Autor:

Centenares de ciudadanos marcharon por la costera Álvaro Obregón del puerto de La Paz, Baja California Sur. La protesta culminó con un multitudinario mitin contra el gobierno del estado en el kiosko del malecón. Al mismo tiempo, en Ciudad de México decenas de estudiantes se manifestaban en el monumento a la Revolución y a las afueras del Palacio de Bellas Artes. Las consignas fueron contra el cierre de la Casa del Estudiante Sudcaliforniano, que hasta este año y durante décadas habían mantenido en funcionamiento diversos gobiernos estatales; para albergar y apoyar a los estudiantes de licenciatura y posgrado matriculados en la capital del país.

La protesta del domingo pasado se suma a otras manifestaciones de inconformidad con el gobierno estatal de Carlos Mendoza Davis, que ha anunciado el cierre del albergue estudiantil, aduciendo daño en la estructura del inmueble “de alto riesgo para los estudiantes”. La “justificación” ha generado controversia con las autoridades de la Delegación Iztapalapa en la Ciudad de México, cuyo departamento de Protección Civil ha reiterado recientemente un dictamen de 2014 en el que determinó un ligero daño en el edificio que no representa riesgo para sus habitantes. Declaraciones desestimadas por funcionarios estatales de Baja California Sur.

La reacción ciudadana ante el intento de cierre de La Casa del Estudiante se ha incrementado desde que, en el desfile del 16 de septiembre en La Paz, agentes estatales y municipales uniformados y vestidos de civil reprimieron a padres de los estudiantes y ciudadanos que se manifestaban con pancartas.

Roberto Galindo

Comments

comments