Autor:

I. La modernización económica peñista trae vientos que apestan al Santa Anna aquel que usó el presidencialismo para vender al país, con las privatizaciones de entonces: la mitad del territorio. Ahora, Petróleos Mexicanos (Pemex) y todos los pozos petroleros, incluso los por descubrir. Ya no es “el petróleo que nos escrituró el diablo”. A menos que el diablo sean los inversionistas apuntados para comprarlos y se los escrituró el peñismo; simultáneamente a que la élite en el poder use el Estado laico como alfombra (¿es cierto don Miguel de Cervantes Saavedra que “detrás de la cruz está el diablo”?). Los demonios antinacionales están sueltos y la nación debe ponerse en guardia contra quienes han pisoteado sus principios republicanos y democráticos, interrumpiendo la vigencia de la Constitución. Así que hemos de volcarnos en los documentos que amparan hechos históricos de los mexicanos. Trece de los cuales integran el libro El sitio de Querétaro, cuando se intentó privatizar al país a una monarquía como la del ingenuo Maximiliano, a quien el pueblo y sus dirigentes derrotaron para afianzar las libertades trasladadas de la Constitución de 1857 a la Constitución de 1917.

Ex-librisII. En el libro de JH Plum: La muerte del pasado, el autor nos dice: “Esperemos, sobre todo, que no renazca el pasado, como el ave Fénix, de sus propias cenizas, para justificar una vez más lo que tantas veces ha justificado ya: la opresión y la explotación de hombres y mujeres, los terrores con que se atormenta o la desesperanza con que se les paraliza”. Y es lo que amenaza a nuestro país si no conocemos nuestra historia para armarnos de conocimientos y con éstos enfrentar el presente. El sitio de Querétaro es el repaso de “una historia donde siempre hay elementos de sorpresa”. Con amenazas externas como ayer Maximiliano, y hoy Donald Trump. Son los apuntes históricos del sitio de Querétaro, por el ilustre Sóstenes Rocha. El informe del gran estratega: Mariano Escobedo. El memorándum del juicio a Maximiliano. El informe de su proceso, su defensa legal y la ley del 25 de enero de 1862, por la que es juzgado quien como dice el historiador y periodista Gastón García Cantú, nunca fue emperador de México, porque Juárez era el presidente de la República.

III. Son documentos recopilados por Daniel Moreno (1919-1995), quien tiene en su haber no menos de 15 libros sobre la historia liberal-democrática y republicana de México. La sanción de muerte por fusilamiento a Maximiliano, es la consolidación del incipiente republicanismo y democracia constitucional, por las que habían luchado el pueblo y los dirigentes nacidos de la Gloriosa Revolución de Ayutla que reivindicó los ideales y principios de Hidalgo y Morelos, en lo que sería el inicio del duro proceso interrumpido por un porfiriato vencido por la Revolución de 1910, a cuyo final se creó la Constitución de  1917, que reformó la de 1857. Es la documentación del rescate del país por obra de los mexicanos, a partir de la llegada del seudoemperador; de 1864 hasta 1867, para darnos una perspectiva de aquella época que puso a prueba la resistencia y heroísmo mexicanos. Y la voluntad de un político en calidad de estadista: Juárez; con un grupo que manejó tanto las armas como la pluma en defensa del país; y al darles lectura afianzamos el haz de libertades heredadas y constantemente renovadas. En casi 300 páginas leemos lo que fue defender un país, otra vez sometido a nuevas pruebas por otros sitios queretanos: el autoritarismo político, el neoliberalismo económico y el regateo de los derechos humanos.

Ficha bibliográfica:

Autores:          Escobedo, Rocha, etcétera

Título: El sitio de Querétaro

Editorial:         Porrúa, Sepan cuántos, 81

[BLOQUE: MISCELÁNEO][SECCIÓN: EX LIBRIS]

Contralínea 520 / del 01 al 07 de Enero 2017

contralinea-520-m