Nuestros lectores

Autor:

Solidaridad desde México con Mumia Abu-Jamal

El pasado lunes 30 de marzo, el compañero Mumia Abu-Jamal fue trasladado del State Correctional Institution at Mahanoy, lugar donde se encuentra encarcelado, a la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Médico Schuylkill, en Pottsville, Pensilvania. La explicación que dieron los encargados de dicho centro penitenciario fue que el luchador social había tenido una “crisis médica”.

A través de sus familiares y compañeros se denunció que Mumia se encontraba encadenado a su cama, solo y despojado de toda comunicación con su familia. Tanto desde la prisión como en el hospital se difunde información falsa, ocultando su estado de salud, y la información médica necesaria que permita tener una idea más clara de la integridad física de nuestro compañero.

Estos hechos sólo confirman que el sistema carcelario mundial es fundamentalmente estúpido, racista y con vocación de clase; y sirve como el instrumento de impunidad de los dueños del dinero y de los capataces que nos mal gobiernan en todo el mundo. No dejan de ser ridículas las acusaciones en contra de un periodista y un activista que lleva más de 30 años como rehén de un Estado y un régimen que usa un discurso farsante de la “democracia” y los “derechos humanos”.

Lo anterior no sólo refleja la falta de servicios médicos en las prisiones de Estados Unidos, es fundamentalmente una consigna política de exterminio en contra de quienes continúan alzando la voz denunciando, tanto la voracidad del sistema capitalista y sus consecuencias que atentan contra la vida en el planeta, así como los crímenes de guerra que la vocación bélica del sistema financiero produce en muchas partes del mundo.

La voz y la resistencia de Mumia Abu-Jamal son incómodas para el sistema capitalista, principal responsable de su encierro, y él, siempre solidario con las luchas de los pueblos, seguirá peleando desde la nación encarcelada. Nos queda claro que este sistema no sólo nos quiere muertos, también nos desea amordazados, pero estamos convencidos de que la necia resistencia hará que desde la grieta más pequeña caiga la explotación, el despojo, el desprecio y la represión que mueve al capital.

Desde la Red contra la Represión y por la Solidaridad queremos decirle a nuestro compañero Mumia Abu-Jamal, a su familia y amigos, que no está solo, que lo abrazamos y que desde nuestros sencillos esfuerzos seguiremos levantando la bandera de la verdad y la justicia hasta que de nueva cuenta regrese a la calle, a su comunidad, con su familia, amigos y compañeros.

De usted, compañero Mumia, hemos aprendido que la lucha es algo que nos quita el aliento, pero que no hay cosa más necesaria para que los muros de las prisiones y las fronteras se borren, para que el amor a la vida y a la libertad siga siendo el motor de esta necia lucha por la humanidad.

Hacemos un llamado a que las y los compañeros adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona desde sus tiempos, modos y formas, expresen su solidaridad y compañerismo en esta lucha por la libertad.

¡Libertad a Mumia Abu-Jamal! Contra el despojo y la represión: ¡la solidaridad!

Red contra la Represión y por la Solidaridad

 

 

 

Luchador anarquista anuncia su “fuga”

Compañeros, escribo estas breves líneas con la intención de dar a conocer mi actual condición de vida, que desde una perspectiva muy particular he decidido llevar a cabo debido a la serie de situaciones que se han venido suscitando en el reciente contexto de la lucha individual y/o social, y la represión contra esta misma.

Existe una larga lista de compañeros y compañeras que han sido hostigados e investigados por la actividad anarquista de los últimos tiempos aquí en el país, más específicamente en el Centro y Sur, poniéndoles seguimiento para observar sus movimientos y a la gente con la que se organizan, mandando cabrones chivatos asquerosos para conseguir información, señalando a los compas extranjeros de financiar las luchas, y un largo etcétera; incluso cuando sucede la detención que me llevó a la cárcel junto a mis compañeras de afinidad Amelie y Fallon, se intentó vincular a mucha gente del ámbito libertario/anarquista para intentar ligarlo a nuestro caso (5E), cateando algunas casas para conseguir “evidencias” (sin lograrlo) y así tener más argumentos para montar un duro golpe al interior del mundillo ácrata.

Esto trajo como resultado el consiguiente arresto del compañero Tripa (y la persecución de otros compañeros que también debieron alejarse), en donde afortunadamente se contó con la oportuna reacción de las compas del GASPA para sacarlo de inmediato, ya que la acusación no estaba bien sustentada, y después su inminente decisión de fuga. No había mucho que elegir debido a que acusándole de sus antecedentes “delictivos” y sumándole que lo ligaron a las investigaciones de terrorismo, sabotaje y demás mamadas que nos querían meter, no le quedaba mucha alternativa que tomar tal decisión.

Por obviedades similares y teniendo la facultad de elegir libremente, he decidido tomar el camino de la fuga por varias razones, principalmente por mi propia seguridad y la de los demás compañeros debido a la línea de seguimientos que de esto se ha desprendido. No seré el primero ni el último en hacerlo, al haber tomado un camino de lucha que en parte lleva el lado de reapropiarme de mi propia vida, también lleva el lado violento, frontal y refractario en contra de toda autoridad, por lo que no es cosa de un erudito el darse cuenta de que estarás en la mira de aquellos investigadores y fiscales tratando de relacionarte-involucrarte en cualquier caso de acción directa que se genere en el campo de batalla; y en mi caso, al salir bajo la medida cautelar de la firma, es claro que me tendrían a merced para reaprenderme cuando se les antoje, gusto que no pienso darles, al menos en la medida de mis posibilidades.

Además de no tener la mínima intención de colaborar con el pinche teatrito jurídico que seguiría después de mi excarcelación, es que desde el primer momento de mi liberación física decidí no ser su presa de caza al tenerme controlado por medio de la periódica visita al lugar donde se supone debería acudir para plasmar ahí mi horrenda firma por año y medio más, por lo que opté por no presentarme al día siguiente a los juzgados buscando romper con eso que yo entiendo como línea de seguimiento.

Esto no significa que me aleje de la lucha o que esté arrepentido de lo que me toca vivir por llevarla a cabo; por contrario, ésta seguirá como principal factor personal que me siga empujando a esa faceta insurreccional a lo desconocido de la libertad. Desde “fuera” también se puede seguir la cotidianidad del ataque permanente desde su amplias formas y contenidos, buscando continuar mis proyectos desde otras partes pero con las mismas visiones, teniendo claro que no es con la pretensión de llevar mi lucha a la voluntaria clandestinidad ni buscar una forma especializada o superior de ataque, sino sabiendo que éstas son parte de las consecuencias que debemos enfrentar y asumir al transitar estos senderos del conflicto, de hacer las cosas por lo que creemos y como lo vamos creyendo posible y necesario.

Siempre supe que el oponerse férreamente a las formas de subordinación y contenidos ideológicos que los técnicos de la mentira democrática emplean para mantener sus privilegios y estado de cosas, traerían consigo circunstancias adversas a lo que cualquier persona “normal” quisiera para sus vidas, pero como yo no quiero ser ese tipo de persona “normal” y aceptar el ser un esclavo más, me complací por hacer las cosas de esta manera, como actuaría cualquier irreductible buscándose vida desde su manera de entender las cosas.

Desde el lado cómodo, para mí sería mucho mejor tras haber salido de prisión y haber pisado la calle, ver a familiares, amigos y estar al lado de mi querida hija, así como estar al lado de los compañeros, compañeras y afines de diversas tendencias para juntos y juntas continuar accionando; pero comprendiendo que esto no es un juego y que la lucha debe llevarse hasta las últimas consecuencias, es necesario darle la seriedad requerida, por lo que en ocasiones es necesario tomar decisiones que puedan resultar dolorosas por el distanciamiento físico con los seres queridos. Es por eso que veo en la fuga no la única salida, pero sí como la más allegada a la visión que tengo sobre la situación. He visto adecuado actuar así, entre otras cosas, por lo que ya digo antes sobre no dar pie a los seguimientos e intentos de vincularme en futuros actos violentos en similitud por el cual estuve preso, y con ello vincular también a otros compañeros y a quien se cruce en el camino, pues sabemos de lo que se vale el Estado y sus esbirros de la ley y el orden, esto claro, no a manera de miedo, sino partiendo de que también es un acto insurreccionalista el cuidar a las y los nuestros.

Parte de mi insurrección individual consiste en la ruptura con toda forma de atadura, y como parte preponderante es necesaria la constante destrucción de cualquier relación personal-social que emane del odiado enemigo Estado-capital y cualquier autoridad, del cual me sigo declarando en permanente guerra dentro de la escala de mis posibilidades; tales relaciones reflejadas en la alienada sociedad que sólo reproduce lo que aprende en sus institutos educativos y religiosos, medios informativos y de producción económica-tecnológica, así como de sus formas de conducirse en varios aspectos cotidianos que sólo conducen a la dominación y, debido a esto, mi necedad de no participar en el juego jurídico ni en ser un “buen ciudadano” que pueda demostrar que el castigo otorgado por las leyes y sus mentores, si funcionan. ¡A la mierda con esto!

Por eso, preferiría morir en el intento antes de buscar alguna concesión, mediación, ayuda o pacto con el mismo enemigo que busco destruir, entendiendo que cada quien tiene sus perspectivas y maneras de hacer las cosas, respetando lo que cada quien haga de sus luchas y apoyando las que me encuentre en afinidad, o que al menos muestren cierta hostilidad al enemigo; pero ésta es la mía, y a esta me atengo.

Sin más que decir, un fuerte abrazo para quienes lleguen a leerme, en especial a mis amistades, compañeros y compañeras de lucha, a mis familiares y a todos aquellos que se identifiquen con la lucha contra el poder en todas y cada una de sus facetas. La lucha continúa, no reconociendo la situación como premisa del final, sino sólo la continuación del libre accionar.

¡Por la libertad de los presos y presas en el mundo! ¡Por la solidaridad con compas en fuga, que el viento borre sus huellas! ¡Por la destrucción del poder en todas sus manifestaciones! ¡Solidaridad con los compas en huelga de hambre! ¡Guerra social por todas partes! ¡Viva la anarquía!

Carlos López, Chivo, desde algún rincón del mundo

 

 

 

Reconsideración insuficiente del Estado mexicano ante anarquista preso

En días recientes recibimos la noticia de que al compañero Abraham Cortés le fue dictada una nueva sentencia en el juicio que enfrenta desde el 2 de octubre de 2013. Recordemos que Abraham es la única persona que continúa presa por los hechos ocurridos ese día.

Abraham enfrentaba una acusación de tentativa de homicidio, por supuestamente haber lanzado cocteles molotov hacia las líneas de policías antimotines. Además de otra acusación por ataques a la paz pública en pandilla.

Por esas acusaciones el compañero había sido sentenciado a 13 años 4 meses de prisión; sin embargo, en días pasados le fue dictada una nueva sentencia, debido a un amparo que promovió.

La nueva sentencia del compañero es de 5 años 9 meses por el delito de ataques a la paz pública en pandilla, desechándose así la acusación de tentativa de homicidio.

Sin duda es una buena noticia, pero no significa que reconozcamos en ella una acción de justicia por parte del sistema jurídico-carcelario mexicano. Sabemos perfectamente que ese sistema nunca nos dará justicia, y si ahora aflojan un poco la correa no olvidamos que nuestro compañero sigue preso, y mientras él y las miles de personas que actualmente pueblan las prisiones sigan tras esos muros, seguiremos combatiendo…

¡Por la libertad de todas y todos! ¡Abajo los muros de las prisiones!

Cruz Negra Anarquista, México

 

 

 

Denuncian acoso contra integrantes del FNLS

Maestra Ana Lilia Ríos Reyes, directora de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Veracruz; para conocimiento de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos

Los que suscribimos la presente: campesinos organizados en Timocepanotoke Noche Altepeme Macehualme; Unión de Ejidatarios y Comuneros del Valle de Tuxpango, que conformamos parte del nuestro Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, respondemos a usted y a la institución que representa:

1. Recibimos el oficio por parte la Dirección de Quejas con el expediente DQQ/0337/ 2015 oficio DQQ/Q246/2015, por medio de la Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos (Renddh), organismo no gubernamental que nos representa en esta área –promoción y defensa de los derechos humanos– de la lucha de clases que libramos en el país como parte del pueblo explotado y oprimido.

Con respecto de los hechos de violación de derechos humanos y constitucionales e incriminatorios de los que recientemente hemos sido objeto como militantes de las organizaciones campesinas: Unión de Todos los Pueblos Pobres (TINAM, por su sigla en náhuatl) y UECVT, miembros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), ratificamos y denunciamos:

2. Los acontecimientos del 16 de marzo pasado a las 8:30 de la mañana, en la cuidad de Fortín de las Flores, Veracruz, Ignacio Romero Carrera, al ser detenido por los elementos policiacos de la patrulla con número de placas 006386, se le detiene por su apariencia física y después es objeto de vejaciones, insultos y amenaza de violación sexual, más grave aún cuando de forma violenta se esculcan sus pertenencia personales y encuentran un cuaderno que tiene escrito actividades públicas en apoyo a la detención de la desaparición forzada de los 43 normalistas rurales de Ayotzinapa, Iguala, Guerrero y por tal motivo le dicen con palabras lesivas: “¡No te hagas pendejo! ¡Tú no eres campesino!” Además le dicen que no lo quieren volver a ver por ahí, porque lo van a chingar… A lo que se agrega un caso de discriminación racial y social, pues al suponer que los campesinos no tenemos la capacidad política y al sensibilidad humana para brindar solidaridad ante un crimen de lesa humanidad, es decir, que somos inferiores.

3. El día 20 de marzo en la ciudad de Orizaba, Veracruz, a las 9:30 horas, al salir del la casa de donde se hospedaron los integrantes de la Gira Nacional Desaparición Forzada en México, Caso Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, Un Crimen de Lesa Humanidad, fueron detenidos por dos elementos del agrupamiento motorizado de la Policía Estatal, entre la calles Censos y Gómez Farías de la colonia Espinal, de nueva cuenta, el compañero Ignacio Romero Carrera y el joven estudiante de la Universidad Veracruzana José Luis García Tolentino. Utilizando el mismo protocolo de violencia, lesivo, discriminatorio e incriminatorio como lo dicta el proceder de las estructuras policiaco-militares del Estado: infundir el terrorismo a la población en general y de forma especial a quienes lucha de forma independiente.

4. Si esta acción represiva y de hostigamiento físico directo en contra de nuestros compañeros militantes de TINAM y UECVT, organizaciones campesinas integrantes de nuestro FNLS de la región de Altas Montañas y Valles de Orizaba-Córdoba, Veracruz, de parte de la Policía Estatal, está estrechamente ligado a los acontecimientos represivos de parte del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), los gobiernos y aparato policíaco de las entidades federativas de Oaxaca el 17 y 18 de febrero, Chiapas el 3 y 4 de marzo, Tabasco el 23 y 24 de marzo y Atlixco, Puebla el pasado 8 de marzo, como ha quedado documentado en las denuncias públicas emitidas por los compañeros de los de los estados en cuestión.

5. No es una coincidencia, ocurrencia de algún servidor público de los tres niveles de gobierno, un desacato de un jefe o agente policiaco del estado, una decisión personal y/o locura. No, ¡claro que no! Se trata de una consigna de Estado mexicano dirigida y ejecutada por el Cisen, el aparato policiaco militar bajo el mando único, para coartar la libertad de tránsito y organización, de manifestación pública, derecho a petición y expresión de ideas.

6. En este caso se nos reprime de diferentes maneras por pertenecer a una organización popular independiente nacional –nuestro FNLS– por ser promotores, convocantes e impulsores de la Gira Nacional Desaparición Forzada en México, Caso Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, junto con el Comité de Familiares ¡Hasta encontrarlos!

7. Por eso no nos extraña la actitud de usted y de la institución que representa: manipular los hechos descritos en el punto 2 y 3, minimizar una flagrante violación a los derechos humanos y constitucionales por parte de agentes policiacos del Estado mexicano.

8. Le preguntamos, maestra: ¿Qué se necesitaba para que procediera nuestra denuncia y mínimamente se les llamara a los agentes policiacos y sus jefes inmediatos a aclarar los hechos represivos? ¿Que fueran salvajemente golpeados? ¿Torturados? ¿Robadas sus escasas pertenencias en este caso nulas? ¿Que engrosara las pavorosas listas de mutilados, asesinados extrajudicialmente y detenidos-desaparecidos que asola al territorio veracruzano? ¿Entonces sí procedería? Pero ya en calidad de víctimas.

Pero con el respeto que nos merecen usted y sus superiores de los dos niveles y órdenes de gobierno y poderes, respectivamente, porque los hechos de violación a los derechos y humanos y constitucionales, como los crímenes de lesa humanidad, como decimos en el pueblo, tienen nombre y apellido, y ése es el Estado mexicano y sus instituciones policiacas-militares, así como los perpetradores; pero no eximen de responsabilidad a gobernantes y políticos de oficio, en este caso al gobernador doctor Javier Duarte de Ochoa y al titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado, Arturo Bermúdez Zurita.

9. Cuando nuestro compañero Ignacio Romero, representante de la UECVT se presentó a la delegación Córdoba de la Comisión Estatal de Derechos Humanos a rendir de forma oral su testimonio, denunciamos lo siguiente: que el trato no fue el más correcto, porque lejos de estar en una institución de carácter humanitario, en momentos parecía que estaban ante un Ministerio Público o un agente policiaco, por el tono y forma de las interrogantes, ante lo cual, en un ambiente nada propicio, nuestro compañero se puso nervioso se confundió y se pusieron cosas que nunca dijo, ni aceptó; escritos que conocemos hasta ahora que ustedes responden a nuestros representantes de la Renddh.

10. Además que ahí el funcionario encargado concluyó que el caso de Ignacio, el 16 de marzo, procedía como una “demanda” o queja contra los elementos de la SSP destacados en Fortín de las Flores, Veracruz, y que lo acontecido en la ciudad de Orizaba con los dos compañeros Ignacio y José Luis quedaba como un antecedente. Pero las conclusiones plasmadas en escrito son absolutamente contradictorias con las orales.

11. Hechos que desde su institución sólo conducen una vez más a la sistemática impunidad que prevalece en todo el país para quienes violenta cotidianamente con fuero e impunidad derechos humanos y cometen crímenes de lesa humanidad en Veracruz y todo México.

12. No está de más recordar que a nuestro compañero Ignacio Romero Carrera se le está negando el derecho humano, constitucional y agrario. Al negársele, por parte del Registro Agrario Nacional (RAN), Procuraduría Agraria (PA) el traslado de los derechos ejidales, “por un error administrativo o humano”, a pesar de haber cubierto los diferentes requisitos en las dependencias correspondientes al sector agrario, lo cual fue motivo para que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitiera una recomendación –información donde se afirmaba que nuestro compañero ya está inscrito en el padrón de ejidatarios–, hechos que hoy desconocen la delegaciones estatales del RAN y la PA; todo porque el compañero se ha destacado como un defensor de las tierras ejidales, el régimen ejidal y el medio ambiente.

13. A manera de conclusión, en esta lucha de clases hay quienes luchamos por detener la violencia institucional, el terrorismo de Estado, por desterrar los crímenes de lesa humanidad y la impunidad de los perpetradores. En la otra parte, es decir, nuestra contraparte, están los que pugnan de forma facciosa y dolosa contra los intereses del pueblo. Lo expresamos con todo respeto. Entes públicos, entre las cuales se encuentra la institución que usted representa en Veracruz, están para diluir la responsabilidad del Estado, sus instituciones y personajes gubernamentales, ya sea del ámbito civil, policiaco y militar, cuidar la imagen del Estado y gobernantes en turno en el plano nacional e internacional.

14. De antemano sabemos que no se procederá en contra de los agentes policiacos, pero es nuestro deber de ciudadanos denunciar este tipo de arbitrariedades, y más nos interesa que nuestro pueblo conozca estos hechos, se arme de valor civil y conciencia de clase, que no tema denunciar, que nadie está solo.

15. Afirmamos una vez más que en todo México existe un estado de derecho burgués que sólo sirve para la seguridad y preservación de los interés oligárquicos; que para el pueblo esas leyes son para la imputación de falsa acusaciones, criminalización de la pobreza y de la protesta popular, al ser diferentes por preferencia sexual, origen étnico o socioeconómico.

No teniendo por el momento más que agregar, quedamos pendientes de su pronta respuesta a la presente.

Respetuosamente,

¡Por la unidad obrero-campesina! ¡Titlatlaniske-venceremos! ¡Por la tierra y los derechos del pueblo! ¡La tierra no se vende, se trabaja y se defiende! ¡Por la unida obrera campesina, indígena y popular!

Timocepanotoke Noche Altepeme Macehualme, Unión de Todos los Pueblos Pobres; Frente Nacional de Lucha por el Socialismo; Frente Popular Revolucionario; Centro de Derechos Humanos Y las Voces de las Altas Montañas; Frente Democrático Oriental de México Emiliano Zapata; Unión Campesina Indígena Popular Cuauhtémoc; Unión para la Organización Estudiantil; Frente Popular de Lucha del Valle de Orizaba y Altas Montañas; Acción Proletaria; Red de Defensa de los Derechos Humanos

 

 

 

Denuncian actos intimidatorios contra activista

A los medios de comunicación nacionales e internacionales; a las organizaciones populares; democráticas e independientes; a los organismos defensores de derechos humanos nacionales e internacionales; a la sociedad poblana; al pueblo de México:

El terrorismo de Estado es una política del gobierno mexicano con la cual se pretende desarticular y aniquilar los movimientos populares e independientes que en el país se organizan para exigir el cumplimiento de sus derechos humanos y constitucionales. Esta política represiva se ha formalizado por medio de leyes que criminalizan la protesta, la lucha popular y la defensa de los derechos humanos, llegando al grado de cometer delitos de lesa humanidad tales como la tortura, ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada; casos recientemente documentados por representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que demuestran el carácter masivo de estos crímenes de lesa humanidad.

Tal es el caso de nuestro compañero Ollin Amaro Ayometzi, estudiante de la Facultad de Derecho de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), militante de nuestro Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) y promotor de la Gira Nacional Desaparición Forzada en México, Caso Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, Un Crimen de Lesa Humanidad; quien el 3 de abril pasado, a partir de las 0:27 horas comenzó a recibir mensajes en su teléfono celular. En total sumaron 106, en los que hacían referencia a su actividad política, a su domicilio, familiares y compañeras de nuestra organización, así como también a fechas relativas a crímenes de lesa humanidad como la ejecución extrajudicial de nuestro compañero Gumaro Amaro Ramírez, a la desaparición forzada de los 43 compañeros normalistas de Ayotzinapa, al asesinato de Ollin Alexis Benhumea Hernández en la brutal represión ocurrida en Atenco, y a la represión sufrida por parte de nuestros compañeros en Chiapas de la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ) a manos de grupos paramilitares que actuaron conjuntamente con policías y militares.

Esta amenaza de muerte se une a la realizada vía telefónica a su madre María de Lourdes Ayometzi Rojas el pasado 1 de febrero, en el que se hacía alusión a una matanza en la que Ollin pedía ayuda a sus familiares, a un linchamiento mediático en el municipio de Atlixco por defender el derecho humano al agua y luchar porque no se privatice; y a constantes actos violentos por parte de autoridades universitarias y grupos porriles de la BUAP; así como también a supuestos robos.

Es importante destacar que como FNLS en Puebla hemos tenido un hostigamiento constante en nuestras actividades por parte de unas supuestas periodistas, sin embargo, el medio que dijeron representar negó tener relación alguna con ellas. Asimismo, el 8 de marzo en el foro: El Papel de la Mujer en el Movimiento Popular, se detectó y denunció a un agente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) que nos estuvo hostigando durante nuestra actividad.

En este contexto, los militantes y las organizaciones que integramos el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) seguimos sufriendo la violencia institucionalizada, misma que ha aumentado a partir de que como organización nacional promovemos, convocamos e impulsamos en coordinación con los familiares organizados en el Comité Hasta Encontrarlos la Gira Nacional Desaparición Forzada en México, Caso Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, Un Crimen de Lesa Humanidad. Actos represivos en Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Puebla y Tabasco en los que se ha identificado a agentes del Cisen, policías de los estados y seudoperiodistas cuyo objetivo claro es pretender inhibir las acciones de denuncia para que se acate la importante resolución emitida el pasado mes de junio por el Poder Judicial de la Federación en el caso de la desaparición forzada de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, luchadores sociales desaparecidos el 25 de mayo de 2007 en la ciudad de Oaxaca, la cual destaca: “TOMEN comparecencia a los funcionarios de la Procuraduría General de la República, a funcionarios estatales o mandos militares, que hubiesen estado en funciones en mayo de 2007, A FIN DE QUE DECLAREN EN RELACIÓN A LOS HECHOS” (sic).

Sin duda, los actos violentos contra nuestro FNLS y focalizados contra nuestro compañero Ollin Amaro Ayometzi, tienen como objetivo inhibir nuestra lucha contra el terrorismo de Estado, y sobre todo el que los perpetradores de crímenes de lesa humanidad sigan en la impunidad; por ello, su ofensiva policiaco-militar contra el pueblo organizado.

Hacemos responsable a Enrique Peña Nieto, a Miguel Ángel Osorio Chong, a Rafael Moreno Valle, a Monte Alejandro Rubido García, comisionado nacional de Seguridad, a Eugenio Ímaz Gispert, director General del Cisen, y al general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, de la integridad física y sicológica de nuestro compañero Ollin Amaro Ayometzi, de los militantes y organizaciones que integramos el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, así como de los familiares organizados en el Comité Hasta Encontrarlos y de personas y organizaciones solidarias con la Gira Nacional Desaparición Forzada en México, Caso Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, Un Crimen de Lesa Humanidad.

Llamamos a la solidaridad incondicional y a estar atentos al desarrollo de los acontecimientos ante nuevas represalias por parte del Estado mexicano.

Combativamente:

¡Alto al terrorismo de Estado! ¡Alto a la criminalización de la lucha y protesta popular! ¡Por la presentación con vida de todos los detenidos-desaparecidos del país! ¡Por la libertad de todos los presos políticos y de conciencia del país! ¡Juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de crímenes de lesa humanidad! ¡Desmilitarización y desparamilitarización del país!

Por la unidad obrero, campesina, indígena y popular, Frente Nacional de Lucha por el Socialismo; Unión por la Organización Estudiantil; Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos; Red de Defensa de los Derechos Humanos; Frente de Colonos Urbano Popular; Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua-Región Malinche; Alianza Popular de Ciudadanos Unidos de Atlixco

[NUESTROS LECTORES]

 

 

 

 Contralínea 432 / del 12 al 18 de Abril 2015

 

 

 

 

Comments

comments