Autor:

¿Por qué, realmente, perdió el Partido Revolucionario Institucional (PRI)? Se han buscado múltiples explicaciones desde las simplistas, que fue un voto de castigo de la Iglesia por los matrimonios homoparentales, hasta lo mal que está el país con la clase política peor evaluada, encabezada por Enrique Peña Nieto.

melendez-493-a

Pero la propaganda que les venden en Los Pinos, a pesar de sus yerros constantes y lo sesgada que está, continúa siendo tomada en cuenta por los funcionarios de dicho sitio como la mera neta. No de otra manera se entiende que días posteriores a la gran derrota priísta, el señor Aurelio Nuño siga con su ofensiva contra la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la (CNTE).

En su primer episodio, cuando iniciaron los despidos y sanciones, era muy claro que el encargado de Educación Pública ni siquiera podía hacer sumas correctas. Entonces decía que la asistencia de profesores en Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca era arriba del 93 por ciento y llegaba al 98 por ciento, según el caso. ¿Entonces para qué alarmarse si, para su realidad, la movilización había sido un auténtico fracaso?

Después de los boletines oficiales, insertados en todos los  medios (prensa, radio y televisión), supimos que existían resistencias amplias, apoyos diversos, padres ayudando a los profes y hasta alumnos que se la jugaban con sus mentores. No obstante que, dijeron, corrieron a más de 4 mil paristas, el movimiento no descendió. Al contrario, fue en aumento. Pero venían las elecciones y hubo un momento de calma.

Ahora, en este nuevo episodio, se reinicia por parte de las autoridades la misma estrategia, la cual ha sido errónea: decir que se dejará en la calle a 4 mil 500 maestros más, se encarcela a Rubén Núñez y Francisco Villalobos, de la Sección 22 (hay ocho profesores de Oaxaca en un penal de alta seguridad y tres muertos por el conflicto), se reprime en varias partes sin darlo a conocer y se intenta desacreditar la lucha magisterial.

Ahora a Núñez y Villalobos se les acusa de tener recursos de procedencia ilícita y lavar dinero. Casi lo mismo que le imputan a Elba Esther Gordillo, por lo que algunos analistas dicen que ni siquiera hay imaginación respecto a las nuevas acusaciones. Con el agravante que Juan Díaz de la Torre, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), debería estar en el bote con su madrina Elba, aunque se le perdonó con el objeto de tenerlo sumiso y cooperando.

Una de los delitos es que se robaron los de la CNTE, en 2014, 1 mil cajas de libros con 50 ejemplares (sic cansado de tanto acarrear). O sea, una vieja acusación puesta al día para tratar de sacar agua de las piedras. Esto nos recuerda los delitos que le imputaban hace años a Joaquín Hernández Galicia, la Quina, tan fantasiosos que hasta el cadáver del agente del ministerio público que tiraron  frente al domicilio del petrolero tenía días congelado en un centro de fallecidos.

En el acta levantada por la Secretaría de Educación Pública (SEP), se habla de cifras que fluctúan entre 24 y 132 millones de pesos. Entre esas cantidades hay una parte que corresponde a lavado de dinero. Algo que le resultaría risible a un narcotraficante o al banco HSBC acerca de esta complicada y redituable operación. Bueno, ni siquiera aunque Rubén y Francisco tuvieran una  cantidad mayor a la señalada,  los dejarían entrar en el círculo de oro que son los lavadores. No olvidar que en Estados Unidos –aquí no– se multó a HSBC con 1 mil millones de dólares por enjuagar dinero. No obstante un financiero inglés dijo: “Es como quitarle un pelo a un gato”. De ese tamaño es uno de los negocios más rentable del mundo.

Pero además, Nuño dijo hace más de 1 año que se habían congelado las cuotas del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), a los de la Sección 22 y por lo tanto no podrían financiarse para sus movilizaciones y seguir haciendo negocios. Pero resulta que el boteo, las cuotas de los militantes y otros apoyos hacen que esos maestros continúen activos.

Así pues, el plan de Aurelio se cae todos los días, no obstante que el funcionario es noticia de primera plana cotidianamente y aparece en todos los medios audiovisuales (¿cuánto eroga la SEP para mantener este ritmo frenético de publicidad y viajes?: pregunta abierta para el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Inai, que debe responder a la brevedad).

El anuncio anticorrupción de Nuño, por cierto, lo hizo en una escuela del Estado de México que lleva el nombre de un prócer de la decencia y la austeridad, el que también fuera profesor, Carlos Hank González. Recordar la frase de éste: “Un político pobre, es un pobre político”. Y también los miles de millones de pesos que dejó de herencia y la cantidad de empresas que fundó al amparo del negocio privado favorecido por el presupuesto público. Y no olvidar que fue investigado por lavado de dinero en Estados Unidos, mediante la operación Tigre Blanco.

Anota muy bien Luis Hernández Navarro (La Jornada, 14 de junio),  la profesora Kendy Moreno, en Coahuila, reclamó  al señor Nuño que la prueba  fuera igual en Oaxaca que en su estado, teniendo situaciones diferentes.

Plantea lúcidamente el obispo de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Felipe Arizmendi: “Maestros, adelante con verdad y justicia que les corresponde”.

Bueno, hasta los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), encabezados por Miguel Barbosa, condenan la represión a los maestros y llaman a la negociación. Y los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) plantean dudas acerca de la acción de la SEP.

Layda Sansores, en el Senado, llamó estupidez y signo de debilidad a lo realizado contra los trabajadores de la educación, y dijo que el gobierno actual está muerto de miedo por los diferentes brotes sociales.

El Movimiento Regeneración Nacional (Morena) llamó a una movilización el 26 de este mes en apoyo a la CNTE, invitación que ha sido replicada en infinidad de medios.

Nos damos cuenta, una vez más, que en realidad esta administración peñanietista es fiel a la consigna: “No entienden que no entienden”, como aseveró The Economist (23 de enero, 2015).

Jorge Meléndez Preciado

[BLOQUE: OPINIÓN][SECCIÓN: ARTÍCULO]

Contralínea 493 / del 20 al 25 de Junio 2016

contralinea-493-m

Comments

comments