Televisa, por encima del Ifetel

Autor:

Televisa festejó un doble triunfo en la final del futbol mexicano ante dos rivales: los Tigres de Monterrey y el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Las Águilas del América vencieron en el Estadio Azteca, mientras que en la pantalla, la empresa de Emilio Azcárraga transmitió los partidos en exclusiva a pesar de habérselo prohibido el ente regulador

La final del Torneo Apertura 2014 del futbol mexicano representó un triunfo rotundo para el Grupo Televisa: por un lado, el campeonato deportivo conquistado en casa, el Estadio Azteca, contra los Tigres de la familia Zambrano; por el otro, el impune desdén a las regulaciones oficiales, también en casa: la televisión, contra el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).

En Televisa y sólo en Televisa se pudieron ver los partidos de ida y vuelta de la final de la liga mexicana, ello sin importar la prohibición impuesta a la televisora de transmitir específicamente los 180 minutos en los que se disputa el trofeo.

El 29 de mayo de 2014 el Ifetel, mediante un acuerdo, identificó los “contenidos audiovisuales no replicables” que ni América Móvil, de Carlos Slim, ni Televisa, de Emilio Azcárraga, podrían transmitir en exclusiva.

 “Son contenidos audiovisuales no replicables aquellos que presentan eventos que no cuentan con sustitutos cercanos, en razón de sus características particulares. Por ejemplo, la final de una liga profesional de futbol, que se encuentra fuertemente anclada en los gustos y la cultura nacional”, explicó el Instituto.

Por ello, “los agentes económicos preponderantes en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión [América Móvil y Televisa, respectivamente], no podrán adquirir en exclusiva derechos de transmisión para cualquier lugar del territorio nacional sobre éstos, o realizar conductos con efectos similares”, decía el acuerdo aprobado por unanimidad por los comisionados Gabriel Contreras, presidente; Luis Borjón Figueroa, Adriana Labardini, María Elena Estavillo, Mario Fromow Rangel y Adolfo Cuevas Teja.

El Ifetel, creado con la promesa de reducir el poder de los monopolios en telecomunicaciones en México, fundamentaba su decisión en que, con tales eventos, los gigantes “de facto eliminan la posibilidad de que otros participantes puedan adquirir los derechos para usar tales contenidos, y en consecuencia ese acto tiene el efecto de fortalecer la posición de preponderancia frente a las audiencias, al tiempo que limita la posibilidad de otros participantes de competir con efectividad frente a ellos”.

Lo que se difundió como una bomba, se volvió humo inofensivo para Televisa, que hasta se dio el lujo de transmitir, por supuesto en exclusiva, a su equipo mientras se convertía en campeón. Ante el silencio (derrota) del Ifetel, la fiesta fue completa para Emilio Azcárraga Jean.

Televisa, vacunada contra la prohibición

 “Toda la ley secundaria [en materia de telecomunicaciones] y la resolución [sobre preponderancia] son muy favorables al Grupo Televisa, porque no hay una limitación para que siga creciendo, no solamente para transmitir contenidos audiovisuales, sino para que siga adquiriendo canales de paga y aumentando su naturaleza monopólica en el sector”, dice en entrevista con Contralínea Agustín Ramírez, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

La final del futbol mexicano fue transmitida en México por los canales 2, en televisión abierta, Televisa Deportes Network y Univisión TDN, en televisión restringida, también del consorcio de Azcárraga.

 “En principio es contradictorio y se antojaría que Televisa contravino la resolución [que lo catalogó como] agente económico preponderante”, comenta el abogado por la Universidad Autónoma Metropolitana.

Además, el principio de no retroactividad es la clave, indica el titular de la Amedi, pues todos los contratos de este tipo que haya firmado Televisa con los clubes antes de la resolución que lo declaró como agente económico preponderante garantizan que no se cumplirá con el acuerdo de órgano regulador.

En 2013, la televisora renovó el contrato de derechos de transmisión firmado con los Tigres (no hay información sobre el América, pues también es propiedad de Televisa). Ello en sí le da la exclusividad de transmitir los partidos de local del equipo regiomontano –obviamente de igual forma los de las Águilas–, incluidos los juegos de la liguilla y la final misma, a pesar de lo que acuerde el Ifetel.

 “Eso ya lo debería saber el Instituto”, asevera Ramírez, y es que el artículo tercero transitorio de la resolución P/IFT/ EXT/060314/77 (correspondiente al caso Televisa) expresamente dice: “el agente económico preponderante deberá presentar al Instituto los contratos de contenidos audiovisuales relevantes que tenga suscritos, dentro de los 10 días siguientes a que el Instituto publique la lista [de los contenidos cuya exclusividad quedaría prohibida]”.

De ello se desprende que, desde abril, el Ifetel conoce los convenios sobre los derechos de transmisión signados por la televisora con los equipos. Y guardó silencio.

Meses antes de los partidos entre el América y los Tigres, el Instituto estaba consciente, al igual que Televisa, de que la final sería transmitida sólo por las pantallas de la empresa de Azcárraga Jean… como terminó sucediendo.

Por medio de la subdirectora de Comunicación Social del Ifetel, Lizbeth Pasillas, Contralínea solicitó entrevistas con los comisionados del Instituto, así como con Gerardo Sánchez Henkel, titular de la Unidad de Cumplimiento del mismo regulador. También se pidió hablar con el encargado del tema en Televisa; Alejandro Olmos Cruz, responsable del área de prensa del corporativo recibió el requerimiento. Hasta el cierre edito rial, no se recibió respuesta positiva.

 

Los contenidos que no pueden ser exclusivos

El acuerdo aprobado por el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones en su XIV sesión extraordinaria es muy claro en cuanto a cuáles son los contenidos que supuestamente no podrían transmitir en exclusiva ni Televisa ni América Móvil.

“En función de su carácter no replicable y de su alto nivel de audiencia nacional o regional esperado igual o mayor a 6.77 por ciento, con base en los registros históricos [de 2010 a 2014], los contenidos audiovisuales relevantes identificados son los siguientes:

 “a) Los partidos de la selección mexicana de futbol (categoría varonil mayor). De los cuales se tomaron en cuenta los 80 eventos individuales en el periodo 2010-2014, con un promedio de rating de 8.65 por ciento.

 “b) La inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de Verano organizados por el Comité Olímpico Internacional. De ellos se tomó en cuenta el último evento individual ocurrido en los pasados 4 años (2012), con un rating de 7.19 por ciento y de 7.30 por ciento, respectivamente.

“c) Las ceremonias de inauguración y clausura, y los partidos de inauguración, cuartos de final, semifinales y final de la Copa Mundial organizada por la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) cada 4 años y conocido comúnmente como Copa del Mundo o Mundial de Futbol. De ellas se tomó en cuenta el último evento individual ocurrido en 2010, con un rating de 10.69 por ciento, 8.33 por ciento, 15.60 por ciento, 7.18 por ciento (promedio de los partidos), 8.41 por ciento (promedio de ambas semifinales) y 17.42 puntos porcentuales, respetivamente.

 “d) Los partidos de la final del torneo de liga de primera división organizado por la Federación Mexicana de Futbol, conocido comúnmente como lo Liga MX. Los 15 partidos transmitidos por televisión abierta tuvieron un rating promedio de 7.91 por ciento en el periodo 2010-2014.”

 

Mauricio Romero, @mauricio_contra

 

TEXTOS RELACIONADOS:

 

  

 Contralínea 419 / del 12 al 18 de Enero de 2015

 

 

Comments

comments