Autor:

Una célula del anarquismo insurreccionalista reivindicó un ataque explosivo-incendiario en la Ciudad de México. Los hechos se registraron la madrugada del pasado 2 de febrero en una sucursal del banco Citibanamex, ubicado en la delegación Coyoacán, pero hasta este día la organización clandestina se adjudicó la embestida.

Ataque explosivo en sucursal de Citibanamex, reivindicada por Anarquistas Clic para tuitear

La Célula Incendiaria Gatxs Nocturnxs y Brujxs Malvadxs dice pertenecer a la Federación Anarquista Informal y al Frente Revolucionario Internacional. Mediante un comunicado, el grupo explica su modus operandi: “La madrugada del 2 de febrero del año en curso, concentramos nuestra inconformidad dentro de un bidón con 8 litros de material altamente inflamable, en combinación con material explosivo y un detonador de lo más simple. Lo colocamos justo en medio de dos cajeros automáticos, en la sucursal de Citibanamex ubicada sobre Eje 10 esquina con calle Xocoyoacan; causando daño total a ambos cajeros con sus respectivos billetes, ahora calcinados. La sucursal al parecer permanecerá cerrada algunas semanas”.

En efecto, los medios de comunicación de la Ciudad de México informaron en el transcurso de ese día que alrededor de las 3:00 horas la policía de la ciudad se movilizó ante una emergencia en la esquina del Eje 10 Sur y Xocoyoacan, en perímetro de la colonia Pedregal de Santo Domingo.

Los anarquistas insurreccionalistas dicen que eligieron como blanco a una sucursal de Citibanamex porque “Citigroup es la mayor representación del asqueroso imperialismo: los bancos, los santuarios del capital. Y nostrxs, la consecuencia de su asqueroso sistema. Cada día más conscientes y afines a la lucha por la libertad”.

Asimismo, señalan que su atentado también se realizó en protesta por el encarcelamiento de dos anarquistas, “compañeras [que] fueron acusadas de atraco en Aachen, Alemania”.

De acuerdo con información del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), obtenida por Contralínea, desde que Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia de la República y hasta 2016, la insurrección anarquista había concretado más de 40 “acciones directas violentas”. Los blancos de estos ataques han sido oficinas gubernamentales, bancos, centros comerciales y megaobras. Las modalidades de dichos ataques son enfrentamientos armados, explosiones, incendios, sabotajes, destrucciones y boicots.

El organismo de inteligencia civil del Estado mexicano señala que suman más de 50 los grupos del insurreccionalismo anarquista y que operan, principalmente, en la Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco, Oaxaca y Baja California.

De acuerdo con la Agenda Nacional de Riesgos, documento que elabora el propio Cisen con información de todas las dependencias de seguridad nacional, el anarquismo insurreccionalista ocupa el tercer nivel de atención prioritaria, sólo por debajo del narcotráfico y las movilizaciones sociales.

Por considerarlo de interés de los lectores, se reproduce de manera íntegra el comunicado, publicado originalmente en https://es-contrainfo.espiv.net/2017/02/09/ciudad-de-mexico-ataque-explosivo-incendiario-en-solidaridad-con-las-presas-de-aachen/.

Ciudad de México: Ataque explosivo-incendiario en solidaridad con las presas de Aachen

Razones para luchar, nos sobran. Nosotrxs hemos caído en cuenta de la necesidad de accionar directamente contra el Capital, cada vez encontramos más motivos para seguir luchando. Hace unas semanas, por ejemplo, unas compañeras fueron acusadas de atraco en Aachen, Alemania; y entendiendo el debido proceso burocrático de la “legítima justicia” de la burguesía, se les privó de la libertad. No debemos olvidar como ya mucho se ha mencionado en estos espacios de difusión, que la expropiación es una acción justa, directa y parte de la historia de todo movimiento revolucionario. Haciendo énfasis en la consigna: “¿Qué delito es expropiar o incendiar un banco, comparado con fundarlo?”

La rabia y el enojo, nos han hecho más fuertes. Ya no podemos darnos el lujo de permanecer en la pasividad y el confort condicional que nos aprisiona en una “realidad” impuesta por un grupo de asesinxs.

La madrugada del 2 de febrero del año en curso, concentramos nuestra inconformidad dentro de un bidón con 8 litros de material altamente inflamable, en combinación con material explosivo y un detonador de lo más simple. Lo colocamos justo en medio de dos cajeros automáticos, en la sucursal de CitiBanamex ubicada sobre Eje 10 esquina con calle Xocoyoacán; causando daño total a ambos cajeros con sus respectivos billetes, ahora calcinados. La sucursal al parecer permanecerá cerrada algunas semanas.

Citigroup es la mayor representación del asqueroso imperialismo. Los bancos, los santuarios del Capital. Y nostrxs, la consecuencia de su asqueroso sistema. Cada día más conscientes y afines a la lucha por la libertad.

Así bien, por nuestra parte, nos solidarizamos con las compañeras presas en Alemania. Como con los compañeros Luis Fernando Sotelo y Fernando Bársenas.

¡Ni culpables, ni inocentes!

¡Presxs en guerra, a la calle!

¡Que ardan los muros de las prisiones!

Contra el Estado, el Capital y toda forma de autoridad.

F.A.I. F.R.I.

Célula Incendiaria Gatxs Nocturnxs y Brujxs Malvadxs

Zósimo Camacho