Autor:

La Asociación Mexicana de Internet (Amipci) presentó su estudio anual sobre los hábitos de los internautas en México. El tiempo de conexión promedio al día es de 7 horas con 14 minutos: se incrementó un 17 por ciento con respecto del año anterior. Nos mostró también, entre otros datos, que los teléfonos inteligentes ya desbancaron a las computadoras de escritorio o laptops como principal medio para consultar internet, con un 77 por ciento, laptops 69 por ciento, computadoras de escritorio 50 por ciento, tabletas 45 por ciento.

sociedad-beta-489-a

Los sitios más utilizados para conectarse a internet son el hogar, con un 87 por ciento, cualquier lugar utilizando el teléfono inteligente 52 por ciento, el trabajo con un 38 por ciento y la escuela 28 por ciento.

Conmemorando el Día Mundial de Internet, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, se reunió con un grupo de personas que la Presidencia de la República denominó “líderes digitales” (sea lo que sea que entiendan por eso).

Peña Nieto presumió que México es el octavo país en garantizar el acceso a internet como un derecho. Sí, eso fue desde 2013; pero de poco sirve, cuando también se tiene el derecho a la vivienda, a la educación, a la salud y todos esos derechos no se cumplen para las mayorías.

También dijo ser un defensor de la libertad, que las plataformas de gobierno abierto son para la transparencia, y que las plataformas para mayor acceso al internet son para abrir espacios a la libertad de expresión y a la participación cada vez mayor de la sociedad en los temas de interés general.

Hablando de internet, comentó que “es un medio por el que conozco muchas opiniones buenas de mi gestión, pero también malas. Las veo y las escucho todas. Nunca he censurado una sola y jamás lo haré, porque creo que esa libertad es fundamental para construir una sociedad democrática”. Por ello se hace más curioso que cuando se le critica en Twitter aparezcan los bots para desaparecer los trending topics que lo cuestionan.

Hablando de las cuatro vertientes de la Política Digital del Gobierno de la República, en primer lugar presumió la reforma constitucional de telecomunicaciones. Dijo que generó mayor competencia y mejores servicios a menor costo… Eso, en el papel, pues el servicio no ha mejorado ni el costo ha bajado. Y la competencia no ha logrado saltar al monopolio de Carlos Slim. O cómo se explica que, en Oaxaca, una comunidad donde ninguna de esas empresas de telefonía se interesó en invertir haya logrado conformar su propio sistema de comunicación de telefonía celular con un ahorro, ahí sí, del 80 por ciento de lo que pagamos en las grandes ciudades del país donde ya está instalada toda la infraestructura. La comunidad se llama Santa María Yaviche. Y Rhizomatica, de Peter Bloom, pudo más que Carlos Slim.

Así es, el costo de la llamada vía celular y el acceso a internet no cuesta lo que nos cobran. Y, continuando en el tema de los costos, dijo que los servicios de comunicaciones bajaron un 15 por ciento… La realidad es que, al igual que el gas y la electricidad, sólo bajan en estadísticas, pues las familias siguen sin notar una reducción tangible.

Otra vertiente son las políticas públicas con un enfoque de inclusión, para que ningún mexicano quede fuera de la sociedad de la información. Lo anyerior resulta contradictorio cuando, según datos del propio Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 42.6 por ciento de la población mayor de 6 años (46.3 millones de mexicanos) no cuenta con acceso a Internet. Además, en cuestión económica por ejemplo, un análisis de la consultoría Mediatelecom Policy&Law indica que no hay red 4G en 49 pueblos mágicos, el 44 por ciento. Es un retraso tecnológico que afecta no sólo a los habitantes, también influye negativamente al momento de atraer al turismo internacional. Si tomamos en cuenta que los turistas en pueblos mágicos representan un ingreso de 6 mil millones de pesos, qué interés pueden tener para el gobierno aquellas regiones del país donde no se alcanza esa generación de recursos, lo que los condena a la falta de conexión.

Dijo también que el suyo es un gobierno democrático, que respalda, cree y defiende la libertad de expresión en internet. Pero entonces por qué las unidades de enlace de las dependencias de su gobierno retrasan al máximo las respuestas de las peticiones que periodistas y ciudadanos presentan a través de Infomex. En muchos casos, ante peticiones específicas, entregan información de forma ininteligible o, en muchos otros, la reservan por 12 años o, simple y sencillamente, dicen que tal información no existe. La transparencia del gobierno no parece ser un tema prioritario.

Gonzalo Monterrosa

[BLOQUE: MISCELÁNEO][SECCIÓN: ARTÍCULO]

Contralínea 489 / del 23 al 28 de Mayo 2016

contralinea-489-m

Comments

comments