Autor:

19 de enero de 2017. El asesinato del ambientalista y defensor de derechos humanos Isidro Baldenegro López, indígena del pueblo rarámuri, indignó nuevamente a la comunidad internacional. Por ello, el relator especial de la Organización de Naciones Unidas sobre la Situación de los Defensores de Derechos Humanos, Michel Forst, condenó el crimen.

Al lado de otros indígenas, Baldenegro López luchó hasta su fin por la defensa de la Sierra Tarahumara y contra los taladores clandestinos. Aunque se desconoce la fecha exacta de su asesinato, este ocurrió entre el 14 y 15 de enero pasado, en la comunidad de Coloradas de la Virgen, ubicada en el municipio de Guadalupe y Calvo, Chihuahua.

De acuerdo con versiones de testigos, los asesinos del defensor de los derechos ambientales habrían matado a otros indígenas de la región.

A través de un comunicado, la Relatoría Especial de la Organización de Naciones Unidas sobre la Situación de los Defensores de Derechos Humanos recordó que la actividad de defensa pacífica de Baldenegro ante la tala ilegal de los bosques rarámuris fue reconocida internacionalmente en 2005, con el Premio Goldman.

“Estoy profundamente conmocionado por el asesinato a sangre fría de Isidro, quien tan sólo deseaba para su comunidad la preservación de los bosques tradicionales en la Sierra Tarahumara”, declaró el relator Forst.

Actualmente, el representante de la ONU se encuentra en México de visita oficial para documentar, precisamente, las condiciones en las que se encuentran los defensores y activistas mexicanos.

“Lamentamos la trágica pérdida de un defensor indígena comprometido y altruista. La muerte de Isidro deja un doloroso vacío no sólo en su comunidad, sino en el movimiento global de los derechos humanos”, señaló el relator.

Durante una reunión oficial, ayer el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, y el relator de la ONU condenaron de forma conjunta “el indignante y absurdo asesinato del defensor ambientalista Isidro. Se trata de un trágico recordatorio de los peligros y riesgos que enfrentan defensoras y defensores indígenas en Chihuahua”.

Ambos coincidieron en la importancia de investigar inmediata y efectivamente el crimen.  “Humildemente me solidarizo con la familia de Isidro y con su comunidad”, concluyó Forst.

El bosque comunal de Coloradas de la Virgen, que Baldenegro defendió a lo largo de su vida, se encuentra en litigios por el territorio y la tala de árboles. En la Sierra Tarahumara se ha documentado presencia de organizaciones criminales que acosan a los cuatro pueblos originarios que allí radican.

Nancy Flores

Tags: