Autor:

  • Corrupción panista en Pronósticos
  • La auditoría financiera de la ASF
  • Aseguran cuentas de Blanco Tatto
 
Hace más de seis meses informamos que al concluir las negociaciones de las reformas estructurales en los sectores de energía y telecomunicaciones, la luna de miel entre políticos de las principales fuerzas se habría terminado y, por primera vez en lo que va del sexenio, se empezaría a aplicar la justicia en contra de funcionarios corruptos del gobierno panista de Felipe Calderón, que no fueron pocos.
 
Ahora, a un paso de las elecciones intermedias, los casos de servidores públicos vinculados con prácticas de corrupción se transformarán en la antesala de las votaciones para las gubernaturas y en la definición de los escaños en la Cámara de Diputados.
 
En la Procuraduría General de la República (PGR), bajo la responsabilidad del cansado Jesús Murillo Karam, las acciones judiciales por los delitos de fraude y peculado en contra del exdirector de Pronósticos para la Asistencia Pública, Adolfo Blanco Tatto, podrían darse a conocer durante los próximos meses para ejemplificar la lucha contra la corrupción panista que se enquistó en organismos del sector público.
 
Habilidoso para trepar cargos públicos y sin experiencia alguna en la política ni estudios de por medio, Blanco Tatto arribó a Pronósticos apadrinado por cuatro panistas: Germán Martínez Cázares, presidente del Partido Acción Nacional (PAN) entre 2007 y 2009 y uno de los hombres más cercanos al fallido Felipe Calderón Hinojosa; Diego Fernández de Ceballos, excandidato presidencial; Juan Antonio Fernández Ortiz, exdirector de Procampo y quien también fue procesado por corrupción, y el expresidentes Felipe Calderón Hinojosa. Esos cuatro panistas siempre supieron y permitieron la simulación de sorteos, el desvío de recursos públicos, el acoso sexual de directivos de Pronósticos a empleadas federales y el gasto desmedido en viáticos y gastos de representación.
 
Investigado por la Secretaría de la Función Pública, ese exdirector general de Pronósticos Deportivos fue inhabilitado por 17 años para impedir que vuelva a trabajar en el gobierno federal y se le aplicó una sanción por 60 millones de pesos, la cual parece mínima cuando lo que robó de las finanzas públicas asciende a más de mil millones de pesos.
 
Lo que Función Pública se niega a investigar es cómo esos sorteos apócrifos de Pronósticos Deportivos habrían servido para desviar los recursos de este organismo que el gobierno de Felipe Calderón propuso vender a empresas como Televisa, para llevar dinero a las cuentas de políticos panistas.
 
Otro exburócrata sancionado es quien fuera subdirector de Pronósticos y cómplice de Blanco Tatto, Gabriel Martínez Guizar, quien estaba a cargo de Mercadotecnia y a quien se le multó con 46 millones de pesos y una inhabilitación por 15 años. Martínez Guizar también busca apelar la decisión de la Secretaría de la Función Pública.
 
Las sanciones contra estos dos exfuncionarios calderonistas tiene que ver con la investigación de la PGR a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, que permitió en agosto de 2013 la aprehensión de José Luis Jiménez Mangas, director de las marcas Progol, Protouch y Pronósticos Rápidos para la Asistencia Pública.
 
Un año antes, la PGR, en colaboración con la Secretaría de la Función Pública, separó de sus cargos a cuatro funcionarios de Pronósticos para la Asistencia Pública, por su participación en un fraude contra la institución por más de 160 millones de pesos al simular sorteos de Melate y asignar premios a amigos y familiares. Desde ese momento, las cuentas de Jiménez Mangas y de varios de sus cómplices se congelaron y esos recursos permanecen en los bancos en los que fueron ubicados; sin embargo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ya reveló que el seguimiento de la investigación es poco clara así cono la ubicación de los recursos. Ahora, sabemos que las líneas de investigación de la PGR también permitieron que las cuentas bancarias millonarias de Blanco Tatto se congelaran.
 
Hasta ahora, la Secretaría de la Función Pública, en donde el responsable del despacho es Julián Alfonso Olivas Ugalde, titular de la Subsecretaría de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas, sólo ha informado que las sanciones y la inhabilitación en contra de Blanco Tatto y Martínez Guizar fueron resultado de su negligencia administrativa y no por su participación directa en el fraude, porque el autor intelectual habría sido Jiménez Mangas. Algún priista en la Función Pública trata de encubrir a los panistas encabezados por Blanco Tatto.
 
Sin embargo, al congelar las cuentas de Blanco Tatto, la PGR avanza en la inculpación del funcionario que se hizo panista a la sombra de los intereses corruptos de los Amigos de Fox, aquel grupo de mafiosos que llevó a Los Pinos al ahora promotor de la siembra de mariguana y, por supuesto, del gobierno de Felipe Calderón, al pasar de Procampo y Aserca a Pronósticos para la Asistencia Pública en una ascendente pero fugaz carrera política que dejó ver las debilidades del panismo frente a la corrupción.
 
