Autor:

 

1. La desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa no quedará en el olvido y continuará perturbando las actividades políticas, sociales, económicas y culturales, algo que no desean los administradores de este sexenio. Los padres de los normalistas estarán presentes el año próximo en múltiples y diversas maneras. Un solo ejemplo, el 30 de diciembre de 2014, se pondrá al aire una serie de videos que han recopilado Iris Bringas y Jehová Villa, organizadores de #Yonovoyalaguerra, los cuales deberán replicarse de varias formas. Pero habrá más sorpresas para todos.

2. El asunto de las mansiones de Angélica Rivera y Luis Videgaray no está concluido; lejos de ello, seguirá de 1 mil formas: investigaciones, asociación con Hinojosa, aclaraciones en el Servicio de Administración Tributaria, exigencia a la Función Pública acerca de ingresos obtenidos, etcétera. Nadie podrá darle vuelta a la hoja tan fácilmente.

3. Que los legisladores hayan postergado el nombramiento de un fiscal anticorrupción es otra muestra de que ellos no están preocupados porque la clase política tenga frenos en sus percepciones y sea vigilada en cómo gasta los dineros públicos. Algo lógico si esos mismos señores, diputados y senadores, se otorgaron un aguinaldo de casi un cuarto de millón de pesos, lo que es una ofensa en tiempos de crisis. Pero se arrepentirán de no oír el clamor popular.

4. Existe una enorme y bien cimentada desconfianza en los nuevos órganos que supuestamente iban a controlar a quienes administran el país. Hay descrédito en el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, el Instituto Nacional Electoral y hasta en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Ésta ha iniciado bien declarativamente sus funciones, ya que dijo que la agitación actual es producto de una negligencia de años; pero de eso a que en realidad demuestre que sirve para supervisar a los poderes públicos, hay un largo trecho. La agrupación electoral que tendrá una prueba de fuego en los próximos meses, no obstante que está encabezada por Lorenzo Córdova, hijo del gran Arnaldo del mismo apellido, francamente decepcionó, lo que muestra que nadie puede revertir procesos burocráticos por sí solo.

5. La ciudadanía repudia, sin excepción, a todos los partidos, nuevos y viejos, ya que ninguno ha mostrado atender los asuntos de interés popular.

6. Algunos analistas y hasta militares dicen que hay un complot en contra de Peña Nieto, lo curioso es que en el mismo están los países europeos, Estados Unidos y naciones latinoamericanas. Nuevos tiempos y viejos esquemas que no tienen asidero.

7. Habrá licitación de nuevos canales de televisión, pero quienes aspiran a manejarlos son viejos mediócratas, por lo que no se augura que tengamos vientos frescos sino más de lo mismo.

8. Advertimos hace tiempo que José Antonio Meade era un encargado de relaciones exteriores que no servía, porque lo suyo es la economía. La realidad mostró que ni hay más inversiones y los diplomáticos mexicanos lejos de saber manejar los problemas han sido vituperados en todas partes del orbe. El problema continuará.

9. Antes de que feneciera el turbulento año de 2014, se exoneró de cualquier problema a Raúl Salinas de Gortari. No obstante sus enormes propiedades y riquezas, según un juez, no cometió delito alguno y puede seguir adelante exhibiendo su riqueza, incluso tratando de comprarle a un hijo en Puebla su candidatura a una diputación. Otro ejemplo de que la impunidad persiste.

10. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tendrá un nuevo presidente, pues terminó su mandato Juan Silva Meza. Pero los resultados que dejó ese organismo lo exhiben como lejano a la raza, a los de abajo. Cancelar, por ejemplo, las consultas populares, entre otros desaciertos, es una muestra que ellos quieren estar bien con el Ejecutivo, nada más.

11. Hay una degradación social, económica, política y hasta cultural en muchos aspectos. Sólo la fortaleza, decisión y empuje de millones que no se han podido organizar consistentemente mantiene en pie a esta nación. A quienes hacen esto mediante el trabajo y las movilizaciones se les cataloga, por parte de las autoridades, de amenaza a la seguridad.

12. Hay un renacimiento del arte y la cultura, mas no por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes o los organismos estatales. Estos últimos son para el lucimiento del gobernador en turno y para llevar a cabo negocios. Los que han mantenido la enorme herencia cultural, la enriquecen y la trascienden a otros países son grupos diversos en cine, danza, teatro y otras especialidades, quienes están en acción con las nuevas voces por un México diferente.

13. Las redes sociales han jugado un papel de gran importancia. Algunos sitios en internet han entrado a la pelea mostrando independencia informativa. Pocos medios tradicionales van adelante en la denuncia. Con todo, se abren espacios que deben aprovecharse más.

14. Los jóvenes muestran coraje, audacia, persistencia en sus demandas y hasta han conseguido triunfos como nunca (el caso del Instituto Politécnico Nacional). Ellos serán los actores en 2015.

15. La organización nacional tan deseada y necesitada deberá empezar a dar pasos adelante ante los retos por venir. Esto es más bien un anhelo.

Con estas reflexiones iniciamos este año.

Jorge Meléndez Preciado*

Periodista

 

 

 Contralínea 418 / del 29 de Diciembre de 2014 al 05 de Enero de 2015