Autor:

El Gobierno del Distrito Federal no ha pagado los daños causados a casas y comercios durante la construcción y operación de la Línea 12 del Metro, denuncian vecinos de las delegaciones Benito Juárez, Iztapalapa y Tláhuac. Pese a que se presupuestaron casi 1 mil millones de pesos para indemnizaciones, aún 350 familias exigen peritajes a sus propiedades. Casas cuarteadas con daños estructurales, infecciones por averías en la instalación hidráulica, baches, socavones y boquetes, entre las afectaciones provocadas por la Línea Dorada

El Gobierno del Distrito Federal presupuestó 979 millones 4 mil 396 pesos para afectaciones a inmuebles e indemnizaciones a comercios por la construcción y operación de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, señala el documento Evaluación socio-económica de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México.

Elaborado por Spectron Desarrollo, fechado el 8 de junio de 2009 y clasificado por el gobierno de la Ciudad como “confidencial”, el escrito sostiene que para esa fecha las negociaciones con los afectados se encontraban o bien ya realizadas, o bien en un estado avanzado, “y no se prevé enfrentar ningún problema para llegar a los acuerdos necesarios.

“El avance actual de la obtención de los derechos de vía es del 93.8 por ciento, siendo las 18 parcelas correspondientes al ejido de Tlaltenco el faltante para completar esta tarea.”

 El estudio de Spectron Desarrollo revela que en total 101 predios serían afectados o expropiados: dos de propiedad ejidal, 12 del gobierno, y 87 de propiedad privada.

Las propiedades ejidales corresponden al predio Terromotitla, sitio La Ciénega, pueblo de San Francisco Tlaltenco, delegación Tláhuac, con superficie de unas 27 hectáreas, “expropiado en noviembre de 2008”; y el ejido Tlaltenco Polígono 1, 2 y 3, en la misma delegación. El predio tiene una extensión de unas 40 hectáreas, compuesto por 156 parcelas de las cuales a esa fecha sólo faltaba negociar 18.

“Son parcelas de un promedio de 2 mil 562 metros cuadrados de extensión, la mayoría de las cuales tienen actividades de agricultura familiar. En el predio se ubica además una granja agrícola y algunos invernaderos. La adquisición de dicho predio tendrá un costo de 180 millones de pesos por concepto de compra del terreno y 130 millones de pesos correspondientes a subsidio agrícola”, refiere el documento que data de hace 5 años.

Además estaban los 12 terrenos propiedad del gobierno que habrían de ser afectados para construir accesos al Metro, entre los que destacan el Hospital 20 de Noviembre y el Instituto Politécnico Nacional. Y 87 afectaciones a particulares que sumaban aproximadamente 35 mil metros cuadrados.

Además de las expropiaciones, el Gobierno del Distrito Federal presupuestó 118 millones de pesos para indemnizar a los comercios que habrían de sufrir efectos negativos por la construcción y operación del Metro.

No obstante, según información de la Secretaría de Finanzas del Distrito Federal, obtenida por el diputado federal Jorge Sotomayor: “No se han realizado erogaciones por conceptos de indemnizaciones o expropiaciones”.

A través de solicitudes de información hechas por el diputado panista, la dependencia señaló que para el Sistema de Transporte Colectivo Metro se presupuestaron 33.3 millones de pesos. En 2008, 1.5 millones; en 2009 nada; en 2010, 9.9 millones; en 2011, 15.2 millones, y en 2012, 6.8 millones de pesos.

En entrevista, Sotomayor Chávez asegura que el gobierno de la Ciudad no ha pagado por las expropiaciones o por los daños causados a propiedades privadas.

A lo largo de los 26 kilómetros de la también llamada Línea Dorada, las casas de 350 familias han resultado con daños. Vecinos de distintas colonias de las delegaciones Benito Juárez, Iztapalapa y Tláhuac se han reunido con autoridades gubernamentales, personal de Ingenieros Civiles Asociados (empresa encargada de la obra), e incluso han acudido a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal para exigir que se hagan los avalúos y peritajes necesarios de sus viviendas, solicitar la fianza a la constructora y la reparación de su patrimonio.

En respuesta a la queja interpuesta en la Comisión de Derechos Humanos capitalina, que obra bajo el expediente CDHDF/III/122/BJ/13/D5888, el entonces director general de Proyecto Metro respondió que de acuerdo con el contrato de obra pública 8.07C001T.2.0022, el Consorcio Línea 12 es el responsable de cualquier daño ocasionado por la construcción de la Línea 12 del Metro.

Ante la falta de respuesta, el 24 de julio de 2013, los vecinos de la colonia Miravalle, delegación Benito Juárez, cerraron el Eje 8 Sur Calzada Ermita Iztapalapa, en su cruce con la avenida Plutarco Elías Calles. Entre ellos la señora Xenia Silva, que habita en la colonia desde 1955.

María Sotolongo, también vecina de la colonia Miravalle, narra a Contralínea que la principal afectación y la más apremiante es el drenaje y la instalación de agua potable, donde ya sale una “especie de potaje” que les ha causado alergias y enfermedades en la piel. “Lo que nos preocupa es el drenaje, la red hidráulica [está] toda colapsada…”

La calle en la que habitan las dos mujeres ha sido constantemente reparada porque se abren socavones. Ellas muestran a Contralínea evidencia fotográfica de un carro de la basura que cayó en uno de los boquetes que se abrió el 5 de mayo de 2013.

Un año antes, el 5 de mayo de 2012, los vecinos de la calle Juan Palacios de la colonia Ermita se reunieron para hablar de esta problemática. En la minuta de ese día quedó asentado el daño causado al menos a cuatro vehículos por el paso de los camiones utilizados para construir la obra:

“Chevrolet color gris modelo 2006: golpe en salpicadera, daño en la facia. Le echaron removedor en el coche y lo abrieron para arrancarlo, lo puentearon y al hacerlo hundieron el delay de arranque y lo fundieron, tuvo que venir la grúa; Lancer 2006, estacionado en la cochera, pasó la máquina el pato y vibró toda la casa, originando que se cayera una loseta del techo golpeando el parabrisas trasero y el toldo; Ford Focus 2005, rayones en lateral izquierda; Honda Civic 2009, golpe costado derecho y facia”.

También se enumeran los daños a algunas propiedades: “[en] la casa 148 están dañadas las puertas al caerse de su nivel, el zaguán esta descuadrado, los muros internos cuarteados, los pretiles de la azotea están dañados. [En] la casa 127 se hizo una fuga en el tubo ramal del agua. La casa 105 tiene cuarteaduras incluyendo el patio y vencimiento de la puerta de entrada y zaguán. La casa 150, a raíz del paso de vehículos pesados, presenta rompimiento del ramal del agua potable y fuga de agua interna; se tuvo que abrir el paso alrededor de la casa y meter tubería alterna, dejando sin agua a esta familia 2 semanas”.

Tanto María como Xenia, en los 5 años de reuniones y cartas con autoridades sólo tienen conocimiento del pago por concepto de indemnización a 5 familias, cuyas propiedades se encuentran sobre la avenida Ermita.

 

 

 

Elva Mendoza, @elva_contra

 

 

Textos relacionados:

 

 

 

  Contralínea 398 / 10 agosto de 2014

 

 

 

Comments

comments