España, el paraíso fiscal de Pemex

Autor:

Pemex ha hecho de España su paraíso fiscal predilecto: en mayo pasado trasladó a Madrid cuatro empresas fachada provenientes de Islas Caimán. Bajo el cobijo del esquema fiscal ETVE, la petrolera mexicana cuenta ya con nueve compañías “privadas” radicadas en la capital española que, cada año, le permiten triangular hacia paraísos fiscales más de 1 billón 200 mil millones de pesos –unos 68 mil millones de euros–, producto de sus exportaciones e importaciones de energéticos. También, le posibilitan la “privatización” de más de 10 mil 300 millones de pesos anuales, por concepto de utilidades. Con sus compañías españolas, Pemex elude el pago de impuestos en el Continente Europeo y la rendición de cuentas en México. El presente reportaje de Contralínea –seriado en cuatro partes– revela la forma en la que opera Petróleos Mexicanos en el país ibérico

Primera de cuatro partes/ Segunda parte /

 
Madrid, España. A un costado del frondoso jardín de la Plaza Pablo Ruiz Picasso se erige una torre blanca de 45 pisos, nombrada con el apellido del famoso artista español. En su planta 32, el edificio –que hasta 2007 se conoció como el más alto de esta ciudad– alberga la oficina de representación oficial de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el Continente Europeo.
 
Es aquí, en el llamado corazón financiero de la capital española y casi enfrente del estadio de futbol Santiago Bernabéu, donde se asienta el brazo comercial de Pemex: su filial PMI Comercio Internacional; pero también donde radica un multimillonario negocio “privado” de la petrolera, que se basa en la triangulación anual de más de 1 billón 200 mil millones de pesos del erario hacia paraísos fiscales, y que deja utilidades fuera de la Hacienda Pública mexicana superiores a los 10 mil 300 millones de pesos cada año.
 
El esquema involucra a 21 empresas que Pemex ha constituido desde la década de 1990 en México y en el extranjero, sobre todo en paraísos fiscales, como “privadas” no paraestatales. En total, la petrolera mexicana posee 33 compañías de este tipo (sin oficinas ni empleados) ciento por ciento de su propiedad, que no rinden cuentas a pesar de manejar dinero público y que cobran comisiones del propio erario.
 
En entrevista, el economista español Carlos Sánchez Mato refiere que es común que las petroleras trasnacionales armen este tipo de redes empresariales en paraísos fiscales para eludir impuestos, pero, acota, se trata de compañías de la iniciativa privada, no del sector público.
 
“Pemex es una empresa pública: ¿cómo puede tener filiales no controladas? Es una aberración. ¿Cómo puede fraccionar el beneficio para eludir el cargo de impuestos en un determinado lugar? ¿Cómo se puede permitir? Eso directamente tendría que verlo el parlamento [mexicano] y meter en la cárcel a toda la cadena de mando: a los que lo han hecho y a los que lo han permitido”, opina.
 
Y sí, con sus filiales no paraestatales la empresa estatal ha eludido impuestos durante años, tal como lo confirmó a Contralínea el exdirector de Pemex, Juan José Suárez Coppel, en marzo de 2012:
 
—¿De qué sirven los paraísos fiscales? Nos sirven para no pagar impuestos fuera de México. Si hay algo de lo que no se le puede acusar a Pemex es de que no paga suficientes impuestos en México. Entonces, si ahora lo que vamos a hacer es poner nuestras empresas que tienen actividades fuera de México en lugares donde nos van a cobrar un dineral por esa comercialización, pues entonces yo, como parte dueño de Pemex y no como administrador, cuestionaría esa lógica. ¿Queremos también ir a pagarles impuestos a todos los demás países? Mejor paguémoslos aquí en México, porque las utilidades, al final de cuentas, para lo que nos sirven es para pagar impuestos. Ojalá que en algún momento podamos pagar dividendos cuando tengamos unos impuestos más razonables.
 

