Autor:

Los pueblo indígenas de México se enfrentan a la imposición de diversos proyectos en sus propias tierras;  las empresas mineras, por ejemplo, controlan cerca de una tercera parte del territorio mexicano, y de este un 20 por ciento corresponde a los territorios indígenas; a ellas se suman los parques generadores de energía eólica; los proyectos para la extracción de hidrocarburos; los de comercialización del agua –el alimento indispensable para la vida-, y las industrias interesadas en apropiarse de la biodiversidad.

Comments

comments