Autor:

La Policía Federal (PF) operó la ejecución arbitraria de 22 civiles y la privación de la vida de otras cuatro personas más después del enfrentamiento armado en Tanhuato, Michoacán, en mayo de 2015: torturó a dos de las personas detenidas, mintió en los informes que presentó, manipuló siete cuerpos, sembró armas a 16 cadáveres, quemó dos cuerpos y una persona más fue quemada con vida; por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PJGE) de Michoacán incurrió en irregularidades en la descripción del lugar de los hechos y en las necropsias. Esto reveló un informe presentado ayer por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El 22 de mayo de 2015, un enfrentamiento en el Rancho del Sol dejó un saldo de 42 civiles y un miembro de la PF muertos. El informe concluye que hubo manipulación de los hechos e irregularidades por parte de las autoridades, quienes, en la versión oficial del caso, señalan que se trató de un enfrentamiento armado entre fuerzas federales y miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La PF informó que, entre las 8:00 y las 8:30 horas del 22 de mayo, una camioneta blanca detonó armas de fuego en contra de un convoy de la dependencia y se inició una persecución de la misma que concluyó cuando el vehículo ingresó al Rancho del Sol y se estrelló contra un árbol, lo cual dio pie al enfrentamiento armado.

Sin embargo, la CNDH concluyó que la institución falseó la información desde estos argumentos: informó que los hechos ocurrieron entre las 6 y las 7 horas y terminó entre las 9 y las 9:45, también determinó que la camioneta blanca no presentó daños de colisión con el árbol, lo cual contradice la versión oficial. Asimismo, informó que la PF tuvo 4 horas para manipular el lugar de los hechos ya que la PGJE acudió al lugar hasta las 2 de la tarde.

El organismo de derechos humanos determinó que las 22 personas ejecutadas arbitrariamente recibieron los disparos a una distancia mayor a 90 centímetros y 13 de ellos se encontraban de espalda respecto de sus victimarios.

A las 8:30 acudió al lugar el helicóptero y cinco personas recibieron disparos por parte de la tripulación de dicho helicóptero. Además, detonó 4 mil proyectiles en contra de una bodega, los cuales provocaron que se incendiara, el informe señala que “la cantidad de disparos hacia la bodega constituyó una demostración innecesaria de capacidad letal que derivó en un uso excesivo de la fuerza que privó de la vida a la persona que se encontraba en su interior”. Por otro lado, la CNDH no pudo determinar las causas de la muerte de 15 personas más.

La CNDH emitió la recomendación 4VG/2016, que contiene ocho puntos, dirigida al comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia, y al gobernador del estado, Silvano Aureoles. Concluye que se cometieron graves violaciones a los derechos humanos e insta a las autoridades a la reparación de los daños y a la iniciación de investigaciones para determinar las responsabilidades correspondientes.

Karen Carrillo

Comments

comments