Nuestros lectores

Autor:

Se solidarizan con Enrique González Ruiz

Revista Contralínea:

Nosotros, familiares y amigos de desaparecidos políticos, estamos indignados por la campaña de difamación, ataque a la dignidad y el despido injustificado contra del doctor Enrique González Ruiz, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), acusado injustamente por dos maestras de acoso sexual.

El doctor José Enrique González Ruiz tiene una muy larga trayectoria como maestro en la Facultad de Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México, como rector en la Universidad Autónoma de Guerrero, como asesor de los familiares de desaparecidos políticos en las décadas de 1970 y 1980 durante la llamada guerra sucia y como director del diplomado y maestría en derechos humanos en la UACM. Es integrante del foro permanente por la Comisión de la Verdad en la Ciudad de México, cofundador de la Comisión de la Verdad de Guerrero y ha sido parte de la Comisión de Mediación entre el Ejército Popular Revolucionario y el gobierno federal.

Originario de San Luis Potosí, durante su vida como abogado, ha visto por los más necesitados y por los que injustamente han sido encarcelados, desaparecidos y por los niños desaparecidos en cárceles clandestinas que fueron dados ilegalmente en adopción. Es el caso de los hermanos Aleyda Gallangos y Lucio Antonio, que después de casi 35 años se reencontraron. Y así podríamos enumerar todos los casos que atendió y siguen atendiendo el compañero Enrique y los demás abogados democráticos de México, apoyando, ayudando y orientando a los más necesitados que así lo han solicitado.

Nosotros no creemos que Clemencia Correa, una de las personas que lo acusan y lo acosan, sea digna de impartir cursos de derechos humanos, por que es la primera en violar la Declaración Universal de los Derechos Humanos en contra de Enrique González Ruiz y el derecho a la dignidad y a una vida libre de violencia de su esposa y sus hijos.

Atentamente:

Beatriz Reyes García, Silvia Reyes García, Tulia Reyes García, Norma Reyes García, Héctor Reyes García, Guillermo Reyes García, Reyna García González, Olaya García González, Salvador Reyes Ramírez, David Cilia Olmos, Enrique Torres Díaz, María de los Dolores López Mariscal, Fernando Fernández Jaramillo, Rafael Tufiño Castillo, Teresa Rivera Ávila, Adolfo Palma Soto, Susana de la Garza, Alberto Guillermo López Limón, Álvaro Mario Cartagena López, Aleida Gallangos V, María Elena Trejo Guerrero, Javier Andrade, Óscar Banda González, Resonancias Radio, Luis Sosa Pérez, Celia Flores Ramos, Rosa María Olmos Olivier, Mirtha Pastrana, Victoria Damián Badillo, Elena Vélez, Jorge Aarón Miranda Sánchez, Alejandro Sánchez Fernández, José Antonio Chávez, Eulalio Morales de la Rosa, Karla Yajaira Salgado Delgado, Margarita Delgado García, Hermelinda Martínez Contreras, Gregorio Rergis García, Yusef Enrique Márquez Hernández, Manuel Fonseca Jiménez, María Estela Sofía Jiménez S., Marco Antonio Ruiz J, Leodegario Molina Vázquez, Isaín León Cruz, Ángel Peña Vázquez, Ángel Hernández Valdez, Cirilo Amado Riveros Tapia, Adalberto Pérez Pérez, Jaime Peralta Peralta, Enrique Andrade Martínez, Concepción Guzmán Bravo, Christian Barrera Sánchez, Ángel Sánchez Cabrera, Honorio Toledo Martínez, Silvano Vázquez Martín, Benjamín Medina Cervantes, Mariano Ávila Sanabria, Gilberto Martínez García, Raúl Hernández Sotelo, Tereso García Delgado, José Cruz, David Peña Cepeda, Julio C Domínguez, Ricardo Hernández, José Luis León Rodríguez, José Luis Ponce Moreno, José Luis Aguilar Álvarez, Abad Guillén Vite, Violeta Licona Morales, José Ángel Morales Licona, Álvaro Colín Cruz, Sergio Vaca Ramírez, Carlos Alberto Morales González, Luis Reyes Urbano, Jorge Gómez M, Jesús Vázquez Tenorio, Víctor Trujillo Melo, Claudio E Soto Novoa, René Iván Martínez Muñiz, Rogerio Abundiz Abundiz, Mario Antonio Castillo, Antonio Montoya Plaza, Miriam Romero de la Rosa, Vanessa Esquivel Ortiz, José Luis Bobadilla M, Elías Luna Aguilar, José Francisco Medina M, Salvador Ramírez Chávez, Julio A Contreras del Razo, Ángel Sepúlveda Hernández, Josué Elías Benítez Chávez, Tomás López Pascual, Enrique Cabello M, Román López Cabrera, Ernesto Zavala, Sergio Ernesto Díaz Díaz, David Norberto Sarabia Galán, Ángel Alcántara Estrada, María Isabel de la Rosa López, Raúl Aguilar González, Marcos García Salas, José M Pérez López, Benjamín Díaz Alvarado, Mario Colmenares Campuzano, Juan Santamaría Hernández, Álvaro Colín C, Juan Carlos Hidalgo Alfaro, Víctor Manuel Heredia Estrada, José de la Cruz López D, Martín Cruz Almazán, Leonardo Vargas Tello, Carmen Yenitzia Chávez Carpio, Marylena Bustamante Ortiz, Gilberto Calderón Ortiz, Fernando Rubí Apreza, Berta Zapata, José Luis Alonso Vargas, María de la Luz Aguilar Terrés, Luz María Gaytán Nevarez

