Nuestros lectores

Autor:

Sobre el cambio de presidencia en la Amedi

El próximo 28 de octubre, la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) renovará su presidencia, en el marco de un proceso interno de elección en el cual sus integrantes deberán elegir, por primera vez, entre dos perfiles que representan proyectos con visiones encontradas, en algunos aspectos diametralmente, para ocupar esa encomienda.

La Amedi nació con el objetivo de impulsar debates e instrumentos jurídicos que garanticen de forma efectiva el derecho a la información, y ha sido un referente crítico en ese tema desde su constitución en 2001, gracias a su perspectiva ciudadana e independiente de poderes políticos y económicos.

Es una organización que siempre ha llamado la atención sobre ataques contra la libertad de expresión, alzando la voz para defender a medios comunitarios e indígenas, para denunciar la injerencia de las dos principales televisoras en las campañas electorales y los privilegios indebidos que autoridades y partidos otorgan, según la coyuntura, a los grandes monopolios de telecomunicaciones y radiodifusión.

Esos consorcios han consolidado buena parte de su poder económico al amparo de omisiones e históricos favores gubernamentales que ignoran prácticas monopólicas, abusos y engaños en contra de sus propios usuarios y audiencias, por lo que es fundamental mantener a la Asociación lejos de intereses particulares y siempre cerca de las causas y ciudadanas.

La Amedi ha pasado por reajustes internos y dificultades financieras en los últimos años, por lo que es necesario reconocer que requiere un mayor impulso, una mayor presencia en la arena pública, sin que ello signifique caer en la tentación de abrirse a financiamientos empresariales que lastimen su autonomía.

Por ello saludamos la postulación de la maestra Primavera Téllez Girón García para presidir la Amedi. Primavera conoce los problemas y retos de la Asociación porque se ha venido desempeñando como su directora durante este año. La avala una trayectoria independiente del poder y de los intereses privados de los grandes monopolios. Es una profesional de la comunicación que se ha dedicado a las aulas, al periodismo y al trabajo de con las organizaciones sociales.

Fue reportera de la Agencia de Noticias Pulsar, que nutría de contenidos a emisoras comunitarias de América Latina; colaboró en el canal televisivo de la Universidad Nacional Autónoma de México (Tv UNAM) y también en el servicio mundial de la BBC en Londres; escribe en el portal de internet RompevientoTV y en la Revista Zócalo. Siempre ha acompañado causas sociales y proviene, desde sus años de estudiante universitaria, de las bases que fundaron la Amedi, en donde nunca ha dejado de colaborar con diversas actividades y cargos. Actualmente también es conductora del programa de radio que semana a semana produce la Asociación en el Instituto Mexicano de la Radio.

Sin duda su perfil garantiza, acorde con las posturas y propuestas que nos ha hecho saber conducirán su desempeño, que no se darán por terminadas las exigencias de la Amedi por mejores decisiones legislativas que hagan efectivo el derecho a la información en distintos rubros, ni se pierda para ello esa agenda ciudadana cercana a la defensa de los medios comunitarios e indígenas, promotora de medios públicos que sirvan a sus audiencias y no a la propaganda de los gobiernos que los administran, de un internet libre de censura política o empresarial y al alcance de más mexicanas y mexicanos, de transparencia y acceso a la información sin regateos, favorable a la defensa de la actividad periodística, promotora de expulsar anuncios pagados disfrazados de información y del respeto a las libertades y los derechos a informar y ser informados.

Son esas las razones por las que saludamos, acompañamos y apoyamos la candidatura de Primavera. Consideramos necesario refrendar los principios de la Asociación y vemos en ella esa gran oportunidad.

En contraste, no podemos acompañar la postulación de Jorge Fernando Negrete, quien también aspira a presidir la Asociación, porque vemos en ella un evidente conflicto de interés que pone en riesgo la independencia y legitimidad de la Amedi, con respecto de los intereses económicos de los clientes que tiene Jorge.

A nuestro juicio, su calidad de director en Mediatelecom, Policy and Law, donde es consultor de varias empresas, entre ellas las de Carlos Slim –a las cuales defiende abiertamente–, no es compatible con la presidencia de una organización que se ha caracterizado por combatir monopolios, no por defenderlos. La Amedi es una organización ciudadana y no puede arriesgarse a tener una vinculación con la promoción y asesoría de estrategias o cabildeos encaminados a favorecer negocios particulares de multimillonarios.

Negrete es un abogado talentoso y especialista en el sector de telecomunicaciones, a quien no descalificamos en lo personal. Es comprensible que en su calidad de consultor defienda, como lo hace, las oportunidades de negocio y hasta supuestas tarifas muy económicas de las empresas relacionadas con su cliente Carlos Slim, pero honestamente pensamos que no sería correcto que encabece los trabajos de una organización ciudadana que no tiene fines de lucro ni vocación empresarial como la que él ejerce en su faceta de consultor.

Apenas el 6 de octubre pasado Jorge afirmó, en un noticiario de MVS, que a Slim se le debe quitar la restricción para proporcionar el servicio de televisión restringida, porque a su juicio, “el nuevo derecho a la información es que todos los mexicanos puedan recibir todo tipo de servicios”, y como el servicio de televisión de paga es uno de ellos, lo podría dar Slim con su infraestructura, pero no se lo han autorizado por tratarse de un monopolio.

La complacencia de las autoridades con el acaparamiento monopólico de Televisa es condenable y evidente, pero no pensamos que eso se solucione pidiendo dispensas similares para otros monopolios. Ése no es el papel de las organizaciones ciudadanas.

Quienes firmamos esta carta hemos acompañado a la Asociación durante años, y por ello sabemos lo importante que es cuidar su independencia, sentido crítico y autocrítico, pero sobre todo su vocación social alejada del interés de gobiernos, empresas de telecomunicaciones y televisoras.