El domicilio de Madrid

 
En el entramado de las 21 empresas privadas, el domicilio madrileño juega un papel prioritario: aquí se albergan ocho compañías que se benefician de los dividendos generados por las exportaciones de petróleo, hechas a través de PMI Comercio Internacional. La novena se “localiza” en Hermosilla número 3, también en Madrid, donde en realidad reside el abogado español Íñigo Bastarreche Sagüés, contratado por la petrolera mexicana para dar cobertura legal a esas sociedades unimembres.
 
De acuerdo con información obtenida por Contralínea en el Registro Mercantil de Madrid, se trata de las empresas PMI Holdings Petróleos España, SL (PMIHPE); Pemex Internacional España, SA; PPQ Cadena Productiva, SL; PMI Field Management Resources, SL; Mex Gas Cogeneración, SL; Mex Gas Internacional, SA; MGI Supply; MGI Trading; y MGI Enterprises.
 
De éstas destacan las últimas cuatro, pues cambiaron de residencia del paraíso fiscal de Islas Caimán a esta capital el 27, 28 y 30 de mayo de 2014. El sigilo en torno a este traslado ha sido tal que, a 6 meses de realizado, aún no se reporta en la sección de filiales de la página electrónica de Petróleos Mexicanos. Tampoco se ha dado a conocer en los boletines de prensa que emite la Gerencia de Comunicación Social.
 

Madrid, más atractivo que Islas Caimán

 
Con una experiencia de más de 20 años en paraísos fiscales, Pemex ha empezado a preferir a España por encima de zonas laxas como Islas Caimán y las Antillas Holandesas.
 
Así lo demuestra su más reciente movimiento en el extranjero: el traslado de las compañías Mex Gas Internacional, MGI Supply, MGI Trading y MGI Enterprises, propiedad de la subsidiaria en reestructuración Pemex Gas y Petroquímica Básica.
 
Dicho cambio domiciliario inició 8 días antes de que la petrolera mexicana anunciara oficialmente su salida de Repsol (ocurrida el 4 de junio de 2014), y no de manera casual: el Grupo Mex Gas –como se les conoce a las compañías mudadas en el segundo trimestre de este año– representa una parte del capital que sustituirá la inversión que Pemex tenía en la petrolera española, a través de la construcción de un gasoducto en La Coruña; la otra parte corresponde a las acciones que Pemex ya compró del astillero vigués Hijos de J Barreras, a fines de noviembre de 2013 (también en una operación triangulada por PMI Holdings, BV, con sede en Holanda).
 
El traspaso domiciliario del Grupo Mex Gas se empezó a discutir desde principios de 2013, justo cuando se intensificaba en México el cabildeo de la reforma energética.
 
El 19 de marzo del año pasado, Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB, dueña de las MGI) conoció un informe sobre la situación financiera y operativa del Grupo, en el cual se señaló la necesidad de “modificar el esquema de ‘empresas unimembres’ con el objetivo de que posean su propio personal calificado, así como de cambiar de residencia a las cuatro filiales”, refiere la auditoría financiera y de cumplimiento 12-1-18T4N-02-0006, publicada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en febrero de 2014.
 

Esquema ETVE

 
Ésta no es la primera vez que la petrolera mexicana encuentra en España una opción más laxa que los territorios identificados abiertamente como paraísos fiscales.
 
“Ante las circunstancias imperantes, la previsibilidad de ciertas reformas legislativas en las Antillas Holandesas y la necesidad de hacer fluir ciertos recursos hacia Pemex, este último autorizó el traslado del domicilio y de la residencia fiscal de PMI Holdings, NV, a España, aspecto que tuvo lugar el 30 de diciembre de 2005”, refiere el Libro blanco. Estructura de las empresas PMI, elaborado por PMI Comercio Internacional al cierre de 2012.
 

