Autor:

I.  Ernst Gombrich fue uno de esos pensadores de excelencia máxima, y sin duda alguna el más sobresaliente conocedor, como recreación histórica (no solamente un coleccionista de hechos y comentarista superficial), de lo que se sigue agrupando como las artes: pintura, escultura, retablos… Y el sinnúmero de manifestaciones donde los grandes creadores como escultores, pintores, etcétera, los originales e innovadores de belleza son la clave de toda historia que se precie de serlo con arreglo a la divisa de Protágoras de Abdera: “El hombre es la medida de todas las cosas”, que tanto atacó Platón, el alias de Aristocles, en su afán de enanizar a la humanidad en sus individualidades (mujeres y hombres) y de achicar la dimensión de los gigantes que ha generado lo que Nietzsche, en frase célebre, sintetizó con grandiosidad: “Humano, demasiado humano”. Sobre los hombros de esos gigantes es que el resto de nosotros logramos sentir, querer y conocer (como en las tres Críticas de Kant) lo que en todos los terrenos han pensado, querido y sentido a través de sus obras esos grandes creadores.

II. De entre su obra monumental, Gombrich tiene su genial Historia del arte, que edición tras edición, desde su aparición inglesa en 1955, no deja de estar en las librerías bajo el sello de varias casas editoriales, en la maravillosa traducción, invariablemente, de Rafael Santos Torroella. “Este libro –nos dice el autor– se dirige a todos aquellos que tienen la necesidad de una primera orientación en un terreno fascinante y extraño […] He pensado al proyectar y escribir esta obra en los jóvenes de ambos sexos que acaban de descubrir el mundo del arte […] y para adultos al emplear un lenguaje sencillo”. Sus ilustraciones sobre las obras de arte son espléndidas y su lectura es como recorrer museos, con la guía maestra de quien ha dedicado su vida (de la mano de Kant y Popper) al conocimiento del sentimiento estético, a través de los grandes creadores.

III. Son en total 28 capítulos: “Extraños comienzos”, “Arte para la eternidad”, “El despertar griego”, “El reino de las bellezas”, “Conquistadores del mundo”, “Una división de caminos”, “Mirando a Oriente”, “El arte occidental”, “La iglesia militante y la triunfante”, “Cortesanos y burgueses”, “Tradición e innovación”, “El poder y la gloria”, etcétera. Es un texto para el aprendizaje. Y para mirar, admirar y conmoverse ante las formas sublimes de las pinturas, de las esculturas, de los retratos y de la arquitectura en general, por la cual la humanidad recrea el sentimiento por la belleza con juicios de su pensamiento. Historia del arte es el medio para que los lectores se adentren a ese mundo de las creaciones más originales y cuya singularidad los ha hecho obras maestras. También nos proporciona un punto de partida para saber criticar tales obras, con arreglo a un bagaje cultural que se puede adquirir escuchando lo que nos tiene que decir el investigador que recrea, con su trabajo de divulgación, lo que a través de la historia del arte nos han dejado los auténticos artistas del pincel y del cincel.

Ficha bibliográfica:

Autor: Ernst Gombrich

Título: Historia del arte

Editorial: Ediciones Garriga

Álvaro Cepeda Neri*

*Periodista

 

 

 

Contralínea 414 / del 30 de Noviembre al 06 de Diciembre del 2014

 

 

 

 

Comments

comments