Autor:

Unas 300 personas fueron desalojadas del predio Ricardo Flores Magón, en San Cristobal de las Casas, Chiapas, por un grupo de, aproximadamente, 800 policías estatales. Hasta el momento, 8 personas permanecen en calidad de desaparecidas.    

El Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa (Comité Digna Ochoa) y la Coordinación Regional Norte-Bosques de la Liga Mexicana para la Defensa de los Derechos Humanos (LIMEDDH-Norte Bosques) recibieron la denuncia de que alrededor de las 7:30 horas, los policías se trasladaron en decenas de camiones y camionetas, usaron un helicóptero y detuvieron “arbitrariamente” a las personas que se encontraban a su paso.

A través de un comunicado, informan que no hubo previo aviso o notificación. Los policías estatales detuvieron a las personas, sin portar ninguna orden o documento que los amparara para realizar tal acción. Además, “agredieron a los pobladores sin importarles que fueran mujeres y niños, que no les permitieron retirar sus pertenencias”, dice el comunicado.

Las organizaciones defensoras de derechos humanos condenaron “que el gobierno de Chiapas, haya ordenado un despliegue policíaco usando de manera desproporcionada la fuerza pública en contra de personas que se autodenominan como colonos del predio Ricardo Flores Magón, sin agotar previamente el diálogo”.

Exigieron a los representantes del estado, adoptar mecanismos para evitar el uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes públicos y que los operativos se realicen con respeto a los derechos humanos y en estricto cumplimiento de los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad.

Comments

comments