Autor:

I. Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832) es el gran creador de Fausto, la obra en versos maravillosos con una trama que desarrolla un tema magistral, conmovedor, donde lo humano alcanza lo más sublime de lo que es capaz el hombre-humanidad. De todos los Faustos escritos antes y después de éste, solamente el de otro enorme escritor que es Christopher Marlowe (1564-1593) merece amplio reconocimiento. Por esa creación, Goethe es el gran literato y pensador con una concepción del mundo de lo humano y de la naturaleza humana. De este trabajo existen tres traducciones impecables, según el dictamen de quienes piensan y hablan español, con dominio también del idioma alemán: la de Rafael Cansino Assens, la de Julio César Santoyo con José Miguel Santamaría y, la que me parece extraordinaria, de Pedro Gálvez. A estos tres traductores les debemos, con deuda impagable, poder leer al Fausto de Goethe.

II. La anterior sumarísima introducción es porque he de ocuparme del igual a Goethe, Friedrich Schiller (1759-1805), dramaturgo, poeta y prosista, quien pulía sobre la marcha de sus creaciones su encantadora escritura. Con esa escritura nos dejó su poema El canto a la alegría, para el cual, conmovido, Beethoven compuso la música. Por este motivo se le acredita a este genio de la música la letra del hermoso poema en el que se le canta a la humanidad hermanada por la paz, el amor y la fraternidad. Ésta fue la síntesis de una poesía, canto y música de Schiller-Beethoven. Pero a lo que voy es a presentar la edición primerísima de las Narraciones completas que escribió Schiller, con traducción directa del alemán al español de Isabel Hernández.

III. Se trata de la prosa perenne de este creador de belleza literaria en sus seis únicos trabajos de esta naturaleza: Ana acción generosa, El paseo bajo los tilos, Curioso ejemplo de una venganza femenina, El delincuente por culpa del honor perdido, El visionario y Una jugada del destino. Delicias salidas de la pluma schilleriana (entonces auténtica pluma mojada en el tintero, ¡qué paciencia para escribir!), en ellas está la calidad del gran kantiano que fue Schiller a lo largo de toda su obra; autor de aquellos versos donde se asienta que todo lo crea el pensamiento: “No está fuera/Ahí lo busca el loco/Está dentro de ti/Tú lo produces eternamente”. En una bonita y sencilla presentación, sus 300 páginas nos brindan, durante su lectura y para siempre, el bálsamo para las heridas románticas, de los amores que no fueron posibles o efímeros a través de una mirada; o un hasta pronto que se convierte en adiós: “Adiós, y si es para siempre, adiós también para siempre”. Schiller es imprescindible, además, por sus obras de teatro: Los bandidos, La doncella de Orleans, Guillermo Tell, María Estuardo, Wallenstein. Además, fue un lector apasionado de Shakespeare. Adentrarse en su prosa, sus versos y los diálogos teatrales generan sentimientos que quieren abrazar lo más grandioso de la humanidad. Leedlo, pues.

Álvaro Cepeda Neri*

Ficha bibliográfica:

Autor: Friedrich Schiller

Título: Narraciones completas

Editorial: Debolsillo

*Periodista

 

 

Contralínea 411 / del 09 al 15 Noviembre de 2014

 

 

 

 

 

 

Comments

comments