Autor:

Pequeños y medianos productores del campo deben ser incluidos en las consultas y renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y no sólo a las cúpulas empresariales agrupadas en el Consejo Coordinador Empresarial, exigió el director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), Víctor Suárez.

A través de un comunicado informó que, después de que el presidente Enrique Peña Nieto anunciara la realización de un proceso formal de consultas —impuesto por la presión de Donald Trump y no como respuesta a las demandas históricas de diversos sectores productivos y sociales del país—, reproduce la mecánica de consulta que impuso el entonces presidente Salinas de Gortari para la negociación del TLCAN, en la cual únicamente se tomaron en cuenta los intereses de las grandes corporaciones y se excluyó al sector de los pequeños y medianos productores de granos básicos.

Por tanto, el líder de los productores de granos básicos —sector que representan más del 60 por ciento de la producción de maíz, frijol, trigo, arroz y sorgo—, demandó al gobierno federal y al senado de la República su inclusión formal en las consultas y renegociación del capítulo agropecuario del TLCAN.

El director ejecutivo de la ANEC declaró: “Es injusto y antidemocrático. Sería un grave error volver a excluir a los pequeños y medianos productores de granos de básicos en las consultas toda vez que representan más de 4 millones de productores y son responsables de más del 60 por ciento de la producción  nacional de dichos alimentos, a pesar de los impactos negativos de dicho tratado y del abandono gubernamental de los últimos 25 años”.

Por último dijo: “Las consultas simuladas, con participación de sectores afines y donde participen solo amigos, en nada ayuda a fortalecer los procesos democráticos que necesita este país y que permitirán construir un horizonte de largo plazo para que este país logre la erradicación de la pobreza y la desnutrición de los pobladores rurales y de las ciudades. Además de que, repetir estos procesos sería violatorio de los artículos 5, 11 y 12 de la Ley sobre la Aprobación de Tratados Internacionales en Materia Económica que habla sobre la Información del ejecutivo al Senado sobre negociaciones formales, la participación de las organizaciones empresariales y ciudadanas”.

La ANEC es una organización con más de 20 años de trabajo en modelos alternativos de producción, financiamiento y comercialización de granos básicos con base en la organización económica de pequeños y medianos productores a nivel local, regional, estatal y nacional.

En su más reciente edición, Contralínea documentó la entrega de más de 1 mil 300 millones de pesos a favor de la clase empresarial del sector agropecuario, por parte de la administración de Enrique Peña Nieto. Los proyectos han fracasado, según reporta la ASF, o han sido asignados a sus allegados, como es el caso del priísta Jesús Vizcarra Calderón, dueño de SuKarne (edición 525 http://bit.ly/2kTR3u2).

Érika Ramírez