Todas y todos los asociados de la Amedi tienen derecho a postularse para presidir o apoyar a una u otra candidatura, y respetaremos cualquier decisión democrática que asuman pero, en nuestro caso, compartimos la convicción de que la Asociación debe reivindicar su origen, defender las libertades de expresión e información, el derecho a saber de las cosas públicas de las y los mexicanos, sin distorsiones ni componendas entre políticos, medios y empresarios que detentan el poder formal y fáctico en nuestro país.

No es compatible que un exitoso consultor que colabora con un monopolio sea simultáneamente presidente de una asociación ciudadana que se ha caracterizado por combatir monopolios, no por defenderlos, y por siempre tener como prioridad la agenda social, no la empresarial. Para esta última están activos ya cabilderos, telebancadas y consultoras, no las organizaciones de la sociedad civil con un perfil ciudadano e independiente.

Ésas son las razones por las que respaldamos la candidatura de Primavera Téllez Girón como presidenta de la Amedi.

Atentamente:

María del Carmen de Lara, Virgilio Caballero, Carlos Padilla Ríos, Luis Miguel Carriedo, Gerardo Israel Montes, Gerardo Albarrán de Alba, Carlos Sotelo, Ernesto Villanueva, Alberto Escorcia, Blanca Cruz, Daniela Parra, Vicente Maldonado, José Antonio Zavaleta, Clara Luz Álvarez, Adriana Solórzano

 

 

 

Suprema Corte cierra la puerta a víctimas de desaparición forzada

La decisión de los ministros que integran la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de no ejercitar la facultad de atracción para conocer respecto de la resolución relativa al debido cumplimiento de lo determinado en el recurso de queja 29/2014 del índice del Noveno Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, que había solicitado el presidente de la propia Corte, constituye una decisión lamentable, que a corto plazo cierra la posibilidad de que el máximo tribunal pueda establecer criterios que permitan determinar las acciones que un juez de Distrito puede realizar cuando conoce de un juicio de amparo indirecto como medio de defensa para reclamar la desaparición forzada de personas.

La resolución adoptada en sesión privada celebrada el 7 de octubre de 2015, de no ejercitar la facultad de atracción propicia que la investigación sobre la desaparición forzada de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, no aborde con la debida profundidad la línea de investigación relativa a la participación de las Fuerzas Armadas en la desaparición forzada de ambas personas, contraviniendo la decisión del Tribunal Colegiado que en su sentencia determinó que el Ministerio Público Federal debía citar a declarar a los mandos castrenses, mandos policiacos federales, funcionarios de inteligencia y ordenar la realización de labores de búsqueda dentro de las instalaciones militares de Oaxaca, Guerrero y el Distrito Federal.

La decisión de la Sala también exhibe la incapacidad y falta de voluntad de los órganos jurisdiccionales para hacer cumplir sus resoluciones, convirtiendo en una ficción el derecho de acceso a la justicia.

Para la Comisión Civil de Seguimiento y Verificación de la Búsqueda, Localización y Presentación con vida de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez es evidente que la decisión de la Primera Sala es concordante con la postura establecida por el Estado mexicano de no someter a las Fuerzas Armadas a investigaciones relacionadas con hechos de desaparición forzada, sin importar que medie una resolución judicial que obligue a los integrantes de la milicia a comparecer ante la autoridad ministerial, evidenciando en los hechos la nula existencia del estado de derecho que tanto pregonan las autoridades.

Ante la decisión asumida por la Primera Sala, la Comisión Civil de Seguimiento y Búsqueda para el caso Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, reitera su compromiso indeclinable de continuar en la exigencia del cumplimiento cabal de esta resolución judicial hasta dar con el paradero de ambos luchadores sociales, así como lograr el juicio y castigo a los responsables.

Atentamente:

Gilberto López y Rivas, Santiago Corcuera Cabezut, Miguel Concha Malo, Luis Daniel Vázquez Valencia, Miguel Álvarez Gándara, Dolores González Saravia, Pablo Romo Cedano, Augusto César Sandino Rivero Espinosa, Leonel Rivero Rodríguez, Margarita Cruz Sánchez y Nadin Reyes Maldonado.

 

 

 

Ficción, la existencia de empresas privadas “socialmente responsables”

Muy interesante el artículo “Estafa Volkswagen: naturaleza del capitalismo”. Así de sencillo. Para qué tanta vuelta al asunto. Uno oye tantas barbaridades como: “empresas socialmente responsables”. Mientras sean privadas, este eslogan es un absurdo, una contradicción.

Ulises Martínez

 

 

 

Mineras, daños a la vida

Totalmente de acuerdo con el reportaje “México, paraíso para extractivistas mineros”. Las mineras dejan el 1.8 por ciento de sus utilidades, lo que es una burla en comparación con el daño permanente que ocasionan al medio ambiente y, como consecuencia, a la vida.

Jose Manuel Trasviña Waldenrath

 

 

 

Exfuncionarios de Pemex ahora explotan para privados

Interesante artículo el titulado “Bloques petroleros subastados activos”. Sólo quisiera agregar que el ingeniero Raúl González García, exsubdirector de Exploración, en Petróleos Mexicanos, es socio de Diavaz, y tiene muy amplia información geológica y geofísica de toda la República. Así que sabe en qué sitios pueden invertir.

Rolando Sarmiento Bravo

[BLOQUE: OPINIÓN] [SECCIÓN: NUESTROS LECTORES]

 

 

 

Contralínea 460 / del 26 de Octubre al 01 de Noviembre 2015

contralinea-460-m

 

 

 

 

 

Comments

comments