Autor:

I. Llega a mis manos el libro Artículos periodísticos que Carlos Marx escribió entre 1852-1862, recién impreso y traído de Barcelona, España, con rigurosa y bella traducción de Isabel Hernández. Marx fue corresponsal, columnista, articulista y analista de política, economía, sociología y crítico implacable del capitalismo salvaje de entonces, para defender al proletariado de los abusos de gobernantes y capitalistas. Son textos periodísticos que nos hacen repensar la actualidad de un mundo que ya no es el mismo, pero que arrastra resabios de los problemas de esa época, replanteados en un contexto capitalista al que un renovado espectro ronda con las rebeliones y crisis europeas que buscan solución en los levantamientos de campesinos, mineros, desempleados y trabajadores mal pagados, de nuevo convocados al “¡proletarios del mundo, uníos!”, que sobreviven a contracorriente de los gobernantes favorables a los nuevos ricos.

Tuve la primera noticia de esta recopilación con la nota de Iván de la Nuez, en el suplemento bibliográfico Babelia, del periódico El País (4 de enero de 2014). Y tras su inmediata lectura, doy brevísima noticia de sus casi 400 páginas.

II. Este pensador y lector kantiano (1818-1883) supo conectar la teoría y la práctica para conducir las demandas obreras de forma revolucionaria. Y cultivó el periodismo como tarea para esos fines. “Esta experiencia periodística puso a Marx en contacto con los debates de su tiempo sobre derecho y economía, y lo condujo a revaluar la filosofía política de Hegel”, escribió David McLellan en la Enciclopedia del pensamiento político (Alianza editorial). Y en El retorno de Karl Marx, César Rendueles afirma: “Marx fue básicamente periodista”. Esto sin disminuir su obra, cuyo factor común es El capital: crítica de la economía política (tres tomos con traducción de Wenceslao Roces, Fondo de Cultura Económica). Comprometido con las desgracias de la humanidad para encontrarles solución, Marx criticó duramente a la burguesía que, como hoy, mantiene un salario mínimo para la subsistencia de los trabajadores.

III. Los capitalismos ensayan lo que puede ser la última salida del sistema que está generando mayor empobrecimiento, más desempleo, revueltas por hambre e injusticias de la democracia representativa. Y se multiplican las manifestaciones de la democracia directa contra los gobiernos atrincherados en el Estado policiaco, Estado militar o Estado neoliberal-económico, que ya son Estados fallidos (Noam Chomsky, Estados fallidos. El abuso del poder y el ataque a la democracia, ediciones B) en el contexto de tragedias y farsas en la historia contemporánea (Carlos Marx, El 18 brumario de Luis Bonaparte, ediciones Ariel). Éste es un testimonio del pensamiento teórico y la acción que abanderó a los pobres contra el abuso de los poderosos en los gobiernos y el capitalismo; necesario para darle lectura a la realidad mundial que se desgarra por las sucesivas crisis económicas y políticas. Y es que un fantasma recorre al mundo: el de las rebeliones por hambre, pobreza, desempleo y explotación en que subsiste la humanidad, sin más alternativa que ejercer la democracia directa –hasta sus últimas consecuencias– para quitarse de encima a los malos gobernantes que, como Peña, desgobiernan sobre las crisis de los capitalismos.

Ficha bibliográfica:

Autor: Carlos Marx

Título: Artículos periodísticos

Editorial: Alba Clásica editorial, 2013

*Periodista

 

PALABRAS CLAVE PARA INTERNET: 

 

 

 

Contralínea 389  / 15 de Junio al 21 de Junio

 

 

 

Comments

comments