Autor:

Twitter busca mejorar la experiencia de sus usuarios, pues muchos de ellos consideraban molesto o por lo menos no le encontraban sentido a las notificaciones de que su cuenta había sido agregada a una lista. Es habitual que si la cuenta se trata de una revista, las alertas muestren que intentó eliminar dichos avisos y regularmente la lista tendrá un nombre como revistas o noticias.

Mediante la cuenta @TwitterSafety, la empresa avisó el 13 de febrero a las 3 de la tarde que los usuarios dejarían de recibir esos avisos. Ese mismo día, 2 horas después, a través de la misma cuenta anunciaba que, haciendo caso a los comentarios de los usuarios, regresaban la misma configuración.

Fueron más quienes querían saber si alguien los agregaba a una lista y sobre todo enterarse del nombre de dicha lista, pues con el puro nombre podrían saber si alguna persona peligrosa o perteneciente a algún grupo peligroso de personas los está siguiendo.

No es lo mismo que te siga una persona que se dice amante de los animales a que te siga un grupo que odia a los latinos y que su lista se llame latinos en Arizona, en estos momentos de redadas antiinmigrantes, sólo por dar un ejemplo.

Otras empresas tecnológicas que tratan de protegerse ante la reacción de los usuarios son Disney y Alphabet, poseedora de las marcas Google y Youtube. La semana pasada, el youtuber Félix Kjellberg, conocido como PewDiePie, quien cuenta con más de 50 millones seguidores o suscriptores a su canal, tuvo la “ocurrencia” de subir nueve videos con chistes antisemitas y a favor del racismo. A pesar de ser famoso por ser irreverente, sus acciones además de críticas le han costado que la empresa Disney (que también arrastra la imagen de un fundador con ideas antisemitas) cancelara su contrato; además, Youtube lo sacó de Youtube Red y del programa Google Preferred, que ofrece más ganancias que a los usuarios normales.

Los videos se realizaron utilizando a su vez el sitio web Fivver (establecido en Israel), en el que los usuarios pueden conseguir trabajos aleatorios y temporales. El trabajo solicitado era mostrar en videos algunos letreros como: “muerte a todos los judíos”. Se justificó diciendo que se trataba de una broma que salió mal. Pocos le creyeron, entre ellos las empresas que le daban ganancias. Sin embargo, Youtube no lo sacó completamente de su plataforma, sólo lo eliminó del programa preferencial, lo que aún no genera incomodidad. Algunos grupos que cuentan con espacio en sitios web dicen que Félix es uno de ellos y se declaran como sus “seguidores”.

A diferencia de éstas, una empresa que ha escuchado más a los anunciantes que a sus usuarios es Facebook. Seguro has notado que nuevamente los videos se reproducen automáticamente. Pensabas que ya habíamos superado la situación, fueron muchas las quejas de los usuarios porque los videos comenzaban a reproducirse de forma automática sin hacer clic, sobre todo porque significaba que el fragmento inicial del video se descargó sin haberlo solicitado. Si sucedía en un teléfono significaba un gasto no considerado y los videos son de lo que más datos consume.

Facebook hizo caso y dio instrucciones para desactivarlo, pero no trabaja para los usuarios, por si es lo que pensabas: los usuarios trabajan para la red social, subiendo contenido en todo momento y permaneciendo y navegando en sus líneas de tiempo, interactuando, comentando o compartiendo publicaciones y sobre todo viendo publicidad. La publicidad es la jefa del negocio y si dice que los videos publicitarios sin sonido no tienen sentido y pide que se vuelvan a activar, es lo que pasará.

Obviamente habrá ciertos pasos a seguir para lograr desactivarlos, sin embargo la gran mayoría de los usuarios no saben hacerlo y no los desactivarán. Algunas empresas escuchan a los usuarios, otras a los anunciantes.

Gonzalo Monterrosa

[Sociedad Beta]

 

 

Contralínea 527 / del 19 al 25 de Febrero 2017

Comments

comments