Autor:

Fue en un evento del Consejo Político Nacional del PRI cuando Emilio Lozoya Austin reapareció apenas unas semanas después de su renuncia a la dirección general de Pemex. En general, sin embargo, Lozoya Austin ha mantenido un bajo perfil.

iq-financiero-482

Ahora, frente a la denuncia en su contra que presentó el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Lozoya Austin valora si regresa a los medios para hablar de su gestión al frente de la petrolera, sobre todo en lo que respecta al endeudamiento por más de 100 mil millones de dólares contratado en los últimos años.

Pero mientras decide la estrategia frente a los ataques políticos y mediáticos, Lozoya Austin se prepara a lanzar una nueva firma de inversión. Quienes conocen los detalles de la consultoría fundada por Lozoya Austin nos aseguran que ya tiene el nombre, la marca registrada y, por supuesto, las oficinas. Por las restricciones para hacer negocios en el sector de la energía, dado que la Ley Federal de Responsabilidad de Servidores Públicos lo sancionaría, Lozoya Austin buscará otros clientes en áreas no vinculadas con el petróleo. El ex director de Pemex buscaría – como lo hizo Pedro Aspe – asesorar a gobiernos de los estados y hasta a algunos municipios en refinanciamiento de deuda. ¿Qué tal? Paradójico porque la especialidad del financiero – que alguna vez colaboró en el Banco de México – fue contratar y contratar pasivos a través de emisiones de deuda y firma de créditos sindicados. Lozoya Austin deberá tener mucho cuidado en no usar los vínculos que generó con grandes firmas petroleras que ahora podrán invertir en cualquier región del país, por ejemplo en el sector de gasolinerías. Daría mucho de qué hablar si hace lo contrario.

Lozoya Austin, como banquero de inversión, busca demostrar que puede ser un buen asesor, a pesar del balance negativo que hoy pesa sobre Pemex.

Lozoya Austin es economista egresado del ITAM. Abogado graduado en la UNAM

Estudio la preparatoria en Alemania. En 1999 trabajo en el Banco de México en el área de reservas internacionales en donde conoció el manejo de la tesorería del Banco de México. Lozoya Austin también estudió una maestría en Harvard en donde, como parte de sus proyectos de investigación, se especializó en la vivienda de interés social. Fue en Senegal en donde desarrolló un plan de negocios para impulsar una compañía que fabricaba adobe industrializado con un alto nivel de medidas ambientales. Los problemas de corrupción en ese país, sin embargo, frenaron el crecimiento de la empresa. Pero no fue su primer fracaso. Después, su paso por la Corporación Interamericana de Inversiones le permitiría evaluar coinversiones, asociaciones y reestructuraciones. Responsable de la cartera de activos de países en problemas como Argentina, Lozoya Austin buscó reconvertir empresas y generar utilidades. Sin embargo, al integrarse al Foro Económico Mundial en el área de investigación realizaría consultorías estratégica para miembros del foro que lo llevarían a reconocer la importancia para México de un reforma energética. En el fondo JPK, Emilio Lozoya Austin recibió la encomienda de desarrollar inversiones de capital privado (Private Equity) Estuvo a cargo del fondo JPK, en donde se encargaba del Private Equity en sectores como el de la minería. Lozoya también participó en coinversiones con compañías chinas. En JPK también compraron empresas en Europa, en el sector de servicios financieros en un momento trascendental para la industria bancaria. ¿Escribirá ahora Lozoya Austin una buena historia como consultor privado?

CNBV ¿Y la transparencia?

A pesar de que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que encabeza Jaime González Aguadé tiene como política de revelación de información, no liberar expedientes hasta que el caso que investiga y analiza no se considere cosa juzgada, en el caso de la indagatoria que siguió sobre OHL, la constructora de origen español pero que cotiza en el mercado mexicano de valores, tendría que ofrecer más detalles.

• Resulta que OHL en México se adelantó a las autoridades y asegura que la investigación de la CNBV simplemente concluyó sin novedad alguna. Por ello, la CNBV debería hacer público el expediente así como la sanción impuesta. Los cambios a la Ley del Mercado de Valores –aprobados como parte de la reforma financiera– dan mayores facultades a los funcionarios que antes temían represalias como demandas.

• Mientras tanto, los directivos de Tecnología Aplicada (Infraiber) recuerdan que, desde 2013, han presentado numerosas denuncias fundadas y documentadas sobre el registro en los estados financieros de Concesionaria Mexiquense, SA de CV (OHL) auditados por Deloitte, de un falso ingreso registrado bajo el rubro “otros ingresos de operación”, y un falso activo registrado bajo el rubro de “rentabilidad garantizada”, el cual se incrementa año con año en un monto igual al del falso ingreso.

• A pesar de que ese falso ingreso no es reconocido ni aprobado por el gobierno del Estado de México, OHL lo registra indebidamente en sus estados financieros, como si se tratara de deuda pública.

• El registro de ese falso ingreso le ha permitido a OHL, según Infraiber, mostrar una utilidad inexistente e inflar artificialmente el monto de su capital contable, a través de la cuenta denominada “resultados acumulados”. ¿Qué dice la CNBV sobre esta situación? La respuesta se encuentra en el expediente del caso que las autoridades construyeron para investigar los movimientos de OHL después de que una serie de grabaciones de ejecutivos de la firma sugieren acuerdos y componendas con las autoridades para ajustar ingresos por cuotas en vías de peaje.

• Lo que sí informó la CNBV fue que impuso sanciones y acciones correctivas a OHL México SAB de CV (OHL México), a sus subsidiarias Organización de Proyectos de Infraestructura, SAPI de CV (OPI) y OHL en España, y a empleados de OHL México y de OHL en España, por diversas conductas violatorias de la Ley del Mercado de Valores, entre las que se incluyen violaciones relacionadas con: “…el registro contable de la rentabilidad garantizada al amparo de diversas concesiones”.

• El monto de las sanciones, que en conjunto ascienden a 71.9 millones de pesos, es el más alto que haya impuesto la CNBV hasta la fecha. Sin embargo, podría resultar muy bajo en función de la gravedad de las irregularidades cometidas.

• Infraiber ya solicitó a la CNBV el expediente completo de su resolución, a fin de estar en posibilidades de determinar si la CNBV requirió la corrección inmediata de los estados financieros de OHL México y de OHL.

Claudia Villegas

[BLOQUE: OPINIÓN][SECCIÓN: IQ Financiero]

 Contralínea 482 / del 04 al 09 de Abril, 2016

contralinea-482-m

Comments

comments