 

 

 

Lo liberan tras 2 años de prisión por un delito que no cometió

Tras ganar un amparo, Carlos Omar Ramos –sentenciado en 2013 a 35 años de prisión por la muerte de su asaltante ocurrida hace 22 años– ha recobrado su libertad.

La tarde del domingo 13 de diciembre de 1992, Carlos Omar Ramos Espinoza fue asaltado junto a su hermano menor, Gayle, por un grupo de pandilleros que les cerraron el paso cerca de su domicilio en la Colonia Ramos Millán.

Rodeados, los hermanos no tuvieron más remedio que correr en dirección de su casa para resguardarse de los atracadores y ponerse a salvo, pero la tropa de maleantes comenzó a perseguirlos para escarmentarlos, pues ya les habían despojado de sus pertenencias.

Urgidos por el miedo, Carlos Omar y Gayle lograron llegar a su domicilio, pero al introducirse a su casa, uno de los bandidos que venía tras ellos, alcanzó a colarse antes de que pudieran cerrar la puerta del patio, quedando sitiados por el agresor. Sin embargo, debido al extremo grado de intoxicación en que se hallaba el invasor y la falta de visibilidad al interior de la vecindad, su propio impulso lo llevó a tropezarse descontroladamente en el interior del inmueble, resbalando y cayendo al piso en el pasillo, donde quedó desmayado.

Minutos más tarde se presentaron dos agentes policiacos a quienes se les relató lo sucedido y, ante la negativa del intruso a ser incorporado, decidieron solicitar la ayuda de personal de la Cruz Roja; los paramédicos, al revisar el estado del invasor no advirtieron en él lesión alguna, por lo que se determinó que no había razón para trasladarlo a instalaciones hospitalarias. Los policías hicieron abordar la patrulla al pandillero y a Carlos Omar con el propósito de llevarlos a la Agencia del Ministerio Público, para que éste último pudiese levantar una denuncia de hechos correspondiente al robo y allanamiento de morada en contra del agresor.

Una vez ahí, sin embargo, el pandillero no fue presentado ante la autoridad ministerial pues, extrañamente, se le hizo permanecer en el vehículo, en tanto que Carlos Omar se dirigió a una oficina indicada por los mismos policías que realizaron el traslado. Ello implicó que el maleante no fuese sometido al examen del médico legista ni se le tomase declaración alguna con respecto de lo sucedido.

Fue aquí que los hechos se tornaron completamente insólitos e inconcebibles. Mientras Carlos Omar denunciaba las agresiones cometidas por su atacante, el pandillero era ingresado al Área de Urgencias del Hospital Balbuena, presentando edemas, hematomas múltiples y una lesión en la zona supraciliar de la cabeza, situación que requeriría su internamiento inmediato, además de una cirugía cerebral crítica. Nada pudo hacerse; el individuo falleció, aproximadamente, a las cuatro de la mañana a consecuencia de un trauma craneoencefálico. El internamiento, inexplicablemente, se había llevado a cabo a título de particular, a pesar de que éste tenía la calidad legal de detenido y se encontraba bajo absoluto resguardo de los agentes policíacos.

