Nuestros lectores

Autor:

Apoyo internacional a los pueblos zapatistas

A la sociedad civil nacional e internacional; a la Sexta nacional e internacional; a los medios libres, autónomos, independiente o como se llamen; a las Juntas de Buen Gobierno; al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN); a l@s Bases de Apoyo del EZLN; Compañeras, compañeros:

Desde nuestros rincones de este planeta en resistencia y en rebeldía en contra del capitalismo, nos juntamos para denunciar públicamente la reciente agresión en contra de nuestros hermanos Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN), por parte de los integrantes de la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (Orcao) en contra de los BAEZLN del poblado San Jacinto, el Egipto, Kexil y el Rosario, del Municipio Autónomo San Manuel.

Los integrantes de la Orcao llegaron el 25 de julio armados, para tomar la tierra recuperada, disparando al aire, destruyendo techos y amenazando a las BAEZLN de tres comunidades. El 30 de julio vinieron a envenenar a los ganados colectivos del municipio autónomo e hirieron un torete. Siguiendo su hostigamiento, el grupo armado regresó el 1 de agosto para agredir a las BAEZLN del poblado El Egipto. Niños, niñas y compañeras tuvieron que retirarse en otro poblado zapatista para no tener que enfrentarse con el grupo. Unos 5 días después regresaron para tumbar un árbol, disparando al aire cerca de dos poblados zapatistas.

Finalmente el 14 de agosto en la madrugada, paramilitares de la Orcao rodearon al poblado de San Jacinto y dispararon en las casas, despertando a compañeros BAEZLN, quienes tuvieron que retirarse a otro poblado zapatista dejando todas sus pertenencias.

Nosotros denunciamos enérgicamente esta fuerte violación a los derechos humanos, hostigamiento, persecución, y represión y denunciamos una estrategia directa del mal gobierno en contra de los zapatistas, para contrarrestar las nuevas iniciativas zapatistas propuesta durante la compartición entre el Congreso Nacional Indígena y el EZLN, como lo manifestó el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas. Eso es guerra de contrainsurgencia, que está siguiendo el mal gobierno estatal y federal y sus aliados empresarios en contra de los zapatistas.

Bien nos damos cuenta de esa estrategia que toca varias regiones de Chiapas, y no olvidamos tampoco el ataque en contra de nuestros hermanos de la Realidad, el asesinato de nuestro compañero Galeano, y la destrucción de la clínica y la escuela de la comunidad el 2 de mayo pasado, perpetrados por los paramilitares de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos Histórica (CIOAC-H).

Eso es un ataque directo en contra de la autonomía zapatista. Cada vez los zapatistas se hacen más fuertes. Más y más nos damos cuenta que la construcción de la autonomía zapatista, que este otro mundo que están construyendo sí funciona y sí camina. Nosotros igual nos hacemos más fuertes y más organizados; y los planes del mal gobierno no serán suficientes para parar el avance de las y los zapatistas.

Solidaridad con los pueblos zapatistas. ¡Vivan las y los compas del EZLN!

Si tocan a unos tocan a todos.

Comunicado Garrucha frente a las agresiones del Orcao. Acción urgente contra los desplazamientos

El otro México: Consejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas; Frente Cívico Tonalteco; Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, AC; Colectivo de Mujeres Tejiendo Resistencias en La Sexta; Comunidad Autónoma Ernesto Guevara de la Serna, Puebla; Sector de Trabajadores Adherentes a la Sexta; Doctors for Global Health Mexico; Colectivo Azcapotzalco, adherente a la Sexta; Kolectivo de Boca en Boca; Pozol Kolectivo; Colectivo Radio Zapatista, Chiapas; Colectivo Votán Zapata; La Sexta del Totonacapan; Colectivo Autónomo de Colaboración Social, Toluca, México; Biblioteca Popular

