Autor:

Ante el derrumbe de los precios del petróleo el gobierno reaccionó con un nuevo viraje: ahora ofrece al capital extranjero 14 bloques, algunos en las áreas más prometedoras del Activo Integral Litoral Tabasco. El giro pretende evitar que las licitaciones de la Ronda 1 queden desairadas. Para comprender la maniobra son necesarias informaciones sobre el potencial geológico en esa área, tema que abordaremos en este artículo.

Hay una amplia coincidencia en que la caída de precios ha debilitado las expectativas de la reforma energética, especialmente en las lutitas y en aguas profundas, que ahora están imposibilitados incluso para cubrir costos; pero un enfoque geológico implica dos consideraciones. La primera, por definición, es de largo plazo: si los bloques que Enrique Peña ofrece en Litoral Tabasco tienen un buen potencial, puede sostenerse la hipótesis de que habrá compradores. Los grandes jugadores en el negocio planifican que, para la década 2020-2030, la exploración que se realizará en México y otros países durante este año podría contribuir a la producción dentro de 4 o 5 años. Y segundo: algunos de los bloques que ahora ofrece Peña se ubican en zonas de hidrocarburos convencionales, en tirantes de agua de menos de 80 metros, algunos incluso abajo de 30 y con posibilidades de encontrar aceite ligero.

Ningún analista se animaría a pronosticar a cuánto estará el precio del barril en el siguiente sexenio, pero quizá la mayoría coincidirá en que la tendencia histórica apunta a precios más altos.

Características generales de la Ronda 1 en aguas someras

Comenzaremos con una rápida enumeración de las principales características de la licitación en curso: 1) todos son bloques para exploración; 2) Peña propone un contrato de “producción compartida”; 3) el riesgo está acotado, los extranjeros podrán recuperar parte de sus inversiones, descontando costos; 4) los porcentajes de la participación en la producción, es decir, los volúmenes que se podrá llevar la petrolera extranjera y los que se quedarán a disposición de Peña los decidirá, caso por caso, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (esperamos que no se les considere “información reservada”); 5) finalmente, esta licitación es exclusiva para empresas extranjeras: se exigen requisitos como experiencia y montos de capital que no disponen los empresarios nacionales.

Bloques con potencial diverso

El método que usamos consiste en ubicar los bloques en las cuencas geológicas a las que pertenecen y, a partir de nuestras notas en diversos talleres de experiencias operativas en pozos perforados en Litoral Tabasco, elegir los campos que podrían postularse como “análogos” para inferir qué resultados pueden esperarse de nuevas exploraciones en aguas contiguas. Como perforador, antes de diseñar mi pozo, lo primero que pido es la bitácora de los más cercanos, ésta contiene la columna geológica que se espera; desde luego puede haber sorpresas. Todo lo anterior es la primera lección en las escuelas de ingeniería petrolera.

Los 14 bloques

Un simple vistazo al mapa 1 revela que los bloques del ocho al 13 tienen grandes posibilidades de que las petroleras extranjeras realicen hallazgos importantes, porque se ubican en el llamado Pilar Reforma Akal: un enorme conjunto de estructuras que corren de los campos gigantes en tierra como Cactus y Sitio Grande, en Chiapas, cruzan todo el estado de Tabasco y penetran al mar llegando hasta Cantarell y Ku Zaap Maloob, como se observa en el mapa 2.

La exploración la zona

Los bloques ocho al 13 están situados frente a la línea de costa de Cárdenas a Centla, casi exactamente entre los puertos de Dos Bocas y Frontera, segmento de unos 100 kilómetros a lo largo de la costa de Tabasco por donde cruza el Pilar Reforma Akal, que también podría ser llamado un cinturón plegado de estructuras del Cretácico y Jurásico.

En este “pilar” o “cinturón” se encuentran “las rocas petroleras más importantes de México”, ha señalado el doctor Abelardo Cantú Chapa en un artículo publicado en 2010 en la revista PetroQuiMex, en el que presenta correlaciones estratigráficas de diversos pozos de esa área.

Valois

El llamado Activo Integral Litoral Tabasco es un concepto más bien de tipo administrativo. Es el nombre de un gran polígono que se extiende desde la costa de Veracruz, al Oeste, hasta una parte del litoral de Campeche, en el Este.

El mapa 2 muestra tres cuencas; de ahí se desprende que los bloques de la Ronda 1 son diversos porque sólo algunos se ubican en la franja de las rocas del Mesozoico o del Jurásico.

Aunque desde la década de 1970 comenzó el descubrimiento de las grandes estructuras que el mapa 2 muestra más al Norte, sólo hasta la de 1990, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, se creó el Activo Integral Litoral Tabasco.

La irrupción en la nueva área empezó con problemas: el pozo Yum, en la isóbata de 20 metros, casi enfrente del puerto de Frontera, se incendió. Petróleos Mexicanos (Pemex) tenía muchas otras oportunidades y dejó a Yum en una lista de espera, virtualmente abandonado. Sólo años más tarde sabríamos que las causas de fondo eran que el litoral es una zona peculiar, muy diferente al resto de la Sonda de Campeche por la complejidad geológica.

En la década de 1990 Pemex descubrió 15 campos en Litoral Tabasco, entre ellos los más importantes. Además de Yum, estarían en orden por sus reservas descubiertas: Sinán, May, Yaxché, Kab, Kix y Bolontikú; pero en esos años, por los problemas de las altas presiones y otros factores como los bajos precios, se determinó que la explotación de Litoral Tabasco quedara diferida.

Litoral Tabasco pasa a la lista de proyectos prioritarios

Sería hasta la década de 2000, cuando la declinación de Cantarell obligó a iniciar una nueva etapa de exploración y regreso a campos difíciles, que Litoral Tabasco fue sometido a acelerado desarrollo para compensar la producción declinante de los campos gigantes de la Sonda de Campeche, mismos que hoy se encuentran, casi todos, en etapa terminal.

Al examinar algunas cifras de producción acumulada encontramos que en 10 años, entre 1989 y 1999, sólo tres campos de Litoral Tabasco fueron explotados, y su producción total, sumando todo el periodo, apenas superó los 150 millones de barriles, repetimos: como producción acumulada. Pero si revisamos el mismo concepto para el 31 de diciembre de 2013, podemos leer en la Memoria de labores de Pemex, que el aporte de Litoral Tabasco ha sido de 933 millones de barriles, equivalente a casi dos yacimientos gigantes; ese dato muestra que el 85 por ciento de la producción de Litoral Tabasco ha sido extraído en los últimos sexenios.

El gobierno de Vicente Fox comenzó con el viaje del ingeniero Raúl Muñoz Leos a Estados Unidos para solicitar créditos a la banca petrolera para desarrollar el proyecto Crudo Ligero Marino y financiar las primeras seis grandes plataformas para explotar los campos descubiertos por sus antecesores.

En ese mismo periodo se aplicaron en algunos campos de Litoral nuevas tecnologías que detallaremos líneas adelante, y se descubrieron otros que resultaron muy importantes como Tsimin y Xux, en 2008 y 2009, respectivamente, mismos que se han convertido en el proyecto estelar en el actual sexenio de Peña; así como el descubrimiento del bloque Kimbe, en 2011, extensiones del viejo campo Kab que data de 1992.

El último descubrimiento en Litoral Tabasco fue realizado por Pemex en el actual gobierno de Peña: el pozo llamado Miztón, reportado en 2013 con producción inicial de 3 mil 500 barriles diarios. Todavía no hemos podido definir si este último pertenece al Pilar Reforma Akal o, como es más probable, es del Terciario, una formación geológica definitivamente más pobre de arenas siliclásticas.

Definición del concepto “geología compleja”

Todo mundo habla de que la industria petrolera se encuentra en la etapa de petróleo difícil, pero es preciso que se insista una y otra vez en esta definición, para que la opinión pública comprenda que tiene que conocerla a fondo para participar en un debate relacionado con la seguridad nacional, el medio ambiente y el actual modelo económico que está llevando a este país a la fragmentación.

Muy temprano se revelaron los primeros datos sobre las características geológicas del Litoral Tabasco. En 1987, trabajando en la Comisión de Energéticos de la Cámara de Diputados, tuvimos oportunidad de leer el breve informe, que esperamos se conserve en la Biblioteca del Congreso, sobre el incendio del pozo Yum-2, que por las altas presiones sufrió lo que, en la jerga petrolera, se llama un reventón. Escribieron los diputados de una comisión investigadora que “el equipo de perforación no previó, como debiera, la posibilidad de encontrar algún yacimiento con presión mayor a 15 mil libras que reventara las mangueras contenedoras y el pozo se incendiara”.

No fue el único caso, en otro campo importante, el Sinán, uno de sus pozos colapsó; más tarde, en 2002, el pozo Ajal-1 registró gasificaciones no controladas y el reporte oficial reporta que fue “suspendido por accidente mecánico”. Así, poco a poco, el conjunto de experiencias permitió conocer que Litoral Tabasco es una región donde pueden encontrarse presiones y temperaturas anormalmente elevadas.

Hoy puede definirse a Litoral Tabasco con características distintas a las regiones más al Norte, la Marina Suroeste y la Marina Noreste, aunque comparten las mismas formaciones geológicas. Éste es un caso similar al del shale gas: las lutitas de México son distintas a las lutitas de Texas.

