Autor:

En menos de una semana dos mineras extranjeras incrementaron a 39 el número de conflictos que hay en el país por el extractivismo de minerales preciosos (oro y plata, principalmente).

Se trata de la estadunidense, Gold Resource Corporation —suspendida temporalmente por la muerte de dos trabajadores en un lapso de ocho días— y la canadiense Panamerican Silver, a quien habitantes de la comunidad zacatecana La Colorada, municipio de Chalchihuites, denunciaron de despojo.

De esta última, ex trabajadores de la minera denunciaron que esa compañía los “desalojó ilegalmente de sus casas, después de acosarlos y amenazarlos durante dos años”, se informó a través de los medios de comunicación.

Datos del Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL) indican que hasta 2015 se tenían registrados 37 casos en México. El más reciente, relacionado con la empresa Samalayuca Cobre, SA de CV, proyecto instalado en una de las Áreas Naturales Protegidas de la Sierra de Samalayuca, en Chihuahua.

El estudio Conflictos Mineros en América Latina: Extracción, Saqueo y Agresión, elaborado por el OCMAL, indica que un aspecto que ha acompañado la expansión de la minería en América Latina ha sido el de los conflictos, “que pueden ser definidos como territoriales: no hay minería sin el control de grandes extensiones de tierras y sin el control de recursos hídricos y otros bienes naturales, que antes de que llegue la minería han estado manejados por las poblaciones que se ven amenazadas por esta actividad.”

Érika Ramírez

 

Comments

comments