Autor:

Hay más de 20 millones de mexicanos que ganan entre uno y dos salarios mínimos diarios, de acuerdo con El Horizonte del Salario desde cinco puntos cardinales del Grupo de Investigación sobre el Salario y el Empleo (GISE). La canasta alimenticia recomendable (CAR) tiene un costo diario de 205 pesos diarios, para adquirirla se requieren por lo menos tres salarios mínimos diarios.

La CAR es una canasta de uso y consumo diario para una familia de cuatro integrantes. Incluye 40 alimentos sin considerar su costo de preparación; también deja fuera gastos como renta de vivienda, vestido, calzado, transporte.

En el documento también se compara que la canasta de uso continuo diario (COI) cuesta diariamente 453 pesos diarios, pero el salario mínimo diario es de 73 pesos, por lo que se necesitan más de 6 salarios mínimos para adquirirla. Incluye 27 alimentos, 3 productos de aseo personal, transporte, electricidad, gas y agua.

El informe expone que el poder adquisitivo de los trabajadores en México ha decrecido. Según datos del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en 1987 la CAR costaba 3.95 pesos y el salario mínimo era de 6.47 pesos; en 2000 la CAR tenía un costo de 64.58 pesos ante 37.89 pesos de salario mínimo; para el 13 de octubre de 2015, la CAR costaba más del doble que el salario mínimo diario.

De acuerdo al CAM, el bajo poder adquisitivo ocasiona que los trabajadores adquieran dobles empleos o acepten trabajar en condiciones precarias, migren, que más miembros de la familia comiencen a trabajar o recurran al trabajo informal.

David Miranda Pérez, en el capítulo Salario suficiente y el empleo en México caracteriza que los empleos creados durante los tres años que van del sexenio de Peña Nieto son de carácter precario. En enero de 2013 había 6 millones 256 trabajadores con salario mínimo, para diciembre de 2015 aumento a 7 millones 601 mil 879 personas. También incrementó en 112 mil 838 el número de trabajadores que no tienen ingresos, sino que reciben propinas o comisiones.

En el mismo periodo se suprimieron 376 mil puestos que ganaban más de 5 salarios mínimos. Miranda apunta que los empleos en la presente administración tienen salarios precarios y “en contraste, el gobierno federal ha eliminado muchos puestos de trabajo que tenían salarios más o menos suficientes”.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicó en marzo el Panorama social de América Latina 2015 en el que describe que en México, Honduras y Venezuela el decrecimiento de los ingresos fue la causa principal del aumento de la pobreza. Estos tres países también fueron los que más contribuyeron al aumento de pobres en América Latina.

Miranda Pérez plantea fortalecer y democratizar los sindicatos como solución a la falta de salarios suficientes. Sugiere iniciar respuestas más fuertes que encaminen a un proceso de recuperación salarial, que aumenten el poder adquisitivo de los trabajadores.

Comments

comments