La explicación también fue lograda gradualmente conforme avanzó el número de pozos perforados. La experiencia mostró que la presencia de cuerpos salinos, que caracteriza a la cuenca contigua, frente a la costa del Istmo de Tehuantepec, se extiende aunque en menor intensidad a las cuencas vecinas. Aquí también tenemos otro caso que muestra la necesidad de estudios concretos: el subsal de México no es como el llamado presal de Brasil, aquí tenemos cuerpos elásticos llamados “diapiros” y “lengüetas” que se deforman: “la sal ha jugado un papel muy importante en la deformación de algunas estructuras”, señala Víctor Chávez Valois, un geólogo especializado en el estudio de la región. “La sal forma un sello tan resistente que la presión en los yacimientos atrapados puede ser “anormalmente alta”, dice un estudio de Schlumberger.

Como consecuencia de las complicaciones descritas, las perforaciones se prolongan más que en los pozos convencionales. Adicionalmente, algunos pozos tienen que alcanzar profundidades nunca antes conocidas en México, lo que implica mayor nivel de riesgo y costos más elevados. Algunos ejemplos: la perforación de algunos pozos de Bolontikú y de May se prolongó 1 año 3 meses. El pozo Puerto Ceiba 165, alcanzó 8 mil metros. Este último no es marino, porque la estructura productora está mitad en tierra y mitad en el mar, pero es considerado entre los “análogos” por los perforadores mexicanos, es decir, como ejemplo a tener presente en los nuevos pozos exploratorios.

El mapa 3 compara las presiones y temperaturas de algunos yacimientos de Litoral Tabasco con otros casos extremos en diversos puntos del planeta. May, Bolontikú, Citam, Ayín y Sinán están en el grupo de altas presiones, altas temperaturas (en el cuadro HP HT, por sus siglas en inglés). El caso extremo es May con 400 grados Farenheit y presiones de 15 mil libras (la presión en Cinco Presidentes, campo cercano en tierra, cerca de la costa, es de 2 mil libras; en algunos campos marginales de Texas la presión es de 90, en las llantas de un automóvil, 30 libras).

El mapa 3 muestra que todos los campos tabasqueños que hemos enumerado superan en grado de dificultad al Thunderhorse, en el Golfo de México, segmento de Estados Unidos. Véase que Yaxché y Xanab están en el umbral de las “ultrapresiones” y “ultratemperaturas”.

La Ronda 1 ofrece el subsal de Tabasco

Con las informaciones anteriores, ahora debemos matizar la hipótesis que formulamos al principio: los bloques ocho al 13 tienen alta probabilidad de resultar atractivos para las grandes petroleras. Si las grandes empresas, en esta etapa, están explorando zonas tan hostiles como el Ártico, podrían interesarse en el subsal de la costa tabasqueña, pero advirtiendo que, en el caso de que la licitación resulte exitosa, los operadores tendrán importantes desafíos geológicos y de ingeniería petrolera, los márgenes de ganancia serán estrechos por los altos costos y, finalmente, como consecuencia, es improbable que aún cuando logren pozos descubridores, arranquen producción en este mismo sexenio. Repetimos: es remoto que Peña consiga más recursos en lo que le queda del sexenio.

Bloques que serán desairados: el bloque 14

Al Este del Pilar Reforma Akal, frente a las costas del municipio del Carmen, en Campeche, se ubica el bloque 14; esa zona podría ser llamada las extensiones costa afuera de la cuenca Macuspana.

Esta cuenca había permanecido totalmente virgen, ningún pozo había sido perforado, pero en el sexenio de Fox el entonces director de Pemex Exploración y Producción (PEP), Luis Ramírez Corzo, decidió invertir ingentes sumas en su exploración. Entre los descubrimientos en ese lapso están los nuevos campos Kopó, Nak, Chukua, Kix y otros, todos campos gaseros, pero ridículamente pequeños. Algunos sin reservas probadas, sólo probables, todos sin infraestructura. Para caracterizarlos rápido: esos pozos reportados con reservas de gas ya cumplieron 10 años sin ser desarrollados. Después de 1 década crecen las dudas sobre si verdaderamente serán comerciales.

La actualización de la información ha revelado que el entonces director de PEP, al segundo fracaso en esa área, debió dar orden de retirarse, es decir, de suspender las perforaciones; pero, como eran recursos públicos, insistió en realizar más de 10 intentos por descubrir algo importante. Ramírez Corzo ahora es flamante empresario petrolero privado, y veremos si es tan tonto para adelantar inversiones, en su empresita particular, cuando no hay posibilidad de retorno después de más de 10 años.