Sin embargo, fue el senador panista Ricardo García Cervantes quien al develarse el fraude contra Pronósticos para la Asistencia Pública solicitó en 2012 ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que la Auditoría Superior de la Federación realizara una auditoría financiera especial y exhaustiva a esta entidad que, por cierto, depende en línea directa de la Secretaría de Gobernación y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
 

La revisión de la ASF

 
Esa auditoría financiera ya fue entregada y, de acuerdo con la ASF,  el sorteo Melate-Revancha número 02518 celebrado el 22 de enero de 2012 sí fue manipulado y con el se defraudó a Pronósticos para la Asistencia Pública por 160 millones de pesos, delito cometido por personal de la entidad, conjuntamente con trabajadores del proveedor de los servicios de filmación, por lo que se consideró importarte su fiscalización; además, de acatar ese solicitud de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión de llevar a cabo la revisión de las operaciones relacionadas con el pago de premios y sorteos, así como de los gastos incurridos para tal efecto.
 
Así, con motivo de la revisión y estudio del control interno a Pronósticos para la Asistencia Pública, se constató que con la revisión de los premios de Melate y Revancha se determinó que para el sorteo número 2518, por 169 millones 217mil 700 pesos, celebrado el 22 de enero de 2012, los premios de primer lugar ascendieron a 160 millones 045.3 miles de pesos (94.6 por ciento) y los premios adicionales fueron por 9 millones 172 mil pesos (5.4 por ciento).
 
Respecto del primer lugar por 160,045.3 miles de pesos, sólo se cobraron 113 millones 623 mil pesos (71.0 por ciento), debido a que se conocería que dicho sorteo fue manipulado, y se pretendió ganar de forma fraudulenta la bolsa acumulada; el resto por 46 millones 422 mil pesos permaneció en la entidad fiscalizada.
 
En consecuencia, Pronósticos para la Asistencia Pública presentó la denuncia correspondiente ante el Juzgado Décimo Primero de Distrito en Procesos Penales Federales del Distrito Federal, lo que generó cuatro averiguaciones previas, números 71/UEIDALPE/LE/9/2012; 126/UEIDALPE/LE/9/2012; 281/UEIDALPE/LE/9/2012 y 53/UEIDALPE/LE/9/2012, que continúan en proceso a la fecha de la revisión.
 
Se constató que en el acta de la Tercera Sesión Ordinaria del ejercicio del Comité de Control y Desempeño Institucional (COCODI) de Pronósticos para la Asistencia Pública, celebrada el 25 de septiembre de 2012, en el numeral IV. Revisión de la Cédula de Seguimiento de Acuerdos, el presidente del comité: “hizo énfasis sobre el resultado de los resolutivos de los involucrados y órdenes de aprehensión e informó que gracias a la cooperación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que colaboró para proporcionar a la PGR todos los indicios del cúmulo de cuentas que estaban abriéndose de manera sucesiva a partir del primer cobro y que fueron detectadas por la autoridad a tiempo, y se pudieron congelar prácticamente el 99 por ciento de los recursos: 110 millones de pesos que ya habían cobrado y el resto del premio, 50 millones de pesos, permaneció en las arcas de Pronósticos.
 
La ASF descubrió que se observan inconsistencias en las cifras reportadas como aseguradas por la PGR, debido a la falta de seguimiento de las acciones legales, ya que el informe realizado por el Director General de Pronósticos y dado a conocer en la citada sesión de su Consejo, refiere la cantidad por 105 millones 896 mil pesos; con los oficios número G.J./133/2013 y G.J./170/2013 del 23 de mayo y 5 de junio del mismo año.
 
La Gerencia Jurídica precisó que los recursos congelados por 97 millones al 31 de diciembre del 2012 continúan en custodia de la PGR. Sin embargo, persiste una diferencia por 3.9 millones de pesos. Ahora, la ASF solicitó a la entidad fiscalizada y a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra el Ambiente y Previstos en Leyes Especiales de la PGR un informe de la situación que guardan los recursos congelados y el importe de los mismos.
 
Pronósticos Deportivos y la Dirección de Delitos Previstos en Leyes Especiales informaron que se decretó el aseguramiento de 110 millones 747.7 miles de pesos, cantidad que actualmente se encuentra inmovilizada en las instituciones bancarias que reportaron su existencia.
 
La recomendación de la ASF es que Pronósticos para la Asistencia Pública debe fortalecer los mecanismos de control y supervisión, a efecto de que todos sus reportes sean debidamente conciliados entre las áreas involucradas en toda operación, así como de su sustento, a fin de mostrar información confiable. Además solicitó un informe detallado de los recursos asegurados respecto del sorteo Melate y Revancha número 2518, celebrado el 22 de enero de 2012.
 
Este podría ser uno de los primeros episodios de la aplicación de la justicia ante la corrupción panista y, por supuesto la priista y la perredista porque, según dice, la justicia no debe tener filiación política.
 
oficiodepapel@yahoo.com.mx