“Goleada” al erario

Autor:

 

La próxima celebración futbolística en Los Pinos –como todas– será pagada por todos los ciudadanos, le vayan o no al equipo ganador: el León, propiedad de Carlos Slim. A pesar de la promesa de la administración priísta de “racionalizar” el gasto de los recursos públicos, en los primeros dos homenajes tributados por Enrique Peña Nieto a los clubes vencedores (América y Xolos) de la Liga Mx, la Conade erogó 1.4 millones de pesos

Tras el pitazo final, el levantamiento del trofeo y la vuelta olímpica, los equipos campeones del futbol mexicano deben cumplir con un rito más: la visita al presidente de la República.

La ausencia de aficionados de a pie y la combinación de trajes impecables con cabelleras largas o a medio rasurar no son las únicas peculiaridades de la última celebración por el título obtenido. El cargo al erario por cientos de miles de pesos es otra de ellas.

“Me da mucho gusto recibirles en esta Residencia Oficial de Los Pinos, tener la oportunidad de conocerles personalmente, de estrechar su mano y de desearles mayores éxitos”, dijo Enrique Peña Nieto al equipo Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente, propiedad de la familia Hank, el 26 de julio de 2013. La sonrisa detrás de barba y bigote crecidos, Jorge Hank Rhon asentía. El dueño de casas de apuestas y heredero del profesor Carlos Hank González –fundador del llamado Grupo Atlacomulco– lucía un saco con el logotipo de su equipo.

El primer codeo del titular del Ejecutivo con futbolistas campeones costó 530 mil 2 pesos (con IVA incluido), revela la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) en respuesta oficial a la solicitud de información 1113100005714, presentada por Contralínea por medio de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental. La empresa Actidea, SA de CV, fue la contratada por la dependencia –por adjudicación directa– para montar el evento: carpa, micrófonos, sillas y edecanes.

Dos semanas después, los invitados a la felicitación presidencial fueron los integrantes del Club América, de Emilio Azcárraga, quienes recién se habían coronado en el torneo corto correspondiente. “En mis orígenes yo fui aficionado; cuando empecé a ser aficionado al futbol, efectivamente yo le iba al América”, confesó en aquella ocasión Peña Nieto. Emilio Azcárraga Jean –dueño del consorcio que controla la televisión en México, Televisa– escuchaba orgulloso.

El monto gastado para la reunión entre americanistas creció considerablemente comparado con la primera recepción, pues ese día se erogaron 878 mil 459 pesos con 38 centavos, según la información otorgada a Contralínea y que se integró en el recurso de revisión RDA0384/14 interpuesto por este semanario ante el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos.

Así, 1 millón 408 mil 461 pesos fue la cifra empleada en los dos primeros eventos de este tipo en el actual sexenio, los cuales consisten en discursos, fotografías, abrazos y la develación de una placa a favor de los clubes.

De acuerdo con el portal La Ciudad Deportiva, con base en los apoyos que reciben los atletas de alto rendimiento, cada medalla obtenida en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fue el resultado de una inversión promedio de 1 millón 331 mil 747 pesos: menos de lo gastado en las celebraciones en honor de los Xolos y las Águilas.

 

Irónicamente, para 2013, año en el que se llevaron a cabo los “homenajes” referidos, Enrique Peña Nieto publicó un decreto para establecer medidas para el uso eficiente, transparente y eficaz de los recursos públicos.

 “Es indispensable que el Ejecutivo Federal sea el primero en realizar un esfuerzo para racionalizar el uso de los recursos públicos, reduciendo los gastos operativos de las dependencias”, enfatizó el político priísta en el documento firmado 6 días después de tomar posesión como presidente.

 “El gasto de los recursos debe orientarse a logros y objetivos. Entonces [los gobernantes] deben evitar excentricidades. En primer lugar, deben establecer los objetivos prioritarios y, con base en eso, replantear en qué se está gastando”, dice a Contralínea la maestra Liliana Ruiz Ortega, investigadora del Área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

De acuerdo con el artículo 12 del decreto firmado por el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, y el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en la nueva administración se promovería la contratación de servicios por medio de “licitaciones públicas con enfoques que permitan reducir costos, adoptando las mejores prácticas nacionales e internacionales”.

“Existe un problema en las finanzas públicas desde hace ya varios años, en donde nuestros gastos son mayores que nuestros ingresos. Entonces se ha incurrido en deuda porque no alcanzan los ingresos para hacer frente a los gastos”, explica Ruiz Ortega. “Tenemos que seguir trabajando por la transparencia y evitar estos vacíos de información donde no nos queda claro cómo es posible que se gastaron tal monto en un evento de este tipo”.

No importa si celebran o maldicen los goles anotados en la