Autor:

El Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) hace un llamado al magisterio y el pueblo, tanto oaxaqueño como de todo el país, para unificar esfuerzos contra la reforma educativa, que considera punta de lanza de la guerra del gobierno contra el pueblo. También se dirige a las organizaciones defensoras de los derechos humanos para que denuncien “todas las atrocidades del Estado mexicano”.

Convoca a sus militantes y combatientes a ejercer la autodefensa, estar en alerta general y en disposición de combate. En cuanto a otras organizaciones político-militares, los invita a brindar solidaridad a la lucha del pueblo de Oaxaca, que describe como la voz rebelde del pueblo mexicano.

En el mismo comunicado dice que los hechos ocurridos en Nochixtlán y otros lugares de Oaxaca el 19 de junio consumaron “la amenaza que ya en días pasados el gobierno ha venido anunciando”.

Apunta que a pesar de la “guerra mediática” que el gobierno y “la prensa reaccionaria” han emprendido, el movimiento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ha crecido, pero ahora el gobierno “ha declarado la guerra abierta y frontalmente al magisterio disidente” con la diferencia de que ahora no es “de fusiles y balas de verdad”.

El ERPI expresa que al gobierno le “urge doblegar” a la CNTE porque se ha convertido en el foco de resistencia a las políticas neoliberales del gobierno, que sigue las políticas neoliberales del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El comunicado está firmado por la Dirección Nacional del ERPI: comandantes insurgentes Santiago, Hermenegildo y Cuauhtémoc.

Por considerarlo del interés de los lectores, Contralínea reproduce el comunicado de manera íntegra:

Comunicado Num. 43

Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente

Al movimiento magisterial popular de Oaxaca

A la CNTE y a los estudiantes

Al pueblo de Oaxaca

A los defensores de los derechos humanos

Al pueblo de México

A los pueblos solidarios del

        “La letra con sangre entra”; es la consigna del gobierno priista que encabeza Enrique Peña Nieto, la derecha y sus cómplices “izquierdistas” como Miguel Ángel Mancera que ha decretado de facto, el estado de sitio en la Ciudad de México, sumándose al nefasto fin para aplastar a los maestros  organizados en la CNTE.

         El pasado 19 de junio del presente año, fueron brutalmente reprimidos en Asunción Nochixtlan  y otras partes de Oaxaca, los maestros aglutinados en la CNTE, y ciudadanos  que se fueron sumando a sus justas demandas; con un saldo de seis personas asesinadas, veintidós desaparecidos y medio centenar de heridos de balas; con este artero crimen se consuma la amenaza que ya en días pasados el gobierno ha venido anunciando.

     A pesar de toda la guerra mediática que el gobierno y la prensa reaccionaria (televisa y tv azteca) han emprendido, en contra de los maestros de  la CNTE; su movimiento ha ido creciendo y apoyado por otros sectores de la población, principalmente en los estado de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán.

    Ante este crecimiento, el gobierno fascista mexicano, ha declarado la guerra abierta y frontalmente al magisterio disidente, pero hoy ya no solo es mediática, sino de fusiles y de balas de verdad,  que asesinaron a un pueblo inerme. Para  este gobierno autoritario, no importa el medio sino el fin; no importa la sangre derramada, los heridos, los muertos, los desaparecidos, los encarcelados (convertidos en rehenes del estado fascista) y los perseguidos, todos ellos no importan, lo  importante  es callar la rebeldía del pueblo que lucha por sus mas elementales derechos, lo que importa es poner de rodillas a todo aquel que lucha y se levanta para alzar su voz.

   Al  gobierno le urge doblegar, someter y poner  de rodillas a la CNTE, porque se ha convertido en la voz rebelde del pueblo mexicano; se ha convertido en el foco de resistencia  a las políticas neoliberales, de un gobierno lacayo, que solo sigue a las recetas de su amo el FMI; y en este momento el estado de Oaxaca es el epicentro del movimiento magisterial y popular, le apuesta al sometimiento de la CNTE en este estado y a nivel nacional. Y ahora ¿Quién sigue?, ¿Chiapas, Guerrero, Michoacán, D.F?

    Ante la situación descrita, nos dirigimos al magisterio, a todo el pueblo de Oaxaca y de la República Mexicana, a: unificar todos los esfuerzos de lucha contra la reforma educativa neoliberal, punta de lanza de la guerra del gobierno contra el pueblo. A todas las luchas populares, gremiales, autónomas y todas las formas de organización y lucha del pueblo mexicano a solidarizarse con  la lucha magisterial y popular de Oaxaca, bastión mas combativa de la CNTE. Llamamos a todas las organizaciones defensoras de derechos humanos a denunciar las atrocidades del estado mexicano.  A las organizaciones político-militares e insurgentes a brindar solidaridad (principio revolucionario) con la lucha del pueblo de Oaxaca. A nuestros militantes y combatientes, estar en alerta general y disposición de combate, para actuar bajo todas las formas posibles y el uso de todos los medios a su alcance, ejercer la autodefensa  contra las fuerzas represivas del mal gobierno.

    Mexicanos compatriotas:

    Hoy la guerra contra el pueblo  se ha agudizado y estos últimos días está en una  ofensiva policiaco-militar; compañeros  del movimiento magisterial-popular de Oaxaca, les pedimos que resistan, no están solos, su lucha es la lucha de todo el pueblo mexicano; si las fuerzas de este gobierno mafioso doblega su  resistencia, los planes  neoliberales  se  impondrán, entonces nuestros hijos y nietos no tendrán futuro, solo serán esclavos del capital, de las empresas transnacionales y del imperio.

¡Adelante compañeros! ¡A derrotar la política neoliberal del Estado mafioso!

¡Con el poder popular, el pueblo unido vencerá!

Fraternalmente

Por la dirección nacional del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente

Comandante insurgente Santiago

Comandante insurgente Hermenegildo

Comandante insurgente Cuauhtémoc

México, D.F. junio 21 del 2016.

Arantxa Su López

Comments

comments