Autor:

Las expectativas de sacarlo del marasmo en que lo dejaron 12 años de panismo se esfumaron. El regreso del priísmo a la Presidencia de la República no puso fin al compadrazgo ni significó la reanudación de los esfuerzos por profesionalizar los “servicios” en el organismo de inteligencia civil del Estado mexicano: el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

cisen-300La mayoría de los cuadros que se formaron en el incipiente periodo de profesionalización con que se fundó la institución en 1989, y los 15 años subsiguientes, hoy trabaja en la iniciativa privada, gobiernos locales o por su cuenta, no para el Estado.

De 2005 a la fecha han desfilado cinco directores, uno de los cuales repitió en el cargo en periodos distintos (Juan Domingo López Buitrón). En estos años, la delincuencia organizada irrumpió en los hogares mexicanos; la mafia prohijada en este país se convirtió en la más exitosa del mundo; por decenas de miles, las familias se desintegraron, ya sea por desapariciones, asesinatos o desplazamiento de algunos de sus miembros; las muertes violentas sumaron más de 150 mil, y los negocios se vinieron abajo en las regiones donde la delincuencia usurpó la potestad del Estado.

En todo este tiempo, las mafias penetraron las estructuras gubernamentales de los tres poderes y de los tres niveles de gobierno. Funcionarios locales y federales se aliaron con capos del narcotráfico y cogobernaron (y cogobiernan) regiones del país. ¿Qué más atentado contra la seguridad de la nación que el enquistamiento de los mafiosos en las estructuras de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial? ¿Qué mayor amenaza al Estado mexicano que la que se comete contra las familias que buscan forjarse digna y legalmente una vida mejor?

¿Y el encargado formalmente de proteger a la nación, el Cisen, dónde estuvo?

Todo viene a cuento porque precisamente este órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación es de los intocados por las tijeras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Mientras programas enteros se fusionan o desaparecen y se anuncia que para 2016 el gasto programable a pesos corrientes será menor en 109 mil millones de pesos al del presente año, la propuesta del gobierno de Enrique Peña Nieto es que el Cisen preserve su presupuesto intacto, un presupuesto que de 2005 a la fecha creció en 865 por ciento en términos nominales.

Oficialmente serán los diputados federales quienes tengan la última palabra al respecto, cuando aprueben en los próximos días el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2016. Sin embargo, en el documento Cambios en la estructura programática 2015-2016 se establece que el monto para el apartado Servicios de Inteligencia para la Seguridad Nacional del próximo año –programa que ejerce exclusivamente el Cisen– ascenderá a 7 mil 616 millones 134 mil 870 pesos. El archivo es parte del paquete informativo enviado por la oficina del titular de la SHCP, Luis Videgaray, a los legisladores federales.

De acuerdo con el documento Comparativo del presupuesto asignado, elaborado por el Cisen y obtenido por medio de la Ley Federal de Transparencia, en 2005 el presupuesto para la institución ascendió a 879 millones 766 mil 865 pesos nominales. Desde entonces, y como ninguna otra dependencia de la administración pública federal, el presupuesto del organismo creció ininterrumpidamente. En este 2015 ejerce ya 7 mil 616 millones 130 mil pesos, cifra que al parecer va a refrendar.

Lo preocupante es que los recursos destinados a este centro no garantizan la protección de la población, el territorio ni del gobierno. La torpeza (o complicidad) más reciente en que se ha visto envuelto este organismo que dirige Eugenio Ímaz Gispert es la fuga de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, de un penal de “máxima seguridad”. La institución no fue capaz de percatarse ya no digamos de los planes de fuga del líder del Cártel de Sinaloa, sino siquiera de los ruidos y los trabajos que al exterior y al interior del Centro Federal de Readaptación Social 1 El Altiplano se realizaban para sacar a Guzmán.

¿Pues a qué se dedica el Cisen? ¿Será que a perseguir y espiar a estudiantes que protestan, indígenas que demandan autonomía, campesinos que se organizan, maestros contrarios a la pérdida de derechos laborales, periodistas que investigan? ¿O quizás, a “tutelar” las reformas estructurales de los gobiernos neoliberales en turno, como se asienta en la Nota metodológica para elaborar agendas de riesgo (documento obtenido del propio Cisen también por medio de la Ley de Transparencia)?

De ser así, los mexicanos no tenemos un órgano de seguridad del Estado. Lo que tenemos es uno del régimen o, peor aún, de clase: la enquistada en el poder. Y nos sale muy caro.

Fragmentos

Este 26 de octubre, y en pleno proceso de designación de rector en la Universidad Nacional Autónoma de México, se cumplen 4 años del asesinato de quien fuera estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras Carlos Sinuhé Cuevas Mejía. Varias semanas antes de haber sido atacado, en 2011, recibió amenazas por su participación política. Lo hizo público. Nada detuvo a sus agresores. El cuerpo de Sinuhé fue encontrado en un paraje de Topilejo. Desde la Rectoría que encabeza José Narro Robles nada se hizo por exigir a las autoridades de la Procuraduría capitalina que resolvieran el caso. Por el contrario, durante la administración que termina sucedieron otras agresiones contra colectivos, regresó el porrismo y prolifera la venta y el consumo de alcohol y otras drogas en las facultades con mayor actividad política, como para confundir a estudiantes y justificar una probable intervención policiaca… El proyecto educativo K’éri Jorhéntperakua: Cerrando la Brecha de la Educación Media Superior para los Jóvenes Indígenas de Michoacán, encabezado por la doctora Bertha Dimas Huacuz, es finalista en el Premio Gobierno y Gestión Local 2015. Se trata de un reconocimiento a la Escuela Preparatoria Indígena Intercultural de Santa Fe de la Laguna, Michoacán. Expertos reconocieron la calidad de esta propuesta educativa de carácter autónomo e indígena, a contracorriente, por cierto, de la visión de la llamada reforma “educativa”… Gracias a mi director por ser maestro y por su confianza. Y gracias, lector, lectora, por la mirada crítica y exigente. Zona cero buscará llegar al epicentro de temas de interés social y popular.

*Periodista

[BLOQUE: OPINIÓN] [SECCIÓN: ZONA CERO]

Contralínea 460 / del 26 de Octubre al 01 de Noviembre 2015

contralinea-460-m