Autor:

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) evaluó que las estaciones migratorias tienen condiciones para estancias no mayores a 2 semanas, pero halló que los solicitantes de asilo pasan regularmente 3 meses en las instalaciones. Y cuando sus casos se complican, llegan a ser detenidos por 6 o 7 meses.

Arantxa Su López

La ACNUR solicitó acceso a los centros de detención para monitoreo regular. Nueve de los 12 países, incluyendo México, le permitieron acceso a todos los centros de detención. En el caso de México, la ACNUR especifica que el acceso a todas las estaciones migratorias fue otorgado, pero tuvieron dificultades para acceder a todas las partes de algunas estaciones, lo que les impidió asegurar monitoreo adecuado de las condiciones de detención, aclara en Beyond Detention, su último reporte de progreso.

De acuerdo con el Plan de Acción Nacional (NAP, por su sigla en inglés) desarrollado bajo la Estrategia Global de ACNUR para México, la detención de migrantes disminuye significativamente el acceso al sistema de solicitud de asilo, sobre todo porque el proceso de solicitud es prolongado, no existen alternativas a la detención y los centros de detención son inadecuados para estancias de larga duración, especialmente en el caso de los niños.

La ley en México prevé la detención en estaciones migratorias de todo adulto que sea descubierto como migrante irregular en el país. En el caso de los niños migrantes, deben ser canalizados al Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia (Dif). Para evitar la detención, la ley determina que se debe hacer una solicitud de asilo directamente en las oficinas de la Comar (en la Ciudad de México, Tapachula o Acayucan) o en una  oficina de regularización del Instituto Nacional de Migración (INM), de lo contrario, los solicitantes son detenidos hasta que concluya el proceso.

La ACNUR reporta que el número de solicitudes de asilo aumentó en 2015 y 2016. Se registraron 3 mil 423 solicitantes de asilo en 2015, esto representa un aumento de 162 por ciento respecto a  2013.

De acuerdo con el reporte de progreso de México en el primer semestre de 2016, los solicitantes de asilo permanecen detenidos durante todo el procedimiento, por lo que las solicitudes suelen ser retiradas. Ante esto, los grupos vulnerables como familias con niños, la comunidad lésbico, gay bisexual, transexual e intersexual (LGBTI), sobrevivientes de violencia, mujeres en riesgo y niños migrantes que viajan sin compañía o separados quedan en una situación vulnerable.

En 2015 fueron detenidas más de 190 mil personas por motivos relacionados a la migración. Dentro de esa cifra se incluyen por lo menos 818 solicitantes de asilo y alrededor de 35 mil 700 niños migrantes, a pesar de que legalmente su detención no está permitida. En 2013 fueron detenidos 9 mil 630 niños, en 2014 aumentaron a 23 mil 96 las detenciones de menores.

Los niños migrantes sin compañía, especialmente los provenientes del Triángulo Norte de Centroamérica son deportados sin que se haga una evaluación adecuada de las medidas de protección internacionales que necesitan, de acuerdo con el reporte de progreso. La ACNUR espera que con la aplicación de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que prevé la creación de una procuraduría de protección, la cual desarrollará planes individuales de protección para los niños, esta situación mejore.

La Estrategia Global de ACNUR se desarrolló durante sus primeros 2 años en 12 países: Estados Unidos, Canadá, Hungría, Indonesia, Israel, Lituania, Malasia, Malta, México, Tailandia, Reino Unido y Zambia. Fueron seleccionados considerando diversidad regional y temática, tamaño e implicaciones del problema, las probabilidades de que se lograra un impacto durante los primeros dos años y recursos humanos y financieros.

El Plan de Acción Nacional (NAP, por su sigla en inglés) para México fue desarrollado por la ACNUR en colaboración con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) y la International Detention Coalition (IDH, por su sigla en inglés).

Arantxa Su López

Tags: