Autor:

A contratiempo, la modernización de las fuerzas armadas rusas. Cuando Estados Unidos y la OTAN comenzaron a atacar sobre Rusia, el gobierno de Vladimir Putin apenas logró equilibrar fuerzas en la región euroasiática. Con bases militares, armamento pesado y miles de efectivos a sus puertas, los rusos reactivan su industria militar

Jorge Petinaud Martínez/PL

Moscú, Rusia. El año 15 de la llegada al Kremlin del presidente Vladimir Putin transcurre en medio de una agresividad sin precedentes de Estados Unidos y sus aliados occidentales contra Rusia, que refuerza la defensa y garantiza su seguridad.

Ni siquiera en los momentos de mayor tensión de la denominada Guerra Fría contra la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, las repúblicas del Báltico, el Mar Negro, antiguos miembros del Pacto de Varsovia en el Este del viejo continente y la vecina Ucrania acogieron tantos medios navales, aéreos, armamento pesado y tropas enfiladas contra Moscú.

Putin llegó al sillón presidencial el 26 de marzo de 2000, con el 52.94 por ciento de los votos, cuando Occidente mostraba en una mano la zanahoria al rico gigante al que saqueaba, y en la otra ocultaba el puñal que ahora enarbola contra el enemigo al cual equipara con una epidemia como el ébola.

El mandatario advirtió recientemente, en una reunión del Colegio del Servicio Federal de Seguridad, que Rusia asestará una respuesta adecuada frente a las amenazas internas y externas, y a los planes de desestabilización y descrédito contra las autoridades.

Al constatar que Occidente emplea todos los medios posibles para contener a Rusia, Putin aseguró ante los oficiales que no consiguieron amedrentarla y no lo lograrán. Recordó que los gobiernos occidentales intentaron el aislamiento político, una guerra informativa total y emplearon todos los instrumentos de los servicios secretos contra su país.

Informó que existe un plan de debilitar a Rusia desde afuera y por dentro con ayuda de las organizaciones no gubernamentales, de ahí que instó a un escrutinio profundo de las actividades y fuentes de financiamiento de esas entidades. Confirmó que más de 300 agentes extranjeros fueron detectados por los organismos de seguridad, y no descartó en ese sentido provocaciones en el periodo en curso y en los 2 próximos años de campaña electoral (legislativas y presidenciales), con fines desestabilizadores y para desacreditar a las autoridades.

Expansión de la OTAN

El mandatario refirió que, en paralelo, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) quebranta el balance de fuerzas militares con Rusia, “al desarrollar escuadras de reacción rápida y emplazar su infraestructura cerca de nuestras fronteras”.

Persisten los intentos de romper la paridad nuclear forzando la creación de los segmentos europeo y asiático del sistema de escudo antimisiles, expuso el líder al recordar la retirada unilateral de Estados Unidos del Tratado sobre Misiles Antibalísticos, con lo cual fueron desmontados los cimientos del sistema moderno de seguridad internacional.

Explicó, asimismo, cómo se diseñan ultramodernos sistemas de golpes múltiples y planes para operaciones militares en el cosmos. Alertó el jefe del Kremlin sobre la expansión de focos de tensiones en el mundo y de los golpes de Estado, en tanto instrumento de derrocamiento de gobiernos.

Mencionó la Guerra Civil en Ucrania como consecuencia de un escenario violento de esa naturaleza y subrayó los esfuerzos de Moscú por una reconciliación entre las partes en conflicto y la normalización de la situación en la vecina república exsoviética.

Putin elogió el desempeño de los órganos pertinentes en la lucha contra el terrorismo, pero demandó un mayor rigor en el enfrentamiento de las bandas armadas clandestinas que operan en territorio ruso. Manifestó la convicción en que la situación mundial cambiará hacia una mejoría, incluyendo la coyuntura en torno a Rusia, pero subrayó que sólo será posible “si somos más fuertes”.

En este contexto, la viceministra de Defensa, Tatiana Shevtsova, confirmó que el presupuesto militar de Rusia sufrirá una disminución sólo del 3.8 por ciento en 2015, como parte de los recortes gubernamentales anunciados para alcanzar el equilibrio presupuestario. Citada por Nezavisimaya Gazeta (Gaceta Independiente), la vicetitular afirmó que esa cartera evitó la reducción del 10 por ciento de sus erogaciones, informada con anterioridad por el Ejecutivo.

