Autor:

La Auditoría Superior de la Federación detectó inconsistencias en la operación de recursos públicos por más de 200 millones de pesos en el Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria. Componente Sistema Nacional de Agroparques, operado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, pues existe una falta de supervisión y seguimiento de los apoyos otorgados, así como deficiencias en el manejo y aplicación de los recursos.

El desglose de irregularidades indica que de los 216 millones 916 mil 800 pesos observados, se otorgaron apoyos por 25 millones de pesos a una organización que, “como parte de su solicitud de apoyo y de la comprobación de la aplicación de los recursos, presentó estados de cuenta bancarios que fueron alterados y facturas que se encuentran canceladas…”. Además, cuatro organizaciones más presentaron documentos para la justificación de sus proyectos “notablemente similar al de los documentos presentados por las otras dos organizaciones”.

El Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015 también documenta que no se elaboraron finiquitos de 19 proyectos apoyados por 179 millones 429 mil 700 pesos; así como la “falta de comprobación de la aplicación de los recursos otorgados a beneficiarios” por 12 millones 487 mil 100 pesos.

A principios de febrero, Contralínea documentó la entrega de 1 mil 300 millones de pesos a la clase empresarial del sector agropecuario por parte de la administración de Enrique Peña Nieto.

 “Preferiríamos que los recursos [que se inyectan a los agroparques] se fueran al sector social campesino”, comenta Carlos Matuk López de Nava, líder de la Confederación Nacional Campesina en Durango, quien además comenta que el campo sobrevive inmerso en una grave crisis económica: “En este momento, es fundamental que los programas tengan un objetivo claro y el apoyo al sector social, pero sobre todo que sean puntuales en la entrega de los recursos. Hay mucha inquietud y molestia por parte de la sociedad y el campesino no es la excepción” (Contralínea 525).

Érika Ramírez

 

Comments

comments

One Comment

  1. 1951francizcovilla / febrero 24, 2017 at 3:14 pm

    mas de lo mismo, del régimen k no se harta???

Comments are closed.