Autor:

Mientras Función Pública exime a empleados de filial de Pemex declarar patrimonio, Inai determina que los negocios de la petrolera –por más de 500 mil millones de pesos– vinculados a empresas offshore no son sujetos de la Ley de Transparencia

Nancy Flores, @nancy_contra/Segunda y última parte

Un oficio interno de la Secretaría de la Función Pública revela que los empleados de PMI Comercio Internacional –filial de Petróleos Mexicanos (Pemex) encargada de comercializar los hidrocarburos en mercados internacionales y de realizar todas las adquisiciones de la petrolera en el extranjero– ya no son servidores públicos.

Este cambio, derivado de una interpretación de la reforma energética, implica que los más de 500 funcionarios de PMI –encabezados por su director Jorge Sánchez Santiago– ya no declaran su situación patrimonial ante las autoridades federales desde el 1 de enero de 2015, se desprende del oficio interno 18/600/OIC-263/2014, del que Contralínea tiene copia.

La declaración patrimonial –estipulada en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos– tiene como fin supervisar la evolución del patrimonio y la congruencia entre los ingresos y los egresos de los funcionarios, para evitar actos de corrupción como el peculado y los sobornos.

El oficio de la Secretaría de la Función Pública, firmado por Luis Fernández Tovar –el último contralor interno en PMI–, conmina a los “empleados” de la filial de Pemex a presentar su última declaración patrimonial por término del encargo público. Ello, a pesar de que tanto PMI como sus funcionarios siguen al frente de las actividades comerciales de Pemex en el extranjero.

La Secretaría de la Función Pública “justifica” esta determinación en el Acuerdo CA-146/2014, tomado en la 885 sesión extraordinaria del Consejo de Administración de Pemex, del 19 de diciembre de 2014. Éste establece la transformación de PMI Comercio Internacional de empresa de participación estatal mayoritaria a empresa filial.

 “Un gran error de la reforma energética fue haber colocado a Pemex como empresa productiva del Estado y ya no como organismo público descentralizado; porque, con ese cambio legal, Pemex deja de ser auditable, deja de estar en el escaparate de control del [Poder] Legislativo. Todavía le dan esa salida para tener mayor discrecionalidad, cuando la empresa petrolera debe estar fortalecida”, opina en entrevista la diputada Rocío Nahle, del partido Movimiento Regeneración Nacional.

La transformación de PMI aprobada por el Consejo de Administración de Pemex garantiza un estado permanente de opacidad para las transacciones en mercados internacionales, que superan los 475 mil millones de pesos. Este monto corresponde tan sólo a la comercialización de barriles de petróleo crudo en Estados Unidos, Europa y Asia.

También exime de la rendición de cuentas al llamado Grupo PMI, conformado por 18 empresas “privadas” offshore ciento por ciento propiedad de Pemex, tuteladas por PMI Comercio Internacional y radicadas en México y el extranjero.

Y es que además de excluir al personal adscrito a PMI de las leyes del servicio público, ha implicado que la Secretaría de la Función Pública extinguiera el Órgano Interno de Control, que la Auditoría Superior de la Federación quedara impedida de fiscalizarle los negocios y finanzas y que no sea ya sujeta de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental.

pemex-02-600

Los negocios de PMI

PMI Comercio Internacional, SA de CV, se constituyó el 24 de mayo de 1989 como una empresa de participación estatal mayoritaria, con un patrimonio de 22 millones 517 mil 400 pesos. El accionista mayoritario es Pemex, que posee el 98.3346 por ciento, y los accionistas minoritarios son el Banco Nacional de Comercio Exterior, con el 1.6653 por ciento, y la Secretaría de Energía, con el 0.0001 por ciento.

El objeto social de PMI es ser el comercializador exclusivo en el mercado internacional del petróleo crudo que vende Pemex Exploración y Producción, así como prestar servicios administrativos, comerciales y financieros al Grupo PMI, cuyas empresas –al ser offshore– carecen de personal y oficinas propias.

Hasta diciembre de 2014, PMI Comercio Internacional –para entonces la única del Grupo PMI considerada entidad paraestatal– estuvo sujeta a la Ley Federal de Entidades Paraestatales y a su reglamento.