 “Hemos defendido todos los parámetros para 2015. Nos afecta sólo un recorte parcial de 3.8 por ciento del presupuesto”, reiteró Shevtsova en declaraciones a la publicación, al aclarar que no se suspenden los programas sociales y de rearme de las tropas.

El suplemento especializado en temas militares –que incluye cada lunes la Gaceta Independiente– informó que hasta el momento la técnica innovadora de que disponen las Fuerzas Armadas rusas no llega al 30 por ciento, cifra prevista para fines de 2015.

Subrayó, sin embargo, que el promedio de los arsenales novedosos de las Tropas de Defensa Aeroespacial, las de Misiles Estratégicos y la Armada rebasan el 40 por ciento.

La viceministra comentó que en la actualidad el nuevo Programa Nacional de Fabricación de Armamento y Material Complementario está en fase de estudio y será ratificado durante el año en curso por el Kremlin.

El Primer Canal de la televisión, en tanto, mostró fragmentos de los análisis realizados sobre estos temas por el presidente Vladimir Putin junto a los ministros de Defensa, Serguéi Shoigú, y el de Finanzas, Anton Siluanov.

Un estudio comparativo publicado por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos con sede en Londres (IISS, por su sigla en inglés) indica que Moscú pasó en 2014 de la tercera a la cuarta posición del ranking planetario de gastos en defensa.

Según el anuario Balance militar 2015, Estados Unidos mantuvo la primacía, con una erogación de 581 mil millones de dólares en esos 12 meses; China fue segunda durante ese ejercicio financiero, con un presupuesto de 129 mil 400 millones de la moneda estadunidense, y Arabia Saudita tercera, con 80 mil 800 millones.

La diplomacia del Kremlin alertó sobre la militarización de la región del Báltico por Estados Unidos con el despliegue de tropas, tanques y aviones de combate para multiplicar su presencia militar en el Este de Europa, en desmedro del equilibrio estratégico. Según el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Alexander Lukashevich, Moscú sigue con atención el desarrollo de las maniobras de la operación Atlantic Resolve (Resolución Atlántica), en Estonia, capitaneadas por el Pentágono, en un evidente plan de incrementar el contingente militar estadunidense en el denominado viejo continente y socavar así el balance de fuerzas y armamentos.

Deploró Lukashevich las notorias señales de militarización de la región, cómo el Pentágono refiere con “léxico cínico” el argumento de un nuevo estado de cosas y denomina a los países fronterizos con Rusia como “frontline states”.

Indicó el vocero que tales maniobras, en las que participan ejércitos de Estonia, Letonia y Lituania, generan grandes suspicacias acerca de las verdaderas intenciones de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN.

Advirtió que, al parecer, se trata de la ejecución de un programa de construcción militar propio, promovido por Washington, con la crisis en Ucrania como telón de fondo “para mostrar sus músculos”, pero previno que esas acciones minan la seguridad y estabilidad en Europa. Lamentó Moscú la evasiva conducta de la OTAN a las interrogantes planteadas en las consultas sobre el límite permitido de medios de combate y de fuerzas, puntos contemplados en el prácticamente extinto Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE), firmado por las partes.

Desafortunadamente, no se definió la esencia del término “fuerzas significativas de combate” por la posición de los miembros de la alianza, sostuvo el portavoz de la Cancillería, y en consecuencia, Rusia anunció semanas atrás su salida definitiva del grupo consultivo del FACE.

Unos 14 caza bombarderos F-16 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, en tanto, aterrizaron recientemente en el aeródromo de Emari, Estonia, para participar en los ejercicios conjuntos de los aliados, sobre el espacio aéreo y marítimo del Báltico, próximo a las fronteras occidentales de la Federación de Rusia.

De acuerdo con la Cancillería, el Ministerio de Defensa estonio concibe las maniobras como el inicio del funcionamiento de un centro de entrenamiento de las Fuerzas estadounidenses en esa exrepública soviética, como base permanente de la aviación estratégica aliada con capacidad de portar armas nucleares.

Asimismo, el Pentágono incrementó en esa región de 60 a 220 el arsenal de tanques Abrams y blindados Bredli.

El flanco suroccidental

En cuanto al suministro de armas a Kiev y los llamamientos del Congreso estadunidense, Lukashevich reiteró la intención deliberada de provocar una nueva escalada del conflicto y de socavar la frágil tregua en el Dombás (Sureste ucraniano), en lo que calificó de amenaza directa a Rusia.

El Ejército ucraniano alista maniobras conjuntas con militares de Estados Unidos en el polígono de Yavoriv, región del Lvov, tras el arribo al país de las partidas de blindados Humvee, y ya el presidente Petró Poroshenko firmó el documento que legaliza la presencia de esas Fuerzas extranjeras en el territorio nacional.

Poroshenko confirmó la instalación de armamento de alta precisión en los Humvee recibidos en fecha reciente, decisión que incrementa las dudas sobre la voluntad pacificadora de su gobierno.

Al precisar que estos medios de guerra ya fueron entregados a las brigadas 95 y 79 de las Fuerzas Especiales Alfa, el mandatario subrayó que otras tropas también los recibirán, una vez concluido el emplazamiento de su artillería, según el sitio en internet presidencial. Mencionó entre la técnica de combate que se acopla a los Humvee “modernos lanzacohetes ucranianos, que sólo ahora están entrando en servicio, ametralladoras pesadas, misiles antitanques especiales y armas ucranianas guiadas de precisión”.

De manera contrastante con las conversaciones con vista a iniciar negociaciones de paz en el Dombás (Sureste de Ucrania), Poroshenko recibió personalmente los primeros 10 vehículos de guerra Humvee, según su portavoz, Sviatoslav Tsegolko.

Tras la instalación del armamento necesario, todas las máquinas serán enviadas a las unidades aerotransportadas de alta movilidad participantes en la represión contra la población del Dombás, proclamó entonces el mandatario. Esperamos recibir los restantes todo terrenos, un total de 230 acordados con Washington, en un plazo de 1 mes y medio, añadió el hombre más rico de Ucrania, elegido presidente.

La Cámara de Representantes del Congreso estadunidense, en tanto, aprobó por 348 votos a favor y 48 en contra una resolución que recomienda a la Casa Blanca dar el visto bueno para el suministro de armamento mortífero a Kiev.

Por su parte, tras reunirse en París, Francia, con sus pares de Alemania, Francia y Ucrania, el vicecanciller ruso, Grigory Karasin, dijo que de momento la realización del Protocolo de Minsk se frena, en primer lugar, por culpa de los gobernantes ucranianos. Las autoridades de Kiev incumplen los plazos previstos, reiteró el viceministro que encabeza la delegación rusa en las negociaciones sobre la transición de un alto el fuego y la retirada de las armas pesadas de la línea de contacto hacia un proceso político.

Inspección sorpresiva

Ante estas realidades, una inspección sorpresiva ordenada por el presidente Putin a la Flota del Norte, unidades del Distrito Militar Oeste y a las Tropas Aerotransportadas de Rusia mantuvo en alerta máxima a 38 mil efectivos. Serguéi Shoigú, ministro de Defensa, aseguró al iniciar el ejercicio Moscú que los movilizados operarían 3 mil 360 unidades de material bélico, 41 buques, 15 submarinos y 110 naves aéreas.

El objetivo principal de la inspección fue evaluar la capacidad de las Fuerzas de la Flota del Norte de llevar a cabo misiones para garantizar la seguridad militar de Rusia en la región del Ártico, afirmó en declaraciones transmitidas por el Primer Canal.

Añadió el titular que las tropas puestas en alerta ensayaron el cumplimiento de misiones en el Ártico, como el traslado de unidades de operaciones especiales a grandes distancias y la lucha en mar y tierra contra destacamentos navales enemigos y saboteadores.

Sin mencionar los miles de soldados, buques, aviones, blindados y otro armamento pesado de la OTAN desplegado en países fronterizos con Rusia y en otras naciones del Este europeo, el general de Ejército, Shoigú, subrayó que existen nuevos desafíos y amenazas para Moscú. Indicó que tal realidad requiere que se siga aumentando la capacidad de combate de las Fuerzas Armadas y que se dedique atención especial a las tropas estratégicas formadas recientemente en la región Norte. Simultáneamente, unidades motorizadas del Distrito Militar Sur de Rusia comenzaron maniobras en zonas de Stávropol, región meridional del Estado eurasiático, según reportes del servicio de prensa de ese mando.

Las operaciones involucran a unos 500 efectivos, 40 medios blindados, armamento artillero y en particular sistemas antiaéreos de cañón-misil del tipo Pantsir.

Esos militares, tras la orden de alerta, efectuaron una marcha de 100 kilómetros hasta el área asignada, y allí simularon enfrentar Fuerzas enemigas hasta abatirlas.

Al informar que las inspecciones sorpresivas fueron restablecidas por órdenes del Kremlin tras una pausa de 20 años, la cartera a cargo del sistema defensivo ruso destacó que sus Fuerzas Armadas realizan anualmente alrededor de 3 mil 500 ejercicios castrenses en diversas instancias de mando.

El creciente accionar de las Fuerzas y medios militares rusos se corresponde con la advertencia formulada por Putin el 7 de febrero de 2007 en la Conferencia Internacional de Seguridad de Múnich, como respuesta al despliegue del escudo antimisiles de Washington en Europa y a la continua expansión de la OTAN hacia el Este.

El sistema antimisiles en Europa, con componentes estratégicos estadunidenses y la construcción de armamentos de alta precisión, ponen en duda el progreso del proceso de desarme nuclear. Esto aseveró el director del Departamento de No Proliferación y Control Armamentista de Rusia, Mijail Ulianov.

Advirtió Ulianov, durante una rueda de prensa, que en tales condiciones la continuidad del desarme nuclear se torna problemática, al subrayar que Moscú se esfuerza por crear el ambiente necesario y es a Washington a quien debe dirigirse ese cuestionamiento.

Sobre la violación del Tratado de No Proliferación, el funcionario refirió el entrenamiento por Estados Unidos de pilotos de países aliados en el uso del arma atómica durante las llamadas misiones conjuntas nucleares.

Muchos de los miembros del Movimiento de Países No Alineados reconocen que Rusia de manera permanente plantea esa cuestión en los foros internacionales, al considerar tales acciones una franca violación de los compromisos, enfatizó el experto.

Ulianov alertó, por otro lado, que su país tenía derecho a desplegar el arma nuclear en cualquier parte del territorio de la Federación, incluida Crimea. De principio nos asiste ese derecho aunque Kiev considera lo contrario, respondió a una pregunta acerca de un posible emplazamiento de armamentos estratégicos en la península reunificada con Rusia en marzo de 2014, tras un referendo consultivo.

La expansión de las Fuerzas de la OTAN hacia las fronteras de Rusia provocó que Moscú suspendiera en marzo último su participación en la comisión consultiva del Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa, cuya moratoria había sido decretada por el presidente Vladimir Putin en 2007 por los incumplimientos de la OTAN.

El representante ruso ante la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), Andrei Kelin, catalogó esa decisión como un paso fundado, el cual ha sido entendido dentro de ese foro.

 “La mayoría de los estados miembros lamentan esa medida, pero era razonable de nuestra parte, pues hacía tiempo que el convenio no funcionaba ni proporcionaba utilidad”, expuso Kelin.

El jefe de la delegación rusa en las negociaciones sobre seguridad militar y control de armamentos, Antón Mazur, aclaró que el paso no significaba que Rusia renunciaba al diálogo en la cuestión de las armas convencionales en Europa.

Suscrito en noviembre de 1990 entre la OTAN y el extinto Pacto de Varsovia, el FACE entró en vigor en 1992, cuando ya no existía el bloque de países socialistas y la alianza se ampliaba con la incorporación de expaíses socialistas y repúblicas exsoviéticas del Mar Báltico. La versión adaptada a las nuevas realidades fue ratificada en 1999 sólo por Rusia, Bielorrusia, Kazajistán y Ucrania.

Durante recientes maniobras militares, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, general Valeri Guerásimov, por su parte, confirmó que sistemas de misiles del tipo Iskander serían emplazados en el extremo más occidental del país, en Kaliningrado. Guerásimov informó en un reporte al ministro de Defensa, general de Ejército Serguéi Shoigú, que estaban a punto de finalizar los preparativos para el envío de esos proyectiles tácticos con alcance de hasta 300 kilómetros y mayores potencialidades para batir blancos.

Tales características de estos cohetes de alta precisión abren la posibilidad de que esas unidades del Kremlin coloquen dentro de su radio de acción a la mayor parte de los países de Europa. El jefe del Estado Mayor precisó que cuatro batallones de cuatro brigadas iniciaron un simulacro táctico en la zona especial del enclave de Kaliningrado, y que fueron enviados hacia el aeródromo de Cherniajovsk como refuerzo.

Mientras duraron los ejercicios sorpresivos ordenados a tropas en el Oeste y el Norte de Rusia, permanecieron emplazados en Kaliningrado un grupo de sistemas Iskander, según el oficial. Desarrollados para las tropas terrestres en la década de 1990, estos proyectiles tácticos móviles de alta precisión fueron probados por primera vez con éxito en 1996, y una década después las Fuerzas Armadas rusas adquirieron el Iskander-M balístico, de alcance extendido.

Su misión es batir blancos terrestres como puestos de mando, centros de comunicaciones áreas, de concentración de tropas, instalaciones de defensa antimisil y antiaérea, así como aeródromos con helicópteros y aeronaves de ala fija.

Las Fuerzas Armadas rusas del Distrito Militar Occidental han disparado con éxito estos proyectiles como parte de maniobras realizadas por tropas coheteriles y de artillería, según la Agencia de Información Telegráfica Rusa. En su variante básica, esta arma táctico-operativa con la que Rusia responde al sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos en Europa tiene un alcance cercano a los 300 kilómetros.

Sin embargo, medios de prensa rusos especializados comentan que se han realizado pruebas de lanzamientos de vectores del tipo crucero R-500 desde plataformas de complejos Iskander.

Dotado potencialmente con cohetes de crucero capaces de portar ojivas nucleares, el alcance del sistema Iskander-M puede superar los 2 mil kilómetros, y esto les permite batir objetivos prácticamente en todo el territorio europeo, añaden las fuentes. Sus posibilidades podrían multiplicarse si se emplazan en el enclave de Kaliningrado, extremo más occidental de la Federación Rusa por el Norte, y en Crimea, en el Suroeste del estado eurasiático, en el Mar Negro.

Paralelamente, la Cancillería rusa demandó a la Unión Europea explicación sobre una virtual creación de un ejército unificado que apunte a Rusia, mientras la OTAN se aproxima a sus fronteras en señal de amenaza.

El vicecanciller Alexéi Meshkov dijo que la Unión Europea debía precisar qué quiso decir exactamente el comisario Jean-Claude Juncker cuando públicamente presentó esa idea. Según Meshkov, los políticos europeos a distintos niveles han planteado esa idea en los últimos 30 años, pero quisiera adivinar qué tuvo en cuenta Juncker ahora, exteriorizó el funcionario, al comentar sobre el tema que genera suspicacias en Moscú.

El presidente de la Comisión Europea afirmó recientemente, en entrevista con un diario alemán, que el denominado viejo continente necesita un ejército propio para “que, entre otros objetivos, apunte a Rusia y haga a la Unión Europea más fuerte”, pero sin competir con la OTAN.

Un Ejército unificado debía trazar una política exterior y de seguridad común, lo cual permitiría a Europa “tomar más participación con responsabilidad por los acontecimientos en el mundo”, adujo Juncker.

De acuerdo con el periódico Welt am Sonntag, la idea es respaldada por políticos europeos, en particular la ministra de Defensa de Alemania, Ursula von der Leyen, quien consideró necesario y pertinente la existencia de unas Fuerzas Armadas europeas.

La prensa rusa recuerda que la mayoría de los estados de la Unión Europea son miembros de la OTAN y están bajo un mando único, como regla, de un general estadunidense, a saber, Philip Breedlove, al frente hoy de las Fuerzas Armadas aliadas en Europa.

En Moscú, en tanto, el canciller Serguéi Lavrov advirtió que la expansión de la actividad militar de la OTAN cerca de las fronteras rusas socava un virtual restablecimiento de la confianza de Moscú hacia el bloque.

La introducción de tecnologías innovadoras en los últimos 3 lustros para modernizar los arsenales del Kremlin es otro factor que redunda en el actual fortalecimiento del sistema defensivo ruso.

Alí Aliyev, participante en la creación de los ekranoplanos, proyecto abandonado por Rusia, aseguró que esas naves de gran velocidad y potente artillería son más efectivas para hundir portaviones que las embarcaciones francesas Mistral, cuya entrega París niega a Moscú, pese al pago ya adelantado.

