Autor:

El gobierno de Graco Ramírez gastó en papelería casi 16 millones de pesos del Ramo 23 que formaban parte del presupuesto para la construcción del Centro Cultural Museo Juan Soriano

La administración del perredista Graco Ramírez permitió que el contratista Multiservicios de Construcción Ambiental y Restauración, SA de CV, gastara en papelería 15 millones 835 mil pesos de los 100 millones que la Federación destinó a una obra de infraestructura cultural.

Con la suma “justificada” como gastos en papelería podrían adquirirse 833 computadoras portátiles (Lenovo Y), con precio individual de 18 mil 999 pesos, o 959 tabletas (Ipad Pro), de 16 mil 499 pesos por unidad. Los más de 15 millones de pesos también podrían comprar 26 mil 435 cajas de papel foto bond tamaño carta, con 5 millares de hojas por caja (de la marca Scribe), cuyo costo individual asciende a 599 pesos.

El monto que el contratista destinó a ese rubro no es menor: representa el 15.8 por ciento del presupuesto que el gobierno federal entregó a Morelos en el ejercicio 2014 para construir el Centro Cultural Museo Juan Soriano, con cargo a contingencias económicas previstas en el Ramo General 23, revela la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Respecto del costo total de la construcción, que asciende a 168 millones 855 mil 399 pesos sin el impuesto al valor agregado, es el 10.6 por ciento.

Para el doctor en economía Óscar Enrique Díaz Santos se trata de un gasto excesivo, pues incluso los gastos relacionados con planos son menores. En entrevista, el especialista en gasto público advierte: “el problema ahí no es el rubro, sino la cantidad que se está empleando y que no se está justificando”.

Esta irregularidad se detectó al auditar el contrato SOP-SSES-DGN-LPF-020/2014, que el gobierno estatal adjudicó vía licitación pública a la empresa Multiservicios de Construcción Ambiental y Restauración. Éste tuvo por objeto la realización de los trabajos de la obra pública consistente en el Centro Cultural Juan Soriano, a ejecutarse en el municipio de Cuernavaca.

De acuerdo con el acta del fallo de la licitación, la obra tendrá un costo total de 168 millones 855 mil 399 pesos. Con el impuesto al valor agregado, el monto asciende a 195 millones 872 mil 300 pesos.

Según la ASF, en 2014 la contratista recibió los 100 millones de pesos provenientes de la federación para iniciar la obra, de los cuales gastó los 15 millones 835 mil pesos de papelería.

El pasado 2 de febrero, el subsecretario de Obras Públicas de Morelos, Víctor Manuel Escobar Lagunas, supervisó la edificación y reportó que, a la fecha, la construcción lleva un avance del 50 por ciento. No obstante, en el acta de fallo de la licitación pública –disponible en el portal de transparencia del gobierno de Graco Ramírez– se fijó un plazo de 360 días naturales para concluir los trabajos, por lo cual se estaría incumpliendo el contrato.

maqueta-museo-600

El gasto injustificado

El reporte de la auditoría de inversiones físicas 14-A-17000-04-0938, elaborado por la ASF, señala que “se constató que la contratista consideró en su propuesta, específicamente en el listado de datos básicos de costos de los materiales y equipo de instalación permanente puestos en el sitio de los trabajos que forman parte del costo directo de los trabajos, 15 millones 835 mil 100 pesos por concepto de papelería, lo cual no está plenamente justificado”.

El doctor Díaz Santos opina que este tipo de gasto tiene que desglosarse y tiene que ir en gastos indirectos. “Obviamente están metiendo una cantidad exorbitante que no debería ser. Por eso la Auditoría Superior tiene razón al pedirles que justifiquen”.

Cuestiona cuántos paquetes de hojas gastaron, cuántas impresiones se necesitan hacer para justificar un gasto así. Insiste en que ni siquiera los planos de la obra podrían costar 15 millones de pesos: “Un plano sí te puede salir caro porque un arquitecto es el que da la firma, pero no 15 millones y tendría que entrar en otro rubro, pero no en papelería. En papelería sólo podría entrar el papel donde se hizo el plano”.