La otra Europa: Asociacion Espoir Chiapas/Esperanza Chiapas (Francia); Comitato Chiapas Maribel, Bergamo (Italia); ASSI: Acción Social Sindical Internacionalista (Italia); Groupe CafeZ, Liège Belgique (Bélgica); Casa Nicaragua; Associació Solidaria Cafè Rebeldía-Infoespai, Barcelona (España); Rl Centro de Documentación sobre Zapatismo, Caracol Zaragoza, Gruppe BASTA; Münster, (Alemania); Alternative Libertaire (Francia); UK Zapatista Solidarity Network (Reino Unido); Dorset Chiapas Solidarity Group; Edinburgh Chiapas Solidarity Group; Kiptik (Bristol), London Mexico Solidarity Group; Manchester Zapatista Collective, UK Zapatista Translation Service (Reino Unido); UK Zapatista Learning and Teaching Collective (Reino Unido); Zapatista Solidarity Group-Essex; La Adhesiva, Barcelona (España); CGT Estado Español; Union Syndicale Solidaires (Francia); Fédération SUD Éducation (Francia); Fédération Anarchiste (Francia); Comité Tierra y Libertad, Lille (Francia); Réseau Latino de Lille (Francia); Caracol Solidario, Besançon (Francia); Associazione Ya Basta NordEst, Asociación Mut Viyz 13 de Marseille (Francia); Les Grains de Sable (Francia)

La otra América: Colectivo de la Red de Solidaridad con México (Chicago, Illinois, Estados Unidos); Mexico Solidarity Network Collective (Chicago, Illinois, Estados Unidos)

 

 

Solidaridad con las Bases de Apoyo del EZLN desde Noruega

A las Bases de Apoyo Zapatistas y las Juntas de Buen Gobierno; al Ejército Zapatista de Liberación Nacional; a las y los votanes y las y los maestros de la Escuelita por la Libertad; a los compañeros de la Sexta:

Es con mucha tristeza y dolor que recibimos estas noticias duras. Por eso mandamos nuestra palabra para decirles que están en nuestros pensamientos y en nuestro corazón.

Como miembros del Comité Noruego de Solidaridad con América Latina, como brigadistas en Chiapas y como alumnas de la Escuelita por la Libertad según las y los zapatistas, nos pronunciamos enérgicamente en contra del ataque por parte de los paramilitares de la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (Orcao) contra las Bases de Apoyo del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN), en varias comunidades de La Garrucha. También nos pronunciamos enérgicamente en contra de los tres niveles del gobierno mexicano: federal, estatal y local, que son los responsables de todo lo que sucede.

Los ataques de los paramilitares de la organización Orcao contra nuestros compañeros no fueron un combate mutuo, pero sí un ataque con intención de ofender y destruir a las Bases de Apoyo de Zapatistas. Desde el 25 de julio y hasta ahora los paramilitares han invadido repetidamente varias comunidades de BAEZLN de La Garrucha. Llegaron fuertemente armados y dispararon con armas de diferentes calibres. Los paramilitares han amenazando y también causaron daños graves en las zonas que han atacado. Muchos compañeros tuvieron que buscar refugio en otro poblado zapatista, con el temor que los paramilitares pudieran repetir el trágico incidente en Acteal.

Con gritos de rabia responsabilizamos al paramilitar federal, presidente de la República, Enrique Peña Nieto; al paramilitar local, el gobernador del estado, Manuel Velasco Coello, y al presidente municipal de Ocosingo, Octavio Albores, de estos ataques organizados y planeados por parte de la Orcao en contra de compañeros zapatistas desarmados, que tratan de buscar la solución al conflicto a través del dialogo.

Una vez más nuestros compañeros son víctimas de ataques tan cobardes e injustos. A ellas y a ellos les decimos:

Este ataque es el resultado de una estrategia contrainsurgente de largo plazo promovida por el gobierno mexicano, y un ataque contra los zapatistas. Es un ataque a todos los que luchan para construir un mundo justo y anticapitalista. ¡Si tocan a uno tocan a todos!

¡Que vivan las Bases de Apoyo del EZLN! ¡Vivan las comunidades autónomas zapatistas! ¡Vivan las Juntas de Buen Gobierno! ¡Vivan los maestros de la Escuelita Zapatista! ¡Ya basta!