El doctor en finanzas José Manuel Carrera Panizzo, director corporativo de Alianzas y Nuevos Negocios de Pemex, asegura en entrevista que “PMI siempre ha estado sujeto a la revisiones a las que está sujeto Petróleos Mexicanos. Por tanto, siempre el dinero se ha tratado como si fuera un recurso público [sic]”.

El servidor público detalla que la fiscalización se hace por medio de la Auditoría Superior de la Federación: “A veces la ASF ha entrado directamente [a fiscalizar] al Grupo PMI, a veces ha entrado a través de Petróleos Mexicanos”.

En 2014, el último año en el que se le consideró empresa del Estado –no sólo por el hecho de que fue constituida con recursos públicos, sino porque toda su operación se enfoca en comercializar bienes de la nación y de ahí obtiene sus ingresos– vendió 416 millones 908 mil 700 barriles de petróleo crudo, por un monto total de 475 mil 30 millones 390 mil 400 pesos, revela el Informe del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2014.

La comercialización se realizó mediante 926 órdenes de venta emitidas a 38 clientes, entre quienes están Exxon Mobil, Chevron Products Company, Pecten Trading Company, Philips 66 Company, Realiance Industries Limited, Repsol Trading, Valero Marketing and Supply y Houston Refining.

Por esta actividad comercial, PMI Comercio Internacional se agenció tan sólo en ese ejercicio 3 mil 125 millones 200 mil pesos, que fueron registrados en sus cuentas como “ingresos de flujo de efectivo”. Estos recursos no necesariamente regresan a México: también se diseminan en cuentas “privadas” radicadas en el extranjero, propiedad de otras empresas del Grupo PMI.

Pese a la importancia de la ahora filial de Pemex en el manejo y comercialización de uno de los más importantes bienes de la nación –el petróleo–, el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) se alineó a la interpretación de Pemex y de la Secretaría de la Función Pública, y falló contra la transparencia.

Al resolver el recurso de revisión 0318/16, interpuesto por Contralínea contra la filial de Pemex, el pleno del Inai –que preside la comisionada Ximena Puente de la Mora– determinó que PMI Comercio Internacional ya no es sujeto obligado de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Para los comisionados del Inai, al ya no ser PMI una entidad paraestatal, “sino una empresa filial de Petróleos Mexicanos, no se recurrió una resolución emitida por el Comité de Información de dicho ente, toda vez que carece actualmente de dicho órgano colegiado por no ser considerado sujeto obligado en los términos de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental [sic]”.

En la página 55 de la resolución del recurso se lee: “bajo esta premisa se considera procedente desechar el presente medio de impugnación, ya que este Instituto carece de competencia para entrar al estudio de fondo en relación con lo requerido por la particular, en virtud de que PMI Comercio Internacional, SA de CV, ya no es sujeto obligado (…)”.

Lo requerido en esa solicitud fueron todas las contrataciones que PMI Comercio Internacional realizó –sin licitación de por medio– a partir del 1 de enero de 2015, momento en el cual también dejó de ser sujeto obligado por la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. Algo que confirma el doctor Carrera Panizzo, y agrega que a la fecha Pemex tampoco es sujeto de la misma.

Por tanto, para acceder a la información de PMI Comercio Internacional y del Grupo PMI, los ciudadanos están a merced de la voluntad y la discrecionalidad de los funcionarios de Pemex.

Al respecto, Carrera Panizzo indica: “Todas las preguntas en términos de transparencia que requiere el público en general de PMI, de qué hace y cómo lo hace, la forma en que se hacía antes era directamente a PMI Comercio Internacional, y PMI respondía a través de la Ley de Transparencia. Hoy en día, dado que PMI ya no es una paraestatal como tampoco lo es Pemex, nos sigue aplicando la Ley [de Transparencia] a través de nuestro dueño: si alguien quiere conocer alguna información de PMI, pues se la consulta a Petróleos Mexicanos y Pemex, como dueño de cualquiera de las empresas del Grupo PMI, tendrá que honrar esa obligación y transparentará lo que tengamos que transparentar”.