La otrora PMI Holdings, NV, es actualmente PMI Holdings Petróleos España. De acuerdo con el Libro blanco, esa empresa “optó por el régimen fiscal especial de las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE), el cual permite que los dividendos que distribuya a Pemex no sean sujetos de tributación en España. Asimismo y con base en los convenios para evitar la doble imposición internacional suscritos por España con los distintos países en los que las filiales [una decena de empresas unimembres] de PMI Holdings Petróleos España tienen su residencia fiscal [Holanda, Irlanda, Estados Unidos, Inglaterra y México], los dividendos que PMIHPE recibe de sus filiales están exentos del impuesto sobre sociedades”.
 
El esquema ETVE no sólo le ha acomodado bien a PMI Holdings Petróleos España, sino también a las otras ocho compañías radicadas en este país.
 
En entrevista con Contralínea, José María Mollinedo –secretario general del Consejo General del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda de España, GESTHA– explica que las ETVE son holding o subholding, es decir, entidades cuyo objeto social es la gestión y administración de acciones o participaciones en el capital de entidades no residentes en territorio español.
 
El también licenciado en ciencias económicas y empresariales y coautor del libro Qué hacemos con los impuestos indica que las ventajas fiscales para este tipo de empresas es que no tributan. Refiere que al resto de las sociedades se les permite no pagar impuestos por las rentas del capital si su participación, directa o indirecta, supera, al menos, el 5 por ciento, pues quienes tributarán serán los accionistas; pero en el caso de las ETVE, éstos tampoco lo hacen.
 
Y aunque la ley española del impuesto de sociedades establece que para la gestión y administración de esos valores de entidades no residentes se requiere contar con una organización de medios materiales y personales, en la práctica basta con que la ETVE cuente con uno o dos empleados, expone Mollinedo.
 
No obstante lo anterior, las nueve filiales de Petróleos Mexicanos asentadas en territorio español no han contratado personal. Todas son manejadas por servidores públicos mexicanos desde la Torre Ejecutiva Pemex, ubicada en México, Distrito Federal.
 
En Madrid, los tres empleados contratados por PMI Comercio Internacional –María Llop Pomares, gerente administrativo; Marta Portillo Martín, analista de contabilidad; y Roxana Aldea Rollin, asistente ejecutiva– son quienes atienden llamadas telefónicas y algunas gestiones no relevantes vinculadas a las nueve compañías.
 

Inversiones productivas, el pretexto

 
A cambio de la laxitud fiscal del esquema ETVE, que le permite triangular más de 1 billón 200 mil millones de pesos anuales a paraísos fiscales como Irlanda y Antillas Holandesas, Pemex ha hecho inversiones productivas en España, al grado de que antes de concretar su salida de Repsol ya había comprado las acciones de Hijos de J Barreras y firmado los contratos para la construcción de unos cinco buques, de los cuales ya se inició la construcción del primero el pasado 1 de agosto, con una inversión de 195 millones de dólares (unos 2 mil 340 millones de pesos).
 
Consultado sobre este tema, el economista español Carlos Sánchez Mato detalla que algunas trasnacionales que recurren al esquema fiscal de las ETVE también tienen inversiones productivas reales. Pero, señala, eso no puede justificar que paguen impuestos más reducidos o que no paguen. Además, advierte, las inversiones casi siempre resultan inferiores a los beneficios que obtienen por la nula carga impositiva.
 
Sánchez Mato –miembro de ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Acción Ciudadana) y coautor del libro ¡Banca pública, rescatemos nuestro futuro!– indica que, “aparte de no tributar los dividendos, [las ETVE] pueden hacer operaciones para emitir deuda en un país en el cual deducen los gastos financieros, y eso lo hace Pemex con las empresas que tiene en el extranjero”.
 
Agrega que esos gastos financieros le generan un crédito fiscal a la empresa, es decir, un derecho a que la Hacienda Pública le devuelva un dinero porque no ha tenido beneficios, ha tenido pérdidas derivadas de que solamente tiene intereses. “Qué ventaja tiene eso, pues que por ejemplo esa empresa tiene en ese país otra filial que sí tiene beneficios, entonces compensa las pérdidas de una con los beneficios de la otra, y la que tendría que haber pagado no lo hace”.
 

