Autor:

Las cifras en los diferentes medios del país son muy contradictorias; algo muy frecuente porque se desprecia la información y en su lugar se ideologiza. Pero más enturbiados son los números   que ofrece la autoridad, la cual simplemente insiste que no pasan nada en México, estamos en calma y el gobierno avanza en todos los ámbitos.

melendez-490-a

Veamos, en este último caso, las que proporciona el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer. Dice que hay casi 25 mil profesores en paro en las entidades de Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Michoacán, no reporta otras plazas, y en algunos diarios se informa que hay movilizaciones y ausencias en el estado de México, Ciudad de México y diversas entidades más. Señala Nuño que ante ese problema, tiene empero 26 mil maestros jubilados y en lista de espera (sic que quiere volar) que pueden acudir, rápidamente (sic con paso de tortuga), a sustituir a los ausentes. Pero, a la vez, afirma el funcionario que en Michoacán bajó la inasistencia de 92 por ciento a 82 por ciento, mientras que en Guerrero no faltan el 99.8 por ciento de los docentes, en Oaxaca el 93 por ciento y en Chiapas el 83 por ciento.

Por lo tanto, ¿dónde están los 25 mil que no fueron a trabajar por oponerse a la reforma educativa? Pareciera que en matemáticas, como señala la OCDE, hasta los burócratas de la SEP están reprobados porque no hacen cuentas exactas.

Que el asunto va cobrando amplia importancia, lo muestra que dos facultades de la Universidad Nacional Autónoma de México, la de Economía primero y la de Filosofía y Letras después, paralizaron sus clases en apoyo a los profesores, quienes sufren de  malas condiciones de salario y de jubilación.

Tanto que Javier Rodríguez, en la ceremonia donde se dijo que los mentores sobresalientes en el examen de evaluación tendrán elevaciones de 25 y 34 por ciento, señaló que el estímulo que recibió fue “muy triste”, ya que esperaba cuando menos “[1] mil pesos de aumento”. Y eso que el mencionado no es disidente (La Jornada, 16 de mayo).

En Juchitán, Oaxaca, los educadores fueron acompañados en sus reclamos por los padres de los alumnos. Éstos incluso tomaron escuelas.

Donde la protesta ha crecido en los últimos meses, quizá debido al publicista (des)gobernador, Manuel Velasco, del Partido Verde Ecologista Mexicano, fue en Chiapas, ya que hubo manifestaciones a las que se agregaron taxistas, transportistas y ciudadanos. Es decir, los mandatarios estatales no han llevado a cabo su chamba o han sido desplazados por la férrea mano central.

Hasta el momento, se han evaluado 134 mil maestros, según las autoridades, 10 por ciento más de la meta. Pero se nos ha dicho que en el SNTE hay más de un millón y medio de trabajadores. Digamos que la mitad (exagerando) son administrativos, quedan pues varios cientos de miles que no han sido puestos ante la prueba de conocimientos, la  cual ha sido repudiada por analistas e investigadores, como Manuel Gil Antón (Colegio de México y articulista de El Universal).

Antes de que concluya esta fase, Enrique Peña Nieto anunció (15 de mayo) en una ceremonia que no pudo realizarse al aire libre en Los Pinos por la contaminación atmosférica, que habría más cambios educativos ajustados al “nuevo modelo de país” (La Jornada, 16 de mayo). No adelantó nada, pero tal vez haya nuevos técnicos en venta del patrimonio nacional, cómo exentar de impuestos a los inversores tipo Kia y otras automotrices o la forma de continuar enajenando el territorio nacional a favor de las mineras que pagan la fabulosa cantidad de 5 pesos por hectárea (sic que grita ¡Viva Canadá!)

En la ceremonia estuvo Juan Díaz de la Torre, el secretario general del SNTE, quien posteriormente (but of course, Monsiváis dixit) censuró el paro de los que tratan de impedir la reforma.

Gilberto Guevara Niebla, del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, dijo que el enemigo número uno de la transformación educativa es precisamente el mencionado sindicato, ya que ha estado encabezado siempre por caciques, de Jesús Robles Martínez a Elba Esther, y ha utilizado las multimillonarias cuotas sindicales para su beneficio, no ha realizado ningún esfuerzo para actualizarse y hasta formó una organización política, el famoso Panal, con el objeto de obtener posiciones legislativas y prebendas políticas (Pulso de la Tarde, Radio Educación, 16 de mayo).

El asunto se complica porque no quiso intervenir en este asunto el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Peña Nieto llamó a Nuño Mayer a buscar soluciones; éste dijo que no dialogará con los que estén en paro o movilizados, y los estudiantes del IPN no sólo  continúan en huelga, sino que las vocacionales 10 y 14 que ya había regresado a clases, ahora nuevamente pararon, incluso los estudiantes del Poli y los de la CNTE realizaron una macha conjunta del monumento de la Estela de Luz (sic que asegura que es de pus) a Los Pinos (Milenio, 17 de mayo).

La frase que se inscribirá en letras de oro y pasará  a la historia es la de Eruviel Ávila: en el estado de México no hubo manifestaciones, dijo el émulo de Peña Nieto: los maestros de esta entidad “se cuecen aparte” (sic que dice: cuidado porque se queman), ya que ellos “aquí son disciplinados” (sic priísta) y no andan en marchas y plantones. El “nuevo PRI” con todas sus letras.

Jorge Meléndez Preciado

[BLOQUE:OPINIÓN][SECCIÓN: ARTÍCULO]

Contralínea 490 / del 30 de Mayo al 04 de Junio 2016

contralinea-490-m

Comments

comments