Desde Oslo, Noruega, un gran abrazo de sus compañeros en el Norte.

Grupo Chiapas; Comité Noruego de Solidaridad con América Latina, Noruega

 

 

Exige defensoras de derechos humanos cese criminalización contra Bettina Cruz

A través de un oficio enviado al ciudadano Anastasio Ochoa Pacheco, juez sexto de Distrito en el estado de Oaxaca, radicado en Salina Cruz, Oaxaca, México, la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM), conformada por 168 defensoras de derechos humanos, pertenecientes a 95 diversas organizaciones, ubicadas en 21 estados de la República y el Distrito Federal, manifiesta su preocupación por la defensora Lucila Bettina Cruz Velázquez, integrante de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT).

Es de nuestro conocimiento que en, los próximos días, dicho Juzgado emitirá la sentencia que definirá el estatus legal de la defensora, quien es procesada por los delitos de privación ilegal de la libertad, y contra el consumo y la riqueza nacional substanciado en el expediente penal 144/2011.

Cabe recordar que las denuncias en su contra derivaron de la manifestación pacífica que la APIITDTT realizó el 13 de abril de 2011 frente a las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, México, para exigir el respeto a los derechos y al territorio de los pueblos ikjoots y binnizá, así como a su decisión de no aceptar el establecimiento, desarrollo y operación de centrales eólicas en tierras de uso común en el Istmo de Tehuantepec.

Un año después, y derivado de dicha manifestación, la defensora Lucila Bettina Cruz Velázquez fue detenida por elementos de la Policía Federal Ministerial el 22 de febrero de 2012, con base en una orden de aprehensión girada por un juez federal y recluida en el Reclusorio Regional de Tehuantepec.

Dos días después, la defensora fue puesta en libertad, luego de haber pagado una fianza. Desde ese entonces tiene que acudir a firmar al Ministerio Público los días 15 de cada mes, como parte de las obligaciones procesales, lo que obstaculiza su labor como defensora, y contraviene con la responsabilidad de las autoridades de garantizar el ejercicio de los derechos humanos, y que las y los defensores realicen su labor en condiciones de seguridad. Y como ha sido recomendado por instancias internacionales como el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el cual, en marzo de 2013, aprobó la resolución 22/6 sobre la Protección de las y los Defensores de los Derechos Humanos en la que:

 “Exhorta a los estados a velar por que los defensores de los derechos humanos puedan desempeñar su importante función en el contexto de manifestaciones pacíficas, de conformidad con legislación nacional acorde con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional de los derechos humanos, y, en ese sentido, a velar por que ninguno de ellos sea objeto de fuerza excesiva o indiscriminada, detención o prisión arbitrarias, tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, desaparición forzada, abusos en los procedimientos penales y civiles o amenazas de algunos de los actos mencionados.”

Cabe mencionar que Lucila Bettina Cruz Velázquez es integrante de la RNDDHM. Y quienes la conformamos, conocemos la labor que la defensora ha emprendido desde 2007, en defensa de los derechos y del territorio de los pueblos ikjoots y binnizá, frente a empresas multinacionales eólicas que han violentando los derechos de los pueblos indígenas, como el derecho a la consulta, establecidos en diversos tratados internacionales que México ha firmado y ratificado como el Convenio 169 de la Organización Mundial del Trabajo.

Asimismo, como RNDDHM reconocemos que el proceso contra la defensora Lucila Bettina Cruz Velázquez fue activado por la Procuraduría General de la República (PGR) como una estrategia de intimidación, persecución y criminalización a su labor, y ha sido evidente que dicho proceso judicial tuvo como único fin limitar el hacer de la defensora y servir como un mecanismo de criminalización de la protesta social.

Ante ello, las 168 defensoras de derechos humanos pertenecientes a la RNDDHM estaremos atentas de la resolución que se emita en los próximos días y de que la sentencia no sea utilizada como un acto de coerción contra la defensora.

Asimismo nos unimos a la comunidad nacional e internacional, quienes en breve estaremos poniéndonos en contacto con las autoridades, a través de una acción urgente, para exigir el cese de la criminalización contra la defensora y el desarrollo de esta labor en un ambiente libre de violencia.

