Autor:

Para los abogados Perla y Juan Antonio Ruiz Chávez

I. Hans Kelsen (1881-1973) publica en 1955 su formidable tratado: Teoría comunista del derecho y del Estado, referida a la interpretación académica y político-administrativa de la entonces Rusia soviética, respecto a las teorías marxistas del derecho y del Estado. Ya antes había publicado: Socialismo y Estado (hoy editado por Siglo Veintiuno), también una investigación sobre la teoría política del marxismo, en traducción brillante de Alfonso García Ruiz. Hans Kelsen es el jurista que puso final al “teatro de las disputas sin término” del jusnaturalismo o ideología del llamado derecho natural, que sirvió como defensa de la humanidad frente al cesarismo, los señores feudales y los despotismos de las monarquías absolutistas y preconstitucionales. Su obra es parteaguas del derecho positivo-escrito como orden jurídico que hace posible los fines de las políticas –economía, psicología, cultura, laboral, etcétera–, en la medida que todo acto humano es un acto jurídico, como explicaba el maestro Guillermo Héctor Rodríguez en la facultad de Derecho de la UNAM; y en Filosofía con su curso de Ética democrática, como teoría de la voluntad práctica.

exlibris-483II. Creador del primer Tribunal Constitucional como institución democrática, Hans Kelsen ha sido un crítico de los resabios autocráticos-autoritarios de la versión práctica del marxismo (como de las altas dosis despótico-autocráticas del nazismo y el fascismo), por lo que en esta obra ofrece un análisis de lo que los rusos y su expansión imperialista hicieron del marxismo; y aborda, exhibe y critica a esa ideología ruso-marxista por “rechazar toda interpretación normativa de los fenómenos sociales… es resultado es la incapacidad para reconocer el significado específico de la norma jurídica o de un orden normativo que es el Estado”. Kelsen lleva a cabo su trabajo crítico-polémico en: Teoría del Derecho y Teoría del Estado, donde analiza las concepciones del Estado de Hegel, Marx, Engels, Lenin y al mismo ideólogo Stalin. Desbarata el jusnaturialismo marxista de la sociedad, la postulación de la extinción del Estado (salvo en la isla mitológica de Robinson Crusoe y su perico al hombro). Y con sus armas racionales se enfrenta a la doctrina de P. L. Stuchka, de M. A. Reisner, Pashukanis, Vyshinsky, Golunskii y Strogovich, etcétera.

III. En más de 400 páginas Kelsen da cuenta y razón de quienes piensan y postulan que es posible una sociedad comunista sin un orden jurídico que norme conductas, lo cual –dice– es históricamente imposible. “La teoría marxista del derecho está vinculada inseparablemente con su teoría del Estado. Se basa en la suposición de que la producción económica y las relaciones sociales constituidas por ellas, determinan el surgimiento así como la desaparición del Estado y del Derecho”. Y que hasta en la misma sociedad soviética impera un orden jurídico. Esta obra es una explicación lógica (como teoría del conocimiento), ética (como teoría de la voluntad jurídica y ética democrática), para entender que los actos humanos han de normarse jurídicamente, para implantar un orden económico, ya sea comunista, socialista o capitalista. Y el capitalismo se ha implantado jurídicamente, sus crisis son jurídicas al provocar consecuencias legales y sus relaciones son conforme al derecho positivo. Las revoluciones son actos jurídicos al abolir un régimen e implantar otro, con disposiciones jurídicas que culminan con una Constitución en sustitución de la anterior a la que reforma en sus fines o contenidos.

Ficha bibliográfica

Autor: Hans Kelsen

Título: Teoría comunista del Derecho y del Estado (traducción de Alfredo J. Weiss

Editorial:         Emecé, editores

Álvaro Cepeda Neri

 [EX LIBRIS]

Contralínea 483 / del 11 al 16 de Abril, 2016

contralinea-483-m

Comments

comments