Sin embargo, Pemex es reacio a hacerlo. Así lo revela un ejercicio hecho por Contralínea para observar el comportamiento de la petrolera: en la solicitud 1857200022816 se le requirieron copias de las actas de sesiones ordinarias y extraordinarias del Consejo de Administración de PMI. La respuesta de la empresa productiva del Estado fue que la información solicitada no era de su competencia. Mientras que en la solicitud 1857200009216 se le pidió conocer todas las contrataciones de PMI del 1 de enero de 2015 a febrero de 2016 y su contestación fue la misma.

Ante ello, se interpusieron los recursos de revisión RDA0321/16 –que tuvo como comisionada ponente a Ximena Puente– y RDA0320/16 (correspondiente a la solicitud 857200009216). El pleno de Inai determinó revocar las respuestas de Pemex: en el primer caso, la conmina a realizar una búsqueda exhaustiva de la información, a discreción de los funcionarios de la petrolera del Estado. En el segundo, le instruye emitir un acta de inexistencia de la información.

En la página de internet de PMI Comercio Internacional (www.pmi.com.mx), de la cual ya fue bajada la mayor parte de la información que estaba obligada a hacer pública por Ley, aún hay un apartado destinado a clientes y proveedores de la filial.

Más aún, el 19 de noviembre de 2015 Pemex detalló en el comunicado de prensa 109 que el Grupo PMI ofrecerá a las empresas ganadoras de la licitación de la Ronda 1.3 la comercialización de los hidrocarburos que se produzcan en los campos concesionados. Ésos son algunos de los contratos inexistentes, según el criterio del Inai.

pemex-600

El Grupo PMI

Actualmente, el Grupo PMI está conformado por PMI Comercio Internacional y por las offshore PMI Marine, Ltd, y PMI Trading, Ltd, de nacionalidad irlandesa; las holandesas PMI Holdings y PMI Services; las españolas Pemex Internacional España, PMI Holdings Petróleos España y PMI Field Management Resources; las estadunidenses PMI Holdings North America y PMI Services North America; y las mexicanas PMI Norteamérica, PMI Petroquímica, PMI Campos Maduros SANMA, PMI Azufre Industrial, PMI Infraestructura de Desarrollo, PMI Cinturón Transoceánico Gas Natural, PMI Midstream del Centro, PMI Servicios Portuarios Transoceánico, PMI Transoceánico Gas LP y PMI Ducto de Juárez.

Desde hace años, el dinero que manejan es considerado “privado” y se resguarda en cuentas bancarias radicadas en Holanda, como parte de la tesorería centralizada. En dicha tesorería participan PMI Holdings, PMI Holdings Petróleos España, PMI Norteamérica, PMI Trading, PMI Services North America, PMI Holdings North America y PMI Services, según el Libro blanco elaborado por PMI Comercio Internacional.

Además de sus propias cuentas bancarias en Holanda, para la tesorería se abrieron varias cuentas de cheques en dólares en el JP Morgan, con sede en Nueva York, Estados Unidos.

Cuentas bancarias nutridas con recursos provenientes del petróleo que, sin embargo, desde el 1 de enero de 2015 no son auditables por disposición del Consejo de Administración de Pemex que encabeza el secretario de Energía, Pedro Joaquín Codwell.

info-01   info-02   info-03

Hacienda también solapa falta de transparencia en PMI

A partir de 2015, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público consintió que PMI Comercio Internacional dejara de transparentar la información relativa a su Fideicomiso Irrevocable para el Pago de Pensiones por Jubilación, Fallecimiento e Incapacidad del Personal de Planta, que al cierre del ejercicio de 2014 contaba con recursos por 2 mil 328 millones 279 mil 29 pesos.

En ese año, PMI destinó 221 millones 568 mil 460 pesos del erario a ese fideicomiso, mismo que erogó apenas 37 millones 897 mil 225 pesos para el pago de pensiones por jubilación y fallecimiento del personal de planta; así como primas de antigüedad.

La disponibilidad actual, así como los ingresos y egresos, son desconocidos, pues ya no se reporta en los Informes sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública que elabora la Secretaría de Hacienda.

Nancy Flores, @nancy_contra/Segunda y última parte

[BLOQUE: INVESTIGACIÓN][SECCIÓN: PORTADA]

 

TEXTOS RELACIONADOS:

Contralínea 486 / del o2 al 07 de Mayo 2016

contralinea-486-m

Comments

comments