Los grupos Mex Gas y PMI

Aunque residen en distintos países de América y Europa, las filiales privadas de Pemex operan de manera conjunta. Así, desde la Torre Picasso –donde corporativos como Google, Barclays, Deloitte y Accenture Holding Iberia pagan una renta mensual superior a los 28.5 euros por metro cuadrado– las empresas del Grupo Mex Gas se ligan directamente a otras sociedades unimembres de Pemex Gas y Petroquímica Básica, con sede en paraísos fiscales.
 

Se trata de MGI Enterprises US, LLC (creada el 24 de junio de 2013 en Estados Unidos); Pasco International, Limited (constituida en Las Bahamas y domiciliada en México desde el 7 de septiembre de 2012); Pasco Terminals, Inc (que data del 31 de octubre de 1963, con sede en Estados Unidos); y Pan American Sulphur Company, Limited (creada el 10 de enero de 1963 en Luxemburgo y domiciliada Inglaterra).
 
Hasta ahora, estas compañías ofrecen los servicios de exportación pero sobre todo de importación de gas para PGPB. El negocio, tan sólo en el caso del Grupo Mex Gas, es del orden de los 38 mil 359 millones de pesos anuales, se desprende de sus estados financieros citados por el informe de la ASF, correspondiente a la revisión de la Cuenta Pública 2012.
 
Así, con la llegada del Grupo Mex Gas a Madrid, Pemex amplía su presencia en España y la convierte en el punto de conexión clave para sus negocios al margen de las leyes mexicanas, como han sido calificados desde hace 1 década por la Auditoría Superior.
 
Por su parte, las empresas pertenecientes al Grupo PMI radicadas en este territorio controlado por la Unión Europea se vinculan a las holandesas PMI Holdings, BV (que se constituyó el 24 de marzo de 1988), y PMI Services, BV (creada el 31 de marzo de 1988); la irlandesa PMI Marine, Limited (16 de noviembre de 1993); las estadunidenses PMI Holdings North America, Inc (2 de julio de 1992), y PMI Services North America, Inc (4 de mayo de 1988); las mexicanas PMI Norteamérica, SA de CV (19 de enero de 1993); PMI Campos Maduros SANMA, S de RL de CV (7 de diciembre de 2011); y PMI Petroquímica, SA de CV (30 de noviembre de 2000).
 
El Grupo PMI se dedica principalmente a exportar el crudo que produce la subsidiaria Pemex Exploración y Producción, actualmente en reestructuración, así como a importar productos petrolíferos y petroquímicos.
 
El capital que ha manejado por estos conceptos durante más de 2 décadas asciende a, por lo menos, 1 billón 191 mil millones de pesos anuales, de acuerdo con la auditoría 12-1-18T41-02-0007, practicada por el máximo órgano de fiscalización al Grupo PMI y hecha pública en febrero de 2014. Además, a nombre de Pemex dicho consorcio contrata deuda e invierte parte de sus dividendos en acciones de compañías privadas.
 
Antes de que una parte sustancial, pero no total, ingrese a las finanzas públicas de México, la suma de estos multimillonarios recursos pasa por las cuentas bancarias de al menos 14 de las 21 compañías, protegidas por el secreto bancario de los distintos países donde residen.
 
A pesar de su importancia, ninguna de las empresas está obligada a rendir cuentas en México. Tampoco, a devolver los ingresos que el propio Pemex les paga por “apoyar” a su filial PMI Comercio Internacional en las exportaciones e importaciones de energéticos, mismos que superan los 10 mil 349 millones de pesos al año.
 
Ello porque, aunque son ciento por ciento propiedad de Pemex, se consideran privadas no paraestatales: “carecen de personal y oficinas propias, tienen personalidad jurídica distinta e independiente de la de sus socios, poseen patrimonios propios y tienen autonomía de gestión, pues son entidades corporativas distintas y están sujetas a la legislación del país en el que están establecidas y no a las leyes mexicanas”.
 