Tras detectar este gasto, el máximo órgano de fiscalización pidió al gobierno de Graco Ramírez que acreditara que dicho monto no impactó en el costo directo de la obra.

Con los oficios SSP/1001-JM/2015 y SSP/1081-JM/2015, del 2 y 22 de septiembre de 2015, la administración morelense respondió a los auditores que, después de una minuciosa revisión de las matrices de precios unitarios, se determinó que el insumo MAPAPEL001, papelería, con un importe de 15 millones 835 mil 100 pesos, no se aplica a ningún precio unitario.

Los oficios fueron firmados por el subsecretario de Presupuesto del Gobierno de Morelos y contienen las respuestas del director de Solventaciones y Atención de Auditorías de la Secretaría de Obras Públicas del gobierno estatal.

No obstante, para la ASF subsiste la observación, debido a que el gobierno de Morelos no acreditó que el monto superior a los 15 millones de pesos no impactó en el costo directo de la obra. Ello, porque dicho importe está considerado en el listado de datos básicos de costos de los materiales y equipo de instalación permanente puestos en el sitio de los trabajos, cuya suma es el monto que la contratista consideró como el costo total de los materiales que utilizaría en la obra.

graco-ramirez-600

Costo excesivo de la obra

Del informe de la Auditoría Superior presentado en febrero pasado, se desprende que la obra tuvo un costo superior por más de 80 millones de pesos.

Y es que la Secretaría de Obras Públicas de Morelos formalizó el contrato por un monto de 168 millones 855 mil 400 pesos más 27 millones 16 mil 900 pesos del impuesto al valor agregado; sin embargo, sólo contaba con un monto autorizado de 100 millones.

De acuerdo con el informe, con el oficio núm. SSP/1001-JM/2015 del 2 de septiembre de 2015, el subsecretario de Presupuesto del Gobierno del Estado de Morelos remitió copia del oficio SH/2308-2/2014 –del 24 de diciembre de 2014–, mediante el cual la Secretaría de Hacienda estatal autorizó la suficiencia presupuestaria específica para el proyecto por 200 millones de pesos.

Para el máximo órgano de fiscalización del país, subsiste la observación pues el oficio SH/2308-2/2014 fue emitido el 24 de diciembre de 2014, mientras que el contrato se formalizó 11 días antes, el 13 de diciembre de 2014.

Además, en dicho oficio se indicó que 100 millones de pesos estarían sujetos a la autorización presupuestaria, en los términos de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2015, los cuales se autorizaron hasta el 10 de septiembre de 2015.

Por esta anomalía la ASF emitió una de las cinco promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria relacionadas con este contrato, ante el Órgano Interno de Control del Gobierno de Morelos. En este caso fue para que dicha contraloría realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente por los actos u omisiones de los servidores públicos que en su gestión licitaron y formalizaron el contrato de obra pública a precios unitarios y tiempo determinado SOP-SSES-DGN-L.P.F.-20/2014 sin contar con suficiencia presupuestaria.

morelos-600

Otras observaciones

Las observaciones de la Auditoría Superior no se limitaron al gasto papelero. También se señaló una serie de irregularidades que derivaron incluso en otras promociones de responsabilidad administrativa.

Entre éstas, la “falta de verificación y vigilancia en la revisión de las proposiciones presentadas por las contratistas participantes en los proceso de licitación conforme a los requisitos solicitados en la convocatoria.”

Por esta anomalía, la ASF determinó iniciar una promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria ante el Órgano Interno local por actos u omisiones de los servidores públicos que validaron el incorrecto análisis del costo por financiamiento presentado por el licitante y que, además, autorizaron y pagaron por concepto de anticipo el 50 por ciento del monto contratado, cuando en la convocatoria se indicó que se otorgaría el 30 por ciento.

