Autor:

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hace un llamado a las autoridades de la Secretaría de Educación Pública, encabezada por Aurelio Nuño, para que se evite cualquier violación de los derechos humanos y se considere “el interés superior de la infancia y adolescencia”, luego de que se instrumentara el operativo “mochila segura”, tras los hechos de violencia ocurridos en Nuevo León.

La mañana del pasado miércoles, tres alumnos y una maestra fueron heridos en un salón de clase por otro estudiante en el en el Colegio Americano del Noreste, quien también atentó contra su vida, con un arma calibre 22.

A través de su comunicado 027-2017 indica que hace el llamado ante la necesidad de garantizar un entorno seguro y pacífico en las instituciones y centros educativos del país, y prevenir que se repitan hechos de violencia como los ocurridos en el estado de Nuevo León, sin afectar los derechos de las niñas, niños y adolescentes que estudian en los mismos.

Subraya la necesidad de que “las medidas referidas tomen en cuenta la opinión y propicien la participación en las mismas de los padres de familia o tutores de los alumnos, garantizando del mismo modo, de conformidad con lo previsto en el Capítulo Décimo Quinto de la Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes que los propios alumnos sean efectivamente escuchados y tomados en cuenta, por tratarse de un asunto de su interés”.

La CNDH, a cargo de Luis Raúl González Pérez, resalta que “no puede desatenderse por parte de las autoridades de los distintos niveles y órdenes de gobierno, la necesidad de fortalecer las medidas de prevención para erradicar la violencia y construir una cultura de respeto y paz en nuestra sociedad, lo cual requiere que se contemplen los recursos necesarios para que la prevención y la vigencia de los derechos de la niñez y adolescencia sea posible”.