Por otro lado, en la Agencia Ministerial, Carlos Omar había sido incomunicado aproximadamente desde la misma hora en que se efectuó el internamiento, las 19:20 horas, asumiéndolo como presunto culpable. Meses después, dos de sus vecinos fueron presionados física y moralmente para declarar en contra de Carlos Omar, afirmando que él había golpeado a su asaltante. Una de sus vecinas, obligada mediante tortura, accedió a firmar la declaración. Con esta única prueba, 20 años después se logró consignar la averiguación previa, girando una orden de aprehensión en su contra. Cabe señalar que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal difama a Carlos Omar mediante los diversos boletines de prensa que emite, donde se afirma que había huido a Estados Unidos para evadir a la justicia, siendo que él permaneció viviendo durante un prolongado tiempo en la colonia donde habían acontecido los hechos. Tras su detención fue sentenciado por el juez de Primera Instancia a una condena de 35 años de prisión, sentencia que fue ratificada en la Sala de Apelación.

Tras 2 años de incasable lucha por lograr su liberación, en días pasados el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito concedió el amparo y la protección de la justicia federal, de manera lisa y llana, ordenando a las autoridades poner en libertad inmediata a Carlos Omar Ramos Espinoza.

El 19 de septiembre de 2014, finalmente recobró su libertad Carlos Omar, gracias al esfuerzo de sus familiares, el comprometido trabajo del equipo de abogados encabezados por el doctor Raúl Jiménez Vázquez, todo el equipo de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos y el apoyo de la sociedad.

El paso siguiente será la búsqueda de castigo a los responsables, así como la reparación integral del daño para Omar y sus familiares por el tiempo que estuvo injustamente privado de su libertad.

¡Ni un presunto culpable más! ¡Alto a las detenciones arbitrarias! ¡Alto a los fraudes judiciales! ¡Basta de criminalizar la pobreza y la protesta social!

Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos, AC

México, Distrito Federal, 20 de septiembre de 2014

 

 

 

Amnistía Internacional demanda justicia para indígena yaqui Mario Luna

Mario Luna Romero, activista indígena, corre peligro de ser sometido a un juicio injusto, tras haber sido detenido el 11 de septiembre por la Policía Estatal Investigadora de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sonora, sobre la base de una orden de detención dictada en 2013 por su presunta implicación en el supuesto robo de automóvil y secuestro de Francisco Antonio Delgado Romo, miembro de la comunidad yaqui, quien se encuentra vinculado al gobierno del estado de Sonora.

Se teme que la causa contra él pueda ser de motivación política, por su destacado papel en las protestas contra un acueducto que afecta el acceso al agua de la comunidad indígena yaqui.

En junio de 2013, Francisco Antonio Delgado Romo, aparentemente embistió con su automóvil a los manifestantes que participaban en un corte de carretera para manifestarse contra el acueducto. Los miembros de la comunidad lo aprehendieron y lo mantuvieron retenido durante 2 días antes de dejarlo libre. Después de que la esposa de Francisco Antonio Delgado Romo presentara una denuncia, el Ministerio Público del Estado de Sonora presentó cargos por privación ilegal de la libertad y robo de automóvil contra Mario Luna Romero y otros tres dirigentes comunitarios.

Mario Luna Romero es traductor y portavoz de la comunidad indígena yaqui, con sede en la localidad de Vícam, y ha encabezado las protestas y acciones judiciales para detener la construcción y el funcionamiento del Acueducto Independencia, que toma agua del Río Yaqui, en la represa de El Novillo. La comunidad yaqui alega que el Acueducto amenaza directamente su cultura tradicional y sus medios de vida.

Los gobiernos estatal y federal no han obtenido el consentimiento libre, previo e informado de la comunidad, mediante un proceso transparente, para la realización de este proyecto. Así lo reconoció la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ordenando que se tomaran medidas correctivas, como lo son un nuevo informe de impacto ambiental y un proceso de consulta con la comunidad. Pese a que se han dictado diversas órdenes judiciales de suspensión del proyecto, la construcción ha continuado, hasta permitir que el Acueducto inicie su funcionamiento, lo que ha dado lugar a una reducción significativa de los niveles de agua.

