Autor:

En materia de seguridad nacional, sigue en picada el presupuesto para los civiles y se mantiene para los militares. En 2 años, los servicios de inteligencia civil verán reducir su presupuesto en casi 63 por ciento. Para los organismos castrenses, la disminución es marginal, de menos de 4 por ciento. De manera global, el sector no debería sufrir por falta de recursos. De hecho, podría considerarse privilegiado, luego del recorte anunciado para toda la economía nacional y del negro panorama que se avizora para 2017.

zona-cero-506-a

La Propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año contempla entregar a los organismos de defensa y seguridad nacionales casi 100 mil millones de pesos. La suma de los montos que recibirían las tres principales dependencias del rubro alcanza los 98 mil 567 millones 860 mil 541 pesos. Se trata de 4 mil 357 millones 215 mil 859 pesos menos que el año que transcurre. Recordemos que para este 2016 le fue asignada a todo este sector la suma de 102 mil 925 millones 76 mil 400 pesos.

El recorte, de alrededor del 4.23 por ciento, es importante; pero ni de lejos, como el que se anuncia para otros rubros: cultura (30 por ciento); sector agropecuario (29 por ciento), salud (10.8 por ciento); educación (10.6 por ciento)…, por ejemplo. En medio del desastre económico, con claridad se muestra que son más importantes en este momento, para el gobierno de Enrique Peña Nieto, las labores de “protección” al Estado mexicano que el desarrollo social y el resguardo de los derechos básicos de la población.

Las dependencias encargadas directamente de la defensa y seguridad nacionales son la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen). Otras dependencias también participan de manera indirecta o sólo parte de ellas tienen incumbencia en la protección del Estado mexicano (el Estado Mayor Presidencial, algunas áreas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Procuraduría General de la República, el Instituto Nacional de Migración, la Policía Federal o, incluso, la Secretaría de Relaciones Exteriores).

Según la propuesta de gasto del Poder Ejecutivo, elaborada por la Secretaría de Hacienda y entregada a Cámara de Diputados para su discusión y aprobación, de las dependencias de seguridad y defensa nacionales el Cisen sería la más castigada. Recibiría para el próximo año 2 mil 823 millones de pesos. Con ello, el organismo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación encargado de los servicios de inteligencia civil del Estado mexicano dispondría de 450 millones 200 mil pesos menos que en 2016, pues para este año le fueron asignados 3 mil 273 millones 200 mil pesos. La reducción sería del 13.75 por ciento.

Pero debemos recordar que, con respecto de 2015, el Centro ya había tenido una reducción presupuestal importante: de 4 mil 342 millones 930 mil pesos. Sí,  para el tercer año de gobierno de Enrique Peña Nieto le fueron aprobados recursos por 7 mil 616 millones 130 mil pesos. La reducción de 2016 con respecto de 2015 fue de 57 por ciento. Entonces, entre 2015 y 2017 la reducción para el organismo que dirige desde Texas Eugenio Ímaz Gispert (donde se encuentra luchando contra el cáncer, según han informado varios periódicos que se editan en la Ciudad de México), sería de 4 mil 793 millones 130 mil pesos: el 62.93 por ciento. El organismo civil de inteligencia, a mitad de sexenio, así va: sin director y sin proyectos.

La Sedena es la entidad administrativa que más gasta en la “protección” de la nación. Para 2017, según la propuesta que todavía tiene que ser aprobada por los diputados, se le asignarán 69 mil 407 millones 968 mil 44 pesos. En este año que transcurre gastará 72 mil 250 millones 719 mil 526 pesos. La reducción es de 2 mil 842 millones 751 mil 482 pesos: el 3.93 por ciento.

Esta secretaría es la encargada de organizar y administrar a dos de las tres Fuerzas Armadas Permanentes del Estado mexicano, la de tierra y la de aire: el Ejército Mexicano y la Fuerza Aérea Mexicana.

Por su parte, la Semar es la encargada de organizar y administrara a la fuerza del mar: la Armada de México. En 2016 dispone de 27 mil 401 millones 156 mil 874 pesos. Ahora el Ejecutivo federal propone que para el próximo año cuente con 26 mil 336 millones 892 mil 497 pesos: serían 1 mil 64 millones 264 mil 377 pesos menos: la reducción podría ser del 3.88 por ciento.

Fragmentos

¿Ahora resulta que se debe reducir todo el gasto público en casi 240 mil millones de pesos? ¿Conque ahora tendremos el presupuesto más austero de toda la historia? ¿Y qué pasó con sus reformas estructurales impulsadas por todos los partidos políticos del Pacto por México? ¿No que haber entregado la electricidad y el petróleo a las trasnacionales era lo correcto para “crecer”, crear empleos y mejorar la economía de las familias? Por el contrario, se cumple lo que dijeron los críticos de las reformas: que de llevarse a cabo, sólo profundizarían la crisis, la pobreza, el desempleo y la indigencia. Otra vez, los neoliberales nos engañaron. Y, otra vez, los críticos tenían razón… Este viernes se cumplen 51 años del inicio de la lucha guerrillera moderna en México. El asalto al cuartel militar de Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965, inició una guerra popular prolongada con varios actores, algunos en armas y vigentes hasta el día de hoy. Para la reflexión, las razones de las distintas expresiones de la lucha armada en el México de estos días.

Zósimo Camacho

[BLOQUE: OPINIÓN][SECCIÓN: ZONA CERO]

Contralínea 506 / del 19 al 24 de Septiembre 2016

contralinea-506-m

Comments

comments