aceptación de la propuesta, emitido por Pemex como se establece contractualmente, por lo que no se justificó que Pemex pagara al IMP por servicios que no solicitó y de los que no se acreditó su recepción”.

Otra observación que involucra al contrato abierto con el IMP, los servicios “ ‘Metodología del Sistema Institucional de Capacitación y Adiestramiento Modular de Petróleos Mexicanos (SICAM)’ por 1 millón 391 mil pesos, se proporcionaron conforme a la propuesta técnico económica presentada por el IMP del 16 de junio de 2015, aun cuando la ‘Orden de Cambio a la Orden de Servicio IO 800 001/15’, del 9 de octubre de 2015, estableció que los servicios se proporcionarían de conformidad con la propuesta técnico económica del 27 de mayo de 2015, que Pemex autorizó el 3 de junio de 2015”.

Érika Ramírez

Comments

comments