Nuevas inquilinas de la Torre Picasso

 
Constituidas en 1993 por Pemex Gas y Petroquímica Básica, las empresas radicaron por poco más de 20 años en el paraíso fiscal de Islas Caimán. Su cambio domiciliario a España se decidió el 19 de diciembre de 2013, ya en las administraciones de Emilio Lozoya Austin y de Alejandro Martínez Sibaja, quien está al frente de la subsidiaria desde diciembre de 2011, consta en la Nota simple informativa de Mex Gas Internacional, SL, obtenida por Contralínea en el Registro Mercantil de Madrid.
 

De acuerdo con el documento oficial de inscripción, del que Contralínea tiene copia, el 11 de abril de 2014 se dio la baja del Grupo Mex Gas del Registro de Sociedades de Cayman National Trust, Co, Ltd. Así lo expuso el abogado español Íñigo Basterreche, secretario no consejero del Consejo de Administración de las empresas unipersonales Mex Gas Internacional, MGI Supply, MGI Trading y MGI Enterprises.
 
Tras detallar que el socio único de Mex Gas Internacional es Pemex Gas y Petroquímica Básica, el abogado reveló ante el Registro Mercantil de Madrid que el propio director de la subsidiaria, Martínez Sibaja, actuó como representante de esa empresa unimembre durante el cambio domiciliario.
 
Además de Martínez Sibaja han estado involucrados los funcionarios de PGPB José Antonio Gómez Urquiza de la Macorra, subdirector de Administración y Finanzas y quien funge como presidente de Mex Gas Internacional; Mariano Álvarez Trejo, coordinador de Desarrollo Social; Marcelo Perizot Murillo, subdirector de Gas Licuado y Petroquímicos Básicos; Roberto Jorge de la Huerta Moreno, subdirector de Gas Natural; así como Roberto Salvador Osegueda Magaña, gerente de Filiales de Pemex Corporativo, quienes integran el Consejo de Administración de Mex Gas Internacional, SL, empresa que –en su calidad de tenedora de acciones– es propietaria de las otras tres compañías Mex Gas.
 
Otros servidores públicos de Pemex Gas y Petroquímica Básica implicados son la representante legal Rosa Elena Torres Ortiz; la gerente de Recursos Financieros, Mónica Catalina Ruvalcaba Gallardo; el subgerente de Filiales, Juan Andrés Jiménez Lizardi; el encargado de la Subdirección de Ductos, Luis Sánchez Graciano; el subdirector de Planeación, Rodulfo Figueroa Alonso; y el asesor Luis Alberto Palomeque López. Además, participa el apoderado legal de Pemex Internacional España, Elliott Guerrero Aguilar, consta en la inscripción ante el Registro Mercantil de Madrid.
 
De acuerdo con la ASF, al carecer de personal propio, siempre han sido servidores públicos los que trabajan para esas filiales: “cabe mencionar que ninguna de las empresas cuenta con empleados, por lo que tienen firmados contratos de prestación de servicios con PGPB”.
 
En Mex Gas Internacional, además de los mexicanos y los españoles participa un serbio: nombrado por el propio Consejo de Administración de Mex Gas Internacional el 22 de mayo pasado, Vuk Jeremic –exfuncionario de la Organización de las Naciones Unidas y presidente del Centro para la Cooperación Internacional y el Desarrollo Sostenible, quien tiene su domicilio en Belgrado– es consejero de esa sociedad, indica la Nota simple informativa, de la cual se tiene copia.
 

Las empresas Mex Gas

 
Mex Gas Internacional se constituyó el 9 de marzo de 1993 en las Islas Caimán con un capital social suscrito y pagado por 3 millones 823 mil dólares. Su objeto fue, desde entonces, ser una holding encargada de constituir otras empresas, las cuales controlaría mediante la participación en su inversión permanente –según el informe de la Auditoría Superior–, al darles el derecho de gobernar en sus políticas de operación y financieras.
Es por ello que ese mismo año creó en Islas Caimán las otras tres empresas comercializadoras, con una participación accionaria del ciento por ciento. Éstas realizan operaciones comerciales en el extranjero para que PGPB pueda exportar e importar gas natural y gas LP.
 