Amnistía Internacional ha examinado las pruebas presentadas contra Mario Luna Romero y teme que la causa contra él esté sesgada y sea de motivación política. El 17 de septiembre pasado le fue dictado auto de formal prisión.

 “Con frecuencia, en nuestro país, los activistas indígenas como Mario Luna Romero enfrentan cargos penales falsos formulados para disuadirles de continuar con sus reclamaciones legítimas de derechos humanos”, afirmó Perseo Quiroz, director ejecutivo de Amnistía Internacional México.

El uso de cargos penales con motivación política sigue siendo una práctica relativamente habitual en el ámbito estatal, donde las procuradurías a menudo actúan bajo la influencia de los asuntos políticos locales.

Por ello, es importante que las autoridades garanticen la imparcialidad de todas las investigaciones criminales, un juicio justo y que se respete su derecho a no ser objeto de cargos penales con motivación política.

Amnistía Internacional México

 

 

 

De Chiapas a Sonora, solidaridad con la Tribu Yaqui

A la Tribu Yaqui; a los pueblos; tribus y naciones del Congreso Nacional Indígena; a los compas de la Sexta Nacional e Internacional; a quien tenga el corazón humilde, abajo y a la izquierda:

Con rabia, indignación y dolor los abrazamos mientras nos pronunciamos por la inmediata e incondicional libertad de nuestro compañero Mario Luna, de la Tribu Yaqui, detenido el pasado 11 de septiembre, y acusado de falsos delitos.

Sabemos bien que el compañero Mario Luna está siendo un rehén más del Estado mexicano, capitalista, colonial y patriarcal, encabezado por Enrique Peña Nieto y el gobernador Guillermo Padrés Elías, en alianza con el capital y en particular con las megaempresas industriales del estado de Sonora.

Criminalizado por defender el agua de uno de los ríos más importantes del país, valorado por los yaquis como portador de vida milenaria para los pueblos. En palabras del Ejército Zapatista de Liberación Nacional: “Si detuvieron a nuestro hermano Mario Luna es porque se negó a venderse, a rendirse, porque ha sido hermano de lucha de todos los que queremos que este mundo cambie abajo y a la izquierda.”

Exigimos que se le devuelva la libertad a Mario Luna inmediatamente, y que las demás órdenes de aprehensión contra el pueblo yaqui sean canceladas.

¡Libertad para Mario Luna! ¡Si tocan a uno nos tocan a todos! ¡No al despojo y la muerte! ¡Sí a la vida de los pueblos, tribus y naciones indígenas!

Chiapas, México

Espacio de Lucha contra el Olvido y la Represión, de la Red contra la Represión y por la Solidaridad

 

 

 

Indignación por negativa de CNDH a impugnar reforma energética

El 18 de agosto del presente año, diversas organizaciones civiles, entre ellas las que conforman la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos, así como Greenpeace y Fundar, solicitamos al presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, que presentara una acción de inconstitucionalidad en contra de diversas disposiciones contenidas en el paquete de reformas a las leyes secundarias en materia energética, publicada por el Ejecutivo federal el 11 de agosto del presente año.

En esa solicitud, las organizaciones firmantes expresábamos que del contenido de dichas reformas, específicamente de la Ley de Hidrocarburos, la Ley de Industria Eléctrica, la Ley de Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética; y la Ley de Energía Geotérmica, entre otras, se derivaban violaciones a derechos humanos protegidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y diversos tratados internacionales que afectaban de manera particular los derechos a la tierra, el territorio, los recursos naturales, la consulta y autodeterminación de pueblos y comunidades indígenas y campesinas, además de impactar en el ejercicio de otros derechos humanos como al medioambiente y al agua, hecho que ameritaba la intervención de la CNDH.