Otra observación consistió en que “en el análisis de indirectos de la obra se consideró la construcción y conservación de caminos de acceso por 354 mil 600 pesos, los cuales no se requieren”; también el “incumplimiento de la solicitud y entrega del programa para la aplicación del anticipo otorgado”, lo que derivó en otra promoción de responsabilidad; algo que se replicó con la observación de la “modificación de las condiciones del anticipo establecidas en la convocatoria, sin difundir dicha modificación en Compranet”.

El máximo órgano de fiscalización también observó el “incumplimiento de la entrega del anticipo concedido con antelación a la fecha pactada para el inicio de los trabajos y otorgamiento de un porcentaje mayor sin justificación”. Por este motivo se determinó una quinta promoción de responsabilidad contra servidores públicos.

Otra observación resultó del “incumplimiento de las disposiciones sobre la información relativa a la aplicación de los recursos con la leyenda correspondiente; la “inobservancia a la presentación de los informes trimestrales a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre la aplicación, avance y resultados alcanzados. Incumplimiento del uso y manejo de la bitácora y minutas de trabajo en cuanto a problemas, alternativas de solución, seguimientos y aspectos relevantes durante la ejecución de la obra”.

Además observó que “en el presupuesto de la obra se consideraron los conceptos ‘estudio de mecánica de suelos, geofísica y geotecnia’ por 494 mil 300 pesos y ‘diseño estructural’ por 548 mil 300 pesos; ‘tapial para protección de obra’ y ‘puerta de acceso’, por montos de 859.1 y 7.9 miles de pesos, sin que se tenga evidencia de su ejecución”.

Otra anomalía consistió en que “en el presupuesto de la obra se incluyó el concepto ‘traslado de equipo’ por 40 mil 400 pesos, no obstante que ya estaba incluido en los costos indirectos de la obra.”

Generación de empleos y patrimonio

Los 100 millones de pesos que la federación entregó al gobierno de Graco Ramírez recibió para la construcción del Centro Cultural Museo Juan Soriano en 2014 tuvo como fin impulsar el desarrollo de la región,  contribuir  al  crecimiento  de  la actividad  económica  y  crear  empleos.

Oficialmente, el  objetivo  del  proyecto  es  el  de proporcionar al público espacios culturales dignos, de gran capacidad, y elevar el turismo de la zona. Pese a la inversión federal, dicho Centro Cultural formará parte del patrimonio del gobierno de Morelos.

Para la realización de este trabajo se solicitó entrevista con la secretaria de Obras de Morelos, Patricia Izquierdo, sin que se tenga aún una respuesta de parte de su equipo.

Los contratos a favor de Multiservicios

Entre 2014 y 2015, Multiservicios de Construcción Ambiental y Restauración obtuvo otros tres contratos de la administración de Graco Ramírez, en Morelos:

Contrato SOP-SSES-DGN-A.D.-015/2015, para el condicionamiento del cine ambiental del Centro Cultural para la Sustentabilidad, ubicado en la localidad de Chapultepec, municipio de Cuernavaca. Su vigencia fue de 40 días naturales y su monto se fijó en 290 mil 152 pesos.

Contrato SOP-SSES-DGN-L.P.F.-006/2014, relativo a la obra Parque de la Salud (primera etapa), en la localidad de Atlacholoaya, municipio de Xochitepec. Éste contó con una vigencia de 360 días y un presupuesto público de 40 millones 709 mil 918 pesos.

Contrato SOP-SSES-DGN-A.D.-213/2014, para la  construcción de un edificio nuevo en la escuela primaria Gregorio Torres Quintero, en la localidad de Cuautlixco, municipio de Cuautla. La vigencia fue de 60 días y el gasto público de 43 millones 612 mil 588 pesos.

Nancy Flores

[BLOQUE: INVESTIGACIÓN][SECCIÓN: RENDICIÓN DE CUENTAS]

 

TEXTOS RELACIONADOS:

 Contralínea 482 / del 04 al 09 de Abril, 2016

contralinea-482-m

Comments

comments