Al momento de su cambio domiciliario, el capital social de Mex Gas Internacional ascendió a 2 millones 781 mil 201 euros, que representan igual número de acciones, indica la Nota simple informativa.
 
MGI Supply tiene como objeto comercializar el gas natural en México y en Estados Unidos. Hasta 2012, su capital social suscrito y pagado ascendió a 55 millones 650 mil dólares. Esta empresa cuenta con una sucursal en México desde 1995, en las oficinas de PGPB.
 
La segunda empresa, MGI Trading, tiene como objeto comercializar gas LP en México y en el extranjero. Al cierre de 2012 su capital social sumó 1 mil dólares. Esta también tiene desde 2011 una “sucursal” mexicana en las oficinas de Pemex Gas.
 
También a nombre de PGPB, MGI Enterprises se dedica a comercializar gas natural, gas LP y petroquímicos básicos. Según la ASF, ésta ha sido el vehículo para crear nuevas compañías catalogadas como “sociedades de propósito específico”. Al 31 de diciembre de 2012 reportó un capital social por 576 millones 292 mil pesos.
 
De esta última destaca la decisión que tomó Pemex Gas y Petroquímica Básica antes de mudarla a España: el 11 de noviembre de 2013 autorizó el aumento de capital social a 59 millones 909 mil dólares.
 
Por sus operaciones en México y en el extranjero, al 31 de diciembre de 2012 el Grupo Mex Gas manejó activos por 4 mil 538 millones 79 mil pesos, pasivos por 3 mil 78 millones 722 mil, y capitales contables por 1 mil 459 millones 357 mil, monto que incluye utilidades acumuladas por 1 mil 399 millones 253 mil pesos que no entran a la Hacienda Pública, revela la Auditoría Superior de la Federación.
 
El informe de fiscalización refiere que las cuatro compañías registraron ingresos por 38 mil 359 millones 626 mil y egresos por 38 mil 304 millones 322 mil pesos.
 
 
El negocio es tan rentable que dichas empresas participaron en proyectos de infraestructura para el transporte de gas natural con inversiones estimadas en 70 mil 542 millones 296 mil pesos.
 
“Los recursos, al ser administrados por las empresas del Grupo Mex Gas, son considerados como no públicos, por lo que no están sujetos a la legislación mexicana que regula, entre otras, la programación, formulación de presupuestos, control, financiamiento, evaluación, aprobación, planeación, ejercicio, mantenimiento, arrendamiento, responsabilidades, transparencia y rendición de cuentas de los ingresos y egresos públicos federales”, critica el máximo órgano de fiscalización de México.
 
Aunado a ello, las filiales están abiertamente involucradas en seis proyectos relacionados a la estrategia integral de PGPB, sin necesidad de concursar públicamente: Frontera-Aguascalientes (Los Ramones); Agua Dulce-Frontera; Tucson-Sásabe; Sásabe-Guaymas; ampliación de capacidad Tamaulipas; y ampliación de capacidad Chihuahua.
 

Nuevas empresas

 
Para administrar los proyectos de Pemex y PGPB relacionados con la transportación de gas natural en territorio mexicano, las filiales constituyeron nuevas sociedades privadas de propósito específico en esta administración de Lozoya Austin.
 

Así, el 2 de marzo de 2012 fue constituida TAG Pipelines, S de RL de CV, en la Ciudad de México, bajo leyes mexicanas pero no como paraestatal, con un capital social de 686 millones 45 mil pesos aportado por sus accionistas MGI Enterprises (576 millones 278 mil) y MGI Supply (109 millones 767 mil pesos).
 
Tal como lo indica su propia naturaleza mercantil, TAG Pipelines se constituyó con un propósito específico y sin necesidad de concursar para el mismo: brindar la ingeniería, construcción y mantenimiento de equipos para el desarrollo del gasoducto asociado con el proyecto Los Ramones, que abastecerá la demanda de gas natural en el Norte, centro y Occidente del país.
 