A 1 mes de presentada esta solicitud, la CNDH no ha dado respuesta a esta exigencia, limitándose su presidente a declarar públicamente que no “se encontraron elementos que indiquen que existen violaciones a derechos humanos”, pero sin notificar, de manera directa, a las organizaciones que solicitamos el ejercicio de su facultad de presentar la acción de inconstitucionalidad. Es decir, a pesar de la existencia de una petición formal, por escrito y fundamentada en el derecho de petición, la CNDH violó el Artículo 8 constitucional al omitir dar una respuesta oportuna, motivada y fundamentada a las organizaciones solicitantes.

Al respecto, resulta lamentable que el encargado del principal instituto de defensa de los derechos humanos en el país sea omiso ante procesos legislativos que promueven leyes contrarias a derechos humanos. En ese sentido, cabe recordar que, de conformidad con los Principios de París, que rigen el actuar de las instituciones públicas en materia de derechos humanos, una de las funciones principales del ombudsman es la de “examinar la legislación y los textos administrativos en vigor, así como los proyectos y proposiciones de ley y hacer las recomendaciones que considere apropiadas para garantizar que esos textos respeten los principios fundamentales en materia de derechos humanos”.

Nuevamente la Comisión Nacional de los Derechos Humanos incumple con su mandato internacional y constitucional de proteger los derechos humanos de las y los ciudadanos y da muestras indudables de sumisión y dependencia hacia el Poder Ejecutivo, y de manera clara ante el Legislativo en lo que pareciera un alineamiento ante el inminente proceso para determinar su permanencia o no al frente de la CNDH. Su negativa a presentar la acción de inconstitucionalidad en contra de la reforma energética se suma a su rechazo reciente a interponer ese mismo recurso frente a la Ley de Telecomunicaciones, con lo cual esa institución, contrario a su objetivo fundacional, se convierte en una especie de aval de prácticas y procesos legislativos que carecen de legitimidad y son contrarios a los derechos humanos.

Finalmente es preciso reiterar que esta negativa es una muestra más de que la administración de Raúl Plasencia al frente de la CNDH se ha caracterizado por un franco retroceso en materia de derechos humanos, de cercanía con el poder y de distancia frente a las víctimas de violaciones a derechos humanos. En esa tesitura, y frente al próximo proceso de selección para definir quién encabezará la institución por los próximos 5 años, se hace necesario y urgente que el Senado de la República establezca estándares y procedimientos de evaluación y selección que garanticen que el o la titular de esa institución tenga no sólo amplia experiencia y conocimiento en materia de derechos humanos, sino que goce de la independencia necesaria para hacer funcional a la institución.

Atentamente:

Greenpeace México, Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (conformada por 74 organizaciones en 22 estados de la República mexicana)

 

 

 

El guerrero Obama, Nóbel de la Paz, ¿con licencia para matar?

En relación con el artículo: “Acciones militares de Estados Unidos en Irak: nueva prueba para Obama”, deseo expresar lo siguiente.

Recordemos que Obama, premio Nóbel de la Paz 2009, ya se había alegrado y felicitado por el asesinato de un ser humano (aunque fuera la de Bin Laden, un ser impiadoso). Al que no le dio la oportunidad de un juicio limpio. Como al imán Anwar Al Awlaki, asesinado por fuerzas especiales de Estados Unidos.

El caso de Al Awlaki tiene el agravante de que los servicios de inteligencia de las agencias de Estados Unidos, francesas, británicas y hasta el Mossad nunca aportaron una sola prueba sobre sus afirmaciones que proclamaban sus conexiones con Al Qaeda. Esta inmaterialidad de pruebas fue ignorada por Obama que, por los resultados conocidos, no vaciló en ordenar su muerte.

¿De qué democracia nos habla el demócrata Obama?

De la que financió a los talibanes en Afganistán para detener el avance de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Y luego los declararon “terroristas” cuando se opusieron a los intereses imperialistas de Estados Unidos sobre su territorio nativo. Es el discurso de la doble moralidad. ¿Pero de esto nada dicen los intelectuales de los grandes medios europeos? No. La libertad y la democracia son “figuras retóricas literarias” para los grandes poderes económicos del mundo.

