Autor:

En el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 se estableció un recorte de más de 5 mil 594 millones 640 mil pesos al gasto en seguridad nacional, cuyo objetivo es “mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado mexicano”

Según el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) –encargado de realizar el trabajo de inteligencia civil para el Estado mexicano–, por amenazas a la seguridad nacional se entienden “los fenómenos intencionados generados por el poder de otro Estado o por agentes no estatales, cuya voluntad hostil y deliberada pone en peligro los intereses permanentes tutelados por la seguridad nacional, en parte o en todo el país, y cuestionan la existencia del mismo Estado”.

Respecto de los riesgos, indica que “se trata de una condición interna o externa generada por situaciones políticas, económicas, sociales o agentes no estatales, así como por desastres naturales, de origen humano o epidemias, que sin tener carácter de amenazas pudieran poner en entredicho el desarrollo nacional”.

No obstante la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, mientras que en 2016 el gasto fue de 89 mil 45 millones 970 mil, este año ascenderá a 83 mil 451 millones 330 mil.

La afectación se resintió en las cuatro instituciones involucradas en la salvaguarda de esta materia: las secretarías de la Defensa Nacional, de Marina Armada de México, la Presidencia de la República y el Cisen.

En el caso de la Secretaría de la Defensa Nacional, el recorte fue de 3 mil 545 millones 520 mil pesos; para Marina, el decremento suma 1 mil 438.43 millones; y en el caso de la “inteligencia para la preservación de la seguridad nacional” –que realizan el Cisen y, en menor medida, la Presidencia–, fue de 610.7 millones de pesos.

Nancy Flores