Autor:

Es frecuente encontrar en los medios de comunicación información equivocada, falsa, malintencionada o manipulada para tergiversar los hechos por intereses diversos. Eso es lo que hicieron en el canal Estrella TV –operado en Estados Unidos por Liberman Broadcasting (Lenard Liberman) en sistema de cable– quién sabe con qué fines, cuando el reportero José Ávalos presenta una nota sobre un “posible golpe de Estado que se planifica en México por parte de las Fuerzas Armadas”. Afirmación absurda, por lo menos en lo que refiere a lo expuesto en dicho programa noticioso, que la propia conductora la descalifica al señalarla como “rumor”.

Miguel Badillo

oficio-490-a

En dicha nota Ávalos señala al general retirado Samuel Lara Villa de encabezar una revuelta y de que el gobierno federal ya sabe de ese plan. En un absurdo mayor, el reportero afirma que “la Procuraduría de la Ciudad de México [sic] lo ha llamado a declarar en tres ocasiones por traidor al Ejército, al hablar mal de la institución en los artículos que escribe para la revista mexicana Contralínea”.

En la misma información, se presenta un fragmento de una conferencia dada por el general Samuel Lara, como si fuera la postura que emitió para ese programa. En dicho fragmento de conferencia, el general advierte los traidores “están hoy dentro de las Fuerzas Armadas”, porque según él son los que traicionan al pueblo.

El reportero de Estrella TV dice que “las críticas del general retirado ocurren tras conocerse que el Ejército habría participado en la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero, y las masacres de civiles en Tlatlaya, Ostula y Tanuato. El general en retiro afirma que un grupo de militares ha firmado una proclama en la que desconocen al gobierno de Enrique Peña Nieto y que tratan de convencer a los oficiales en activo para que se unan al movimiento que busca derrocarlo”.

Ante esta información lanzada por Estrella TV en los primeros meses de este año y que circula desde hace varias semanas en redes sociales, en páginas de internet y en YouTube, el general Lara Villa declaró que “se trata de una imputación. La experiencia enseña que no es forma ni tiempo para adaptar ese recurso clásico de ejércitos golpistas y, en cambio, denunciamos que el PRI [Partido Revolucionario Institucional] asestó el golpe de Estado silencioso con políticos millonarios corruptos”.

Hace 14 meses (marzo de 2015) esta columna publicó que el general brigadier en retiro Samuel Lara Villa, de 82 años de edad en aquel momento y presidente de la Federación de Militares Retirados, AC, General Francisco J Mújica, había sido citado en dos ocasiones por el Ministerio Público Militar (y no por la “Procuraduría de la Ciudad de México” como dice el reportero Ávalos) bajo acusaciones de injurias y difamación por publicar diversos artículos en la revista Contralínea. En esta públicación el general ejerce su libertad de expresión y de opinión, y en ocasiones ha discrepado de la actuación de las Fuerzas Armadas y criticado la violación a los derechos humanos por parte de efectivos militares.

Esos artículos de Lara Villa molestaron mucho al secretario de la Defensa, general Salvador Cienfuegos, quien habría ordenado enjuiciarlo por difamación e injurias, pero hasta la fecha, hace ya más de 1 año, el general no ha sido citado nuevamente por la justicia militar y fuentes del Ejército comentan que el expediente se cerró.

Dicho proceso militar, que inició entre febrero y marzo de 2015, había sido manejado con mucho sigilo por la justicia militar, alejado de los medios, hasta que Oficio de papel dio a conocer que el general Lara Villa había sido citado por primera vez el 2 de marzo del año pasado por un tribunal militar –ubicado en los nuevos edificios del Campo Militar Número 1– en calidad de “testigo” y que, para una segunda audiencia del 17 de marzo de 2015, acudió en calidad de “indiciado”, bajo acusaciones de “injurias” y “difamación” contra las Fuerzas Armadas Mexicanas. De acuerdo con información que contiene el expediente, nunca se menciona “intento de golpe de Estado” ni “traición a la patria”.

En la primera diligencia, el Ministerio Público Militar le solicitó al general que respondiera 21 preguntas, lo cual hicieron por escrito Lara Villa y sus abogados.

En el último artículo que se publicó en Contralínea el 7 de febrero de 2016, el general Lara Villa sostiene su dura crítica y señala que en “los primeros 3 años del sexenio de Enrique Peña Nieto, las Fuerzas Armadas Mexicanas, especialmente el Ejército Mexicano, se ganaron la desconfianza y el desprecio del pueblo. Se echó por la borda casi 1 siglo de merecer el cariño de las clases populares –en las cuales, además, está su propio origen– a partir de la Revolución Mexicana de 1910, promulgada el 5 de febrero de 1917 después de derrotar dos veces consecutivas al Ejército Federal del general Porfirio Díaz convertido en tirano a lo largo de 30 años de gobierno, apoyado por las bayonetas de la tropa reclutada de leva, que era conducida por generales aristocráticos provenientes de la clase gobernante compuesta por latifundistas, patrones y explotadores, el clero fanatizador y empresarios extranjeros que esclavizaron a los indígenas y a los pobres de la nación”.

Miguel Badillo

[BLOQUE: OPINIÓN][SECCIÓN: Oficio de papel]

Contralínea 490 / del 30 de Mayo al 04 de Junio 2016

contralinea-490-m

Comments

comments