 “Los intelectuales son hoy los perros guardianes de los que mandan”, escribió el filósofo contemporáneo Alain Badiou. Esto, en el caso de la mayoría de la prensa europea y estadunidense, se manifiesta en una interpretación miope de los acontecimientos que vive el mundo. No son “ingenuos” sobrecargados de información manipulada. Ellos son los generadores de esa manipulación. Como en los tiempos feudales, ahora son siervos al servicio del señor o señores en turno. No hay adultos inocentes. Colonizan miles de millones de mentes no entrenadas para la opinión crítica. Seducen a las mentes púberes y abandonan sus cuerpos a la humillación de la miseria y la indiferencia del sistema neoliberal. Y lo más grave: según el World development report del Banco Mundial, la mitad de la población mundial vive con menos de 3 dólares diarios. Y la tendencia hacia la pobreza sigue en aumento.

En esta pobreza material y moral germinan las insurrecciones populares que se vuelven contra la indignidad a la que Estados Unidos y la Unión Europea los someten. Los musulmanes no son “diabólicos”; sólo son pobres, de pobreza total (menos los emires, jeques y miembros de las monarquías traidoras que juegan el juego de los colonialistas y de los imperialistas); no tienen futuro. Su vida no es vida; es de una lógica cartesiana el que se transformen en bombas humanas.

Los Bin Laden no son inocentes; pero fueron programados para una interpretación de la vida desde la muerte. Son un subproducto de la maquinaria capitalista en su modo de expresión más funesto.

No ocultemos la complejidad de las razones político-económicas de los hechos históricos, basándolos en pretendidas razones religiosas. El fundamentalismo religioso es deplorable, tanto, como el materialismo capitalista que nos está llevando por caminos sin retorno; ya sea por la militarización de los conflictos político-económicos y/o como por la degradación del medio ambiente.

Como afirmó Simón Bolívar: “Estados Unidos parece destinado por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad”.

Esto vale para todos los pueblos acorralados de Asia, Oriente Medio, Noráfrica y América Latina.

Desde Lanús, Argentina, Roberto Dante

 

 

 

Felicitan a Contralínea

Felicidades por el reportaje “Maestría en alta dirección: un posgrado de elite en la UNAM”. Me encanta la revista Contralínea. Quiero que sepan que los admiro y los sigo desde hace varios años.

Un afectuoso saludo y, por favor, síganle.

Cary Macías O

 

 

 

La corrupción se promueve desde el gobierno, dice

Muy interesante e indignante el reportaje “Fraudes en Plaza México, impunes”. No hay duda que México es un país de leyes que no se cumplen, un Poder Judicial que se doblega ante el poder económico y compromisos políticos, un toma y daca de favores. ¿Qué panorama contemplamos ante la ola reformista de este régimen? Uno no muy grato, cuando el presidente declara que la corrupción es un fenómeno cultural y que con educación podrá disminuir en dos o tres generaciones; que es como leer entre líneas que esta administración simplemente se deja arrastrar por esta “cultura”; diríamos, “usos y costumbres”… Los cambios se darán en el futuro. Y nos señalan plazos que van de 2 a 25 años, como el caso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que cuando se cumplen los plazos nos iremos a las prorrogas. Pueblo: no comas ansias o, como dice el refrán: Con paciencia y salivita

Leonardo Moctezuma

 

 

 

Proteger la vida de las mujeres

Excelente información para un tema triste, la contenida en el reportaje “Ningún sancionado por violencia contra mujeres y niñas”. Ahora que Peña Nieto va a combatir la corrupción, este tema debe ser el primero en atender. La vida es lo más importante, y la vida de las mujeres sobre todo, así que hay que insistir hasta que el gobierno entienda que nos queda debiendo.

Marcela Arzaluz Ornelas

 

 

 

Más catedráticos críticos y menos funcionarios

Indignante lo que se revela en el reportaje “Maestría en alta dirección: un posgrado de elite en la UNAM”. Al imperio no le basta con que vayan a domesticarse a sus universidades, conforme lo propuso Richard Lansing en 1924. Ahora nombran extranjeros o nacionalizados tanto en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) como en el Instituto Politécnico Nacional, y tanto como la directora como el rector son cómplices de la corrupción y de la delincuencia organizada que campea por todo el país. Ojala hubiera más catedráticos como Alfonso Bouzas.

Carlos Gómez Vázquez

 

 

 Contralínea 405 / del 28 de Septiembre al 04 de Octubre2014

 

 

 

 

Comments

comments