Al igual que sus accionistas, TAG Pipelines no cuenta con empleados. Por este motivo, subcontrata la prestación de servicios con la empresa Gasoductos de Servicios, S de RL de CV, filial de Gasoductos de Chihuahua, S de RL de CV, cuyos accionistas son Pemex Gas y Petroquímica Básica (50 por ciento), El Paso Energy International, Company (25 por ciento), y El Paso Natural Gas, Company (25 por ciento), revela la ASF en su Informe del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2012.
 
Otras empresas en las que participan estas filiales son: Gasoducto de Puerto Libertad, S de RL de CV, constituida el 7 de septiembre de 2012 en la Ciudad de México, con un capital social por 40 mil pesos aportado por MGI Enterprises y la japonesa Mitsui & Co, Ltd. Su principal actividad es la ingeniería, construcción y cuidado de equipos para el desarrollo de gasoductos.
 
De acuerdo con la ASF, esta compañía se creó para participar en una licitación pública internacional de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para la construcción de un gasoducto y la transportación de gas natural proveniente de Tucson, Arizona, con destino a una planta termoeléctrica en Guaymas, Sonora. Aunque no ganó.
 
Y aunque el informe de la ASF no lo reporta, el 5 de julio de 2013 se constituyó en España Mex Gas Cogeneración, SL, propiedad de Mex Gas Internacional. Para entonces, PGPB ya planeaba la mudanza de las cuatro compañías procedentes de Islas Caimán.
 
Apenas unos días antes, el 24 de junio de 2013, también se creó MGI Enterprises US, LLC, en Estados Unidos.
 
Es así como Pemex ha creado sociedades “privadas” para gestionar sus responsabilidades a cambio de un pago que no entra a las finanzas públicas. “Es una manera de separar el beneficio del Pemex oficial de esas filiales privadas que rinden cuentas hasta cierto punto o que no rinden cuentas”, analiza Sánchez Mato.
 
El economista observa que se trata de una empresa pública que tiene elementos fuera del perímetro de las administraciones públicas, de las contralorías.
 
“Es una cosa absolutamente vergonzosa el que esas filiales fuera del control puedan nacer en paraísos fiscales. Al estar en paraísos fiscales lo que están haciendo es eludir tributación.”
 
Para la elaboración de este trabajo se solicitó conocer la versión de Pemex, a través de María Llop Pomares, gerente administrativo de PMI Comercio Internacional y representante de Pemex en España. Hasta el cierre de edición, no se recibió respuesta. También se pidió entrevista con Pemex Corporativo, sin que a la fecha la Gerencia de Comunicación Social haya respondido positivamente.
 
 

 

                

 

 
 
 
 
ETVE: negocio redondo en España
 
Madrid, España. Las trasnacionales, incluyendo a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), han aprovechado el esquema fiscal de las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE) para eludir el pago de impuestos en Europa.
 
En 2013, se reportó la llegada de 3 mil 671 millones de euros a este país ibérico por este tipo de sociedades, de acuerdo con información oficial del Ministerio de Economía y Competitividad español. Sin embargo, la cifra no forma parte de las inversiones extranjeras productivas, pues –reconoce la institución– “pueden tener un valor efectivo muy elevado y un resultado económico muy limitado. Una operación de esta naturaleza puede valorarse en miles de millones de euros y al mismo tiempo no generar inversión en activos fijos ni puestos de trabajo alguno en el país que figura como receptor”.
 
Entrevistado sobre este tema, José María Mollinedo –secretario general del Consejo General del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda de España, Gestha– critica este esquema fiscal, que se respalda en el principio de la no doble tributación.
 
“Nadie discute que cualquier residente español tribute en el IRPF [impuesto sobre la renta de las personas físicas] por su sueldo, y después pague el IVA [impuesto al valor agregado] por los productos que consuma. Aquí no hay doble imposición. Tampoco nadie discute que cualquier residente español, siempre que no sea un gran accionista, tribute en el IRPF por sus rentas del capital.
 
“En cambio, a las sociedades se les permite no tributar por estas rentas del capital si su participación, directa o indirecta, en el capital supera, al menos, el 5 por ciento, pues ya tributarán los accionistas. Pero si las sociedades son ETVE, los accionistas tampoco tributan”.
 
El especialista ejemplifica con el caso de la ETVE Exxon Mobil Spain, SL, la cual contabilizó un beneficio de 4 mil 573 millones en 2008 y 5 mil 333 millones en 2009, pero no pagó ninguna cantidad por impuesto de sociedades, e incluso declaró una base imponible negativa de 1.5 millones en 2009.
 
“Tras conocerse estas prácticas abusivas para evitar la tributación, y coincidiendo con la limitación de la deducibilidad de gastos financieros, Exxon Mobil Spain SL fue absorbida el 7 de agosto de 2012 por Exxonmobil Luxembourg Investments, BV, domiciliada en Breda, Países Bajos.”
 
El licenciado en ciencias económicas y empresariales explica que la otra gran ventaja final de las ETVE es “la posibilidad de deducir gastos: por ejemplo, los intereses de un préstamo otorgado por una matriz extranjera para que la ETVE española adquiera una participación de empresas no residentes”.
 
Agrega que las ETVE pueden declarar bases imponibles negativas que pueden compensar los beneficios de otras empresas del grupo con las que consoliden sus cuentas en España, por lo que la Hacienda española recibe pocos impuestos de estas grandes multinacionales.
 
José María Mollinedo detalla que este régimen fiscal se introdujo en 1995, al copiar regímenes semejantes de países como Holanda, Bélgica, Suiza, Dinamarca, Suecia o Irlanda, para atraer capitales. Sin embargo, apunta, esta práctica constituye una erosión de las bases imponibles y la elusión de cantidades multimillonarias que no tributan.
 
“El supuesto beneficio [para España] sería indirecto, derivado de las inversiones que la ETVE pudiera realizar para hacerse con el capital de empresas que operan en el extranjero.”
 
Pero la realidad es otra: esas inversiones se canalizan por otras empresas de la multinacional, por lo que necesitan poco o ningún financiamiento local, por lo que es más que dudoso que se produzca ese supuesto beneficio para España, indica.
 
Las ETVE nunca pierden
 
José María Mollinedo observa que el perjuicio para España está claro: es la falta de tributación de esas multimillonarias rentas del capital, y la erosión de los ingresos en otros Estados de la Unión Europea.
 
“En nuestro país, 161 ETVE han declarado una disminución del resultado contable de 4 mil 267 millones de euros, según la última estadística disponible del impuesto de sociedades.”
 
Al respecto, el especialista proporciona los siguientes datos, que ilustran la situación:
 
 
 Mollinedo explica que la tabla muestra que las 15 mayores ETVE –menos de una décima parte del censo total– acumulan el 58.9 por ciento del importe total de los resultados contables que no tributan por los beneficios fiscales de este régimen.
 
“Y si consideramos a las 30 mayores ETVE, que se consideran grandes empresas al ingresar más de 60 millones [de euros] al año, el 18.6 por ciento del censo total, acumulan el 84.7 por ciento del importe total de los resultados contables que no tributan.”
 
 

 

TEXTOS RELACIONADOS:

 

 

 

Contralínea 412 / del 16 al 22 Noviembre de 2014

 

 

 

 

 

Comments

comments

One Comment

  1. Camino a Gaia / noviembre 19, 2014 at 1:12 pm

    El neoliberalismo, la falta del color del dinero, la falta de responsabilidad frente a las acciones y la ausencia de límites en la concentración de poder, es lo que convierte a organizaciones criminales en grandes empresas, a las grandes empresas en organizaciones criminales y a la economía en la imposibilidad de distinguir entre ambas.

Comments are closed.