 “Todavía recuerdo las pruebas del ekranoplano Lun. No es de extrañar que fuera apodado Asesino de Portaaviones”, afirmó el experto naval, entrevistado por el periódico del gobierno Rossiskaya Gazeta.

Dijo Aliyev al diario oficial que el Lun estaba artillado con seis cohetes supersónicos antibuques autoguiados del tipo Moskit, cada uno de los cuales era capaz de hundir un portaaviones, mientras que esa nave podía despegar y posarse sobre el agua en condiciones de tormenta.

El Lun podía levantar vuelo y amarizar en medio de una tempestad de fuerza 5 y con oleaje superior a los 2 metros y medios de altura, comentó.

Al referirse a las pruebas realizadas en la época soviética, subrayó que se consideraban tan importantes, que todo el proceso fue seguido desde un satélite espacial.

Desde el punto de vista militar, los vehículos de este tipo serían mucho más útiles para la Armada que los buques de ataque anfibios clase Mistral, pagados a Francia, pero aún no entregados a la Marina de Guerra rusa, reiteró Aliyev al periódico gubernamental.

Con relación a los costos, el experto en construcciones navales resaltó que con el mismo dinero invertido en la compra de un Mistral se pueden construir por lo menos seis Asesinos de Portaaviones. Adicionalmente, dijo en la entrevista, es cuestionable la necesidad de las embarcaciones anfibias Mistral para la Armada rusa, que no está dispuesta a desembarcar a sus infantes en las costas extranjeras.

Sin embargo, reflexionó, la tarea de defender las fronteras marítimas propias contra portaviones enemigos es muy urgente, señaló en alusión a Fuerzas occidentales ya emplazadas en países limítrofes con Rusia, situación inexistente en los peores tiempos de la denominada Guerra Fría.

Tras construir algunos prototipos, Rusia fabricó en 1966 el primer ekranoplano militar, denominado Monstruo del Caspio por los servicios de inteligencia estadunidenses, que mostraron confusión por la extraña naturaleza de aquel híbrido de barco y avión tan grande y veloz.

Con sus 544 toneladas, el ingenio de 106 metros de eslora y 42 de manga superaba los 400 kilómetros por hora y era muy difícil de detectar porque volaba con una carga similar a su peso a una altura de entre 5 y 8 metros sobre el nivel del mar, según las fuentes.

Desde la década de 1950, Alemania, Estados Unidos y la entonces Unión Soviética compitieron en el desarrollo de este armamento, que funciona sobre la base del principio que los físicos denominan “efecto suelo”.

Sin embargo, sólo el buró de diseño ruso de Nizhni Nóvgorod y su ingeniero jefe, Rostislav Alekséyev, lograron iniciar la producción en serie del ekranoplano del tipo Orlionok, capaz de transportar en 1 hora 200 infantes de marina y dos blindados flotantes a cualquier parte del mar Caspio, y del Asesino de Portaaviones.

Tras la descomposición de la Unión Soviética, el proyecto fue archivado por razones financieras.

El despliegue de tropas en el Ártico también constituye hoy otro estímulo para los científicos e ingenieros militares rusos.

La cartera de Defensa aseguró que próximamente la brigada de infantería mecanizada ártica de la Flota del Norte recibirá vehículos con innovaciones que le permiten desplazarse eficientemente sobre la nieve y en zonas pantanosas.

En la página de internet de esa cartera se denomina TTM-4902PS-10 a esos ingenios especializados para circular en superficies de condiciones adversas, en las que ya pasaron un proceso de pruebas. Precisa la fuente que los ensayos se realizaron en las severas condiciones de la Península de Kola, y posteriormente las sugerencias de los mandos rusos de esta zona climática permitieron al fabricante lograr el perfeccionamiento de esos vehículos.

Se explica en la web que el ingenio se basa en un esquema modular, que incluye en la parte delantera la planta propulsora y una cabina para transportar a seis efectivos. La parte trasera está constituida por un módulo para otros 10 tripulantes, que puede ser sustituido por dormitorios, puesto de mando o una unidad médica. Agrega la cartera de Defensa que el TTM-4902PS-10 posee un fiable motor diésel, transmisión automática y controles simples como los de un camión corriente.