Quienes integramos la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México exigimos al gobierno federal; al gobierno del estado de Oaxaca, y, de manera particular, al Juez Anastasio Ochoa Pacheco, titular del Juzgado Sexto de Distrito en el estado de Oaxaca, radicado en Salina Cruz, Oaxaca, México:

•Que la emisión de dicha sentencia se rija bajo los criterios de imparcialidad e independencia, y los más altos estándares internacionales en materia de derechos humanos, a fin de evitar el uso arbitrario e ilegítimo del aparato de justicia para criminalizar a la defensora.

•Garantizar la presunción de inocencia y el derecho a defender los derechos humanos.

•Exigimos al gobierno federal y a las autoridades del estado de Oaxaca garantizar que las defensoras de derechos humanos puedan realizar su labor en condiciones de seguridad, sin represalias y en un ambiente libre de violencia.

Atentamente,

Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, conformada por 168 defensoras de derechos humanos de 95 diversas organizaciones, ubicadas en 21 estados de la República y el Distrito Federal

 

 

Justicia para Carlos Sinuhé

A la Asamblea de Académicos Organizados de la UNAM; a la comunidad universitaria; a las organizaciones sociales; a los medios libres; al pueblo en general:

Mi hijo Carlos Sinuhé Cuevas Mejía estudió en la Facultad de Filosofía y Letras (FFL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Estaba realizando su tesis sobre la educación en México. Participó en la huelga de 1999-2000 por la lucha a favor de la gratuidad de la educación.

De 2000 al 2002 cursó canto y piano en la Escuela de Música Mexicana. A partir del 2003 trabajó como profesor de piano; en preparatoria impartió las materias de lógica, filosofía, textos políticos, apreciación y estética musical, ética profesional, sociología, etcétera.

Buscó el subsidio de un comedor y copias en la FFL así como la ampliación del acervo bibliotecario; apoyó la lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas y participó con los padres de los estudiantes asesinados en Sucumbíos, Ecuador. Carlos era un luchador social comprometido con su trabajo y firme en su convicción.

El trabajo político de Sinuhé dentro y fuera de la Universidad fue lo que conllevó a una serie de amenazas a través de volantes que circulaban en la Facultad, firmados por un supuesto colectivo llamado Colectivo Revolucionario Emiliano Zapata, a partir de 2009, en los que se afirmaba que Carlos era un paramilitar, infiltrado del Estado y narcotraficante. En el mismo volante se lanzaba una amenaza hacia Carlos diciendo que la justicia revolucionaria tarde o temprano lo alcanzaría; también el acoso constante por parte del personal de confianza y Auxilio UNAM se hizo notar hacia el activista. Estas difamaciones se hicieron presentes durante 2 años.

Estas calumnias son del Estado que busca desprestigiar y difamar de cualquier manera a los luchadores sociales para poder culminar con el asesinato de los mismos.

El 26 de octubre de 2011 Carlos Sinuhé fue asesinado en el kilómetro 28 de la carretera libre a Cuernavaca por 13 impactos de bala. ¿Por qué Carlos fue asesinado después de haber sido difamado y amenazado durante años? ¿Por qué la UNAM se niega a colaborar con la información para el esclarecimiento de su asesinato siendo él un miembro de la comunidad universitaria? ¿Por qué la Universidad desaparece la información? ¿Por qué organizaciones que se dicen de derechos humanos señalan tendenciosamente a Carlos como narcotraficante poniendo en duda su activismo?

Exijo a las autoridades de la UNAM que dejen de obstaculizar el esclarecimiento del asesinato de Carlos Sinuhé y hagan entrega de la bitácora del día 20 de noviembre de 2009, turno vespertino, la cual se ha solicitado como evidencia del caso en varias ocasiones. Denuncio la complicidad de la Procuraduría General de Justicia con el Gobierno del Distrito Federal y la Universidad en el caso de mi hijo.