En conclusión, el bloque 14 será desairado, por lo menos por ahora.

Los bloques veracruzanos frente a Coatzacoalcos

Los bloques del uno al cuatro corresponden a la cuenca Salina del Istmo, propiamente Salina costa afuera. En ella se ubican los bloques uno al cuatro, aproximadamente al Noroeste de Coatzacoalcos (mapa 4, Nak, Chukúa, Kix).

Entre 2001 y 2010, se perforaron unos 25 pozos; de ellos fueron anunciados como descubridores siete, pero, con reservas sólo posibles o probables. El mapa 5 muestra la ubicación de los campos Namaca, Yetic, Poctli y Amoca, entre otros, a unos pocos kilómetros de Coatzacoalcos. El mapa 6, muestra otros en la misma cuenca salina, como Xaxamani y Xicope. Hoy, a 10 años de su descubrimiento, parecen un fiasco. Igual que los mencionados de Macuspana costa afuera, sólo tienen reservas probables o posibles, que a más de 10 años del descubrimiento no se pueden explotar comercialmente por su escaso volumen, porque no hay infraestructura y resultaría incosteable edificar plantas de separación y proceso así como nuevos gasoductos a la costa.

¿Qué inversionista podría estar interesado en licitar áreas cercanas a esos pozos fallidos?

En una reunión en Coatzacoalcos se formuló una versión inicial de esta hipótesis: ninguno está en producción porque son pobres, es decir, con reservas pequeñas y están aislados. Namaca, por ejemplo, en la última revisión fue reportado con 3.7 millones de barriles (lo que Pemex extrae en 2 días). Me replicaron que esperan que las empresas chinas logren nuevos éxitos ampliando el número de campos; me recordaron que, en conjunto, el activo Litoral Tabasco ya acumula reservas de gas de casi 4 mil millones de pies cúbicos, ciertamente dispersas en pequeños yacimientos, y que grupos de políticos del Istmo planean conseguir financiamiento, también de los chinos, para la construcción de una planta de licuefacción y un nuevo gasoducto que lo transporte a Salina Cruz para enviarlos al mercado del Pacífico. Personalmente considero esos planes como castillos en el aire. Por lo menos por ahora.

Conclusiones

El gobierno ya agarró a Tabasco de su puerquito, como decían en la escuela primaria. Además de lo aquí narrado también están apartados para otra licitación los campos Sinán y Bolontikú para licitarlos en la modalidad de farmout.

Es la geología el factor decisivo y la que establece los límites. Los bloques en el Pilar Reforma Akal, no obstante sus dificultades, pueden resultar atractivos. Ni los bajos precios, ni la situación de la guerra en el mercado mundial, ni la inseguridad interna ha desalentado a las petroleras internacionales cuando se les ofrece un buen yacimiento aceitero.

Asombra la seguridad que expresan en algunas consultorías extranjeras, quizá tienen información mejor que la de nuestros bancos de datos. En abril de este año se conocerá la lista de las empresas que formularon propuestas, y en julio las ganadoras de los contratos; ¿podrán en 1 año o 2 empezar la producción? La complejidad geológica permite afirmar que no son proyectos que entregarán dinero en este sexenio. Sólo en campos ya desarrollados como Sinán y Bolontikú podrán tener resultados de corto plazo.

No era necesario modificar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Utilizando los modelos de contratos vigentes antes de 2013 Pemex podía continuar avanzando, lentamente, en el presal tabasqueño; pero la petroadicción, la codicia y la irresponsabilidad ante los problemas que la explotación depredadora ocasiona en la región, llevaron a esta apertura.

Apostando por un incierto y escaso volumen de renta sacrifican la pesca y agravan los problemas ambientales cuya expresión más dramática es el avance del mar sobre el territorio de Tabasco y Campeche. Quizá es imposible dejar abruptamente el petróleo, pero ya son urgentes nuevas políticas que obliguen a seguir criterios de gradualidad que sólo las comunidades afectadas pueden plantear y defender, porque los actuales partidos políticos sólo están interesados en su tajada de la renta que, inevitablemente, cada año será más reducida. La primera licitación de la Ronda 1, Litoral Tabasco no puede entenderse como si viviéramos en vísperas del auge petrolero de la década de 1970; la nueva situación es la de imposición de un modelo extractivista y su correlato: un sistema político opuesto a los intereses nacionales. El gran desafío para la población es la búsqueda de nuevas formas de lucha política para superar este modelo depredador hoy vigente.

Fabio Barbosa*

*Investigador en el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México

 

TEXTOS RELACIONADOS 420

Contralínea 421 / del 25  al 31 de Enero 2015