Un sistema precalentador del motor y el combustible, así como otro de calefacción en las cabinas contrarrestan las condiciones glaciares del medio para el que está diseñado este vehículo. Las capacidades todo terreno para superar obstáculos de una altura inferior a 1 metro y 80 centímetros aumentan gracias al sistema que los técnicos clasifican como de “plegado” de las orugas en plano vertical.

A mediados de diciembre de 2014, las tropas árticas anunciaron la prueba exitosa de un todoterreno denominado Trekol SUV de 2.5 toneladas de peso, capaz de pasar por encima de un foco y dejarlo intacto gracias al material especial con el que están fabricados sus neumáticos.

La empresa mixta ruso-india BrahMos Aerospace, en tanto, propuso al Ministerio de Defensa de Rusia la venta de un nuevo cohete de crucero para sus tropas, confirmó el codirector de esa corporación, Alexandr Maxichev. En declaraciones al periódico Izvestia, el empresario comentó que hicieron la propuesta al titular de esa cartera, general de Ejército Shoigú, a quien informaron acerca del potencial del proyectil y le sugirieron incluirlo en los arsenales de Rusia.

Maxichev afirmó que un objetivo de BrahMos Aerospace es la exportación de este misil a otros países que utilizan aviones de combate Su-30.

En un trabajo conjunto, profesionales rusos e indios de esta firma crearon el cohete supersónico BrahMos (por las primeras sílabas de los ríos Brahmaputra, de la India, y Moskva, de Rusia), con alcance de 290 kilómetros y capacidad de portar una cabeza de 300 kilogramos de peso.

Las Fuerzas Armadas indias incorporaron a su dotación combativa esta arma en 2005, según comentó la televisora satelital rusa RT.

Con una velocidad casi tres veces mayor que la del sonido, el misil aventaja ampliamente en este parámetro al cohete subsónico estadunidense Harpoon, añadieron las fuentes.

Con tecnología desarrollada por especialistas de Moscú y Nueva Delhi, la fabricación de estos vectores la realiza la Organización de Investigación y Desarrollo de Defensa de la India y el consorcio de NPO Mashinostroeyenia, de Rusia.

Según la cartera de Defensa de la India, BrahMos fortalece la estrategia de guerra convencional proactiva, basada en múltiples capas blindadas de grupos de combate a lo largo de la frontera con Pakistán.

Las Fuerzas Armadas indias han realizado diversas pruebas del BrahMos, tanto desde emplazamientos terrestres, aéreos o navales, en los que ha quedado demostrado que este proyectil clasifica como el más veloz del mundo.

BrahMos Aerospace avanza en investigaciones para tener listo en 2025 el primer misil hipersónico del mundo (al menos cinco veces más veloz que el sonido), según medios periodísticos rusos.

De momento, un equipo de especialistas trabaja en este proyecto investigativo que tardará en ejecutarse entre 8 y 10 años y, como resultado, debe aportar el primer proyectil de este tipo en el mundo, según el codirector indio de la corporación, Sudhir Mishra, citado por el portal multimedia Sputnik.

A modo de ejemplo, son éstas algunas innovaciones tecnológicas desarrolladas por los especialistas de Rusia, sin mencionar las más conocidas de las Fuerzas de Misiles Estratégicos en proyectiles basados en tierra, emplazados en submarinos y en aviones, como parte de la triada del sistema disuasorio nuclear del Kremlin.

 

Jorge Petinaud Martínez/PL

[Sección: Línea Global]

 

 

Contralínea 435 / del 04 al 10 de Mayo 2015

 

 

One Comment

  1. Omar Flores / mayo 16, 2015 at 12:45 pm

    Hola. Yo he escuchado comentarios muy duros respecto al presidente Putin. Incluso de periodistas y académicos que se supone están mejor informados que el resto de la población. No analizan – como si se hace en este artículo- la geopolítica en su conjunto, únicamente se le ve a Putin como un ambicioso con fines expansionistas y que pretende anexarse a Ucrania como un “nuevo zar” pues. Es por eso que este artículo es interesante porque se pone en contexto a los personajes a las naciones, el armamento que éstas tienen y el rol que juegan en este momento y no solamente se tiene la versión americanizada. Buen artículo Gracias Saludos

Comments are closed.