Con fecha 1 de noviembre de 2011 y sin datos que lo respalden, tal aseveración del entonces procurador de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, manifestó en una entrevista publicada en la revista Proceso, que mi hijo fue objeto de un “homicidio pasional”. Asimismo, que éste tenía un carácter “irascible” y que no descartaba un móvil de delitos contra la salud. Con ello se inició una campaña mediática en contra de mi hijo y su memoria.

Ante la represión del Estado y las instituciones, hago un llamado a la solidaridad, a la difusión del caso, a la denuncia pública de estos atropellos en contra de los luchadores sociales; también solicito que se firme este pronunciamiento por el esclarecimiento del asesinato de mi hijo para así dejar de contribuir con las calumnias del Estado.

Como madre de Carlos, seguiré luchando por que no quede impune la muerte de mi hijo. Donde quiera que estés, sabes que te amo y seguiré de pie en el camino.

María Lourdes Mejía Aguilar

¡Justicia para Carlos Sinuhé! ¡Castigo a los culpables! ¡Alto a la criminalización de la lucha social!

 

 

Después de traicionar, la CTM pretende despojar, denuncian

Los trabajadores de Uniroyal, que sufrimos el cierre ilegal de nuestra fuente de trabajo el 4 de agosto de 2000, por parte de la transnacional francesa Michelin, la “número uno en producción de llantas a nivel mundial”, con la descarada colaboración de nuestros supuestos representantes y del asesor jurídico Juan Moisés Calleja, denunciamos la pretensión de la corrupta central oficialista por excelencia, la Confederación de Trabajadores de México (CTM), de adueñarse ilegalmente de nuestras instalaciones sindicales, el único patrimonio que pudimos rescatar.

No conformes con firmar el cierre de la planta, de amenazarnos con que si no cobrábamos las indemnizaciones quedaríamos a la deriva, sin pago alguno, los integrantes del Comité Ejecutivo de nuestro sindicato pretendían apropiarse de nuestros bienes sindicales: los edificios pagados con nuestras cuotas, ubicados en el barrio de la colonia Huichapan, en el Distrito Federal y en Querétaro. Incluso llegaron al punto de armar con metralletas a un grupo para amedrentarnos, en nuestras propias instalaciones, en marzo de 2001, cuando les exigíamos cuentas de su firma del cierre de la planta.

Además, firmaron con anticipación al cierre, un contrato de Protección Patronal a favor de la transnacional francesa, para reabrir su planta de Querétaro, con condiciones de miseria y sin ningún derecho para los nuevos trabajadores y trabajadoras, lo que les da la oportunidad de trabajar sin cumplir con el Contrato Ley de la Industria, superexplotando a los nuevos trabajadores.

Y ahora, 14 años después, pretenden nuevamente apoderarse de lo que no es suyo, con la colaboración de un grupo de traidores, convocando a una supuesta Asamblea General en la CTM de Querétaro, a la que por fortuna no asistieron más de cinco compañeros. Por ello, nuevamente denunciamos el papel traidor y entreguista de la CTM y a quienes le sirven como vasallos, para apoderarse de nuestros bienes sindicales. Esos bienes deben ser vendidos, para repartir los escasos beneficios entre quienes somos sus legítimos propietarios: los extrabajadores de Uniroyal, que nos manteníamos activos hasta el cierre de la fábrica, 650 trabajadores que sufrimos el despido masivo por parte de la patronal.

Por lo anterior repudiamos la nueva intromisión de la CTM en nuestro proceso de liquidación de los bienes sindicales, exigiendo que no entorpezca el ya de por sí difícil proceso de venta de los bienes, pues está claro que de nueva cuenta pretenden apropiarse de lo que no es suyo.

¡Fuera la CTM de Uniroyal!

Atentamente,

La Comisión Liquidadora de los Bienes del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de Uniroyal: Arnulfo González Nieto, Mario Alberto Blas Brito, Sergio Romero Moreno, José Hernández Martínez, José Luis Jiménez Hernández, José Luis Sánchez Salinas

 

 

 

Contralínea 401 / 31 agosto de 2014

 

 

 

 

Comments

comments