Autor:

 

El gobierno de Baja California, que encabeza el panista Francisco Arturo Vega de Lamadrid, adjudicó de manera irregular un contrato para fabricar 81 mil juegos de placas vehiculares a la empresa Lazos Internacionales, SA de CV, propiedad de Antonio Carlos González Ortiz Mena, hermano del director de Inversión del Fondo Nacional de Infraestructura del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, Francisco González Ortiz Mena

 

La asignación directa de un contrato por 16.4 millones de pesos se realizó a pesar de que la empresa Lazos Internacionales, SA de CV, se mantuvo inactiva durante 11 años, de acuerdo con sus antecedentes registrados ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), donde fue reactivada en 2013 y pese a que no contaba con el registro ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para la fabricación de placas y calcomanías vehiculares.

 
En marzo de este año el gobierno del estado le adjudicó un negocio de producción de placas vehiculares por 16.4 millones de pesos, con un sobreprecio de 7 por ciento comparado con los 15.4 millones, en agravio de las empresas competidoras del ramo.
 
A principios de 2014, la Secretaría de Planeación y Finanzas del estado de Baja California emitió la Licitación Pública 32065001-016-14, correspondiente al suministro de las placas y calcomanías vehiculares, proceso en el que se inscribieron firmas como Grupo Industrial; Troquelados e Impresos, SA de CV; Placas Realzadas, SA de CV; y Transportistas Unidos de Morelos, SA de CV, todas ellas registradas en la lista de proveedores como las únicas autorizadas para este tipo de licitaciones y el suministro de estos materiales, según el acuerdo emitido por la SCT el 25 de septiembre de 2000.
 

El 26 de febrero pasado la dependencia canceló el mencionado concurso, argumentando que derivado de la ejecución de programas para controlar la verificación de contaminantes de cada vehículo en la entidad, los ingresos proyectados por la Secretaría de Planeación y Finanzas se encontraban por debajo de lo proyectado y, en consecuencia, carecía de los recursos para la adquisición de placas.
 
Sin embargo, 1 mes después de esta decisión, adjudicó de manera directa este contrato, a través del dictamen DAD-ADO-SPF-33-14 del 28 de marzo de 2014, a la empresa Lazos Internacionales, SA de CV, bajo el argumento de una alta demanda de las láminas y la necesidad de contar con ellas a un bajo costo y en el menor tiempo posible.
 
Las empresas participantes en la licitación promovieron cuatro demandas de amparo contra este proceso de adjudicación irregular ante el juez de Distrito en el estado de Baja California, al considerar que el gobierno del estado viola de manera flagrante la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, para favorecer al nieto del exsecretario de Hacienda Antonio Ortiz Mena.
 
En el proceso de investigación que la defensa de las empresas inconformes realizó a Lazos Internacionales se descubrió que los registros más antiguos de esta razón social ante el SAT datan de 1998, año en que fue constituida, pero se observa en el listado de declaraciones de la misma que en agosto de 2002 suspendió su actividad fiscal para ser reactivada hasta el 7 de agosto de 2013, 6 meses antes de que recibiera el contrato para la fabricación de placas.
 
Destaca también lo referente a que la presentación de la declaración complementaria para el ejercicio fiscal 2013 de esta empresa ante el SAT fue presentada apenas el pasado 2 de junio; es decir, apenas 1 semana después de que las empresas fabricantes de placas se inconformaran ante los tribunales judiciales de Baja California por esta adjudicación irregular.
 
En medio del conflicto, el gobierno de Baja California, a través del titular de la Procuraduría Fiscal de la entidad, Jaime Guerra, informó que Lazos Internacionales es una compañía que cuenta con “una amplia experiencia en la fabricación de equipamiento de seguridad”, argumento que habría definido la adjudicación directa, a pesar de que los registros de la empresa en el SAT indican que su actividad preponderante es la fabricación de corcholatas.
 
 
Asimismo, las placas producidas por Lazos Internacionales no cumplen con los estándares de seguridad que garanticen su infalsificación: carecen de la tecnología de imágenes flotantes y de líneas onduladas, ni cuentan con la estrella grabada en laser, requisitos que exige la SCT para identificar a los vehículos automotores que circulan en el territorio nacional.
 
Para las empresas miembros de la Asociación de Fabricantes de Documentos Oficiales de Identificación Vehicular, la falta de los estándares de seguridad que exige la SCT pone en riesgo a los propietarios de vehículos de Baja California, ya que una importante proporción de los delitos en el país involucran a vehículos con placas falsificadas.
 
Además, la empresa de Ortiz Mena no figuraba, hasta antes de la licitación, en el padrón de fabricantes de placas y calcomanías registradas ante la SCT, situación que corrigió una vez que le fue adjudicado el contrato directo del gobierno del estado.
 
Lazos Internacionales es una empresa que, de acuerdo con el Acta de Asamblea de Accionistas de junio 2013, pertenece a Antonio Carlos González Ortiz Mena, quien en ese mismo año adquirió el 80 por ciento de las acciones al incorporar 8 millones de pesos al capital de la compañía. El resto de las acciones pertenecen al empresario Miguel Ignacio Larios Méndez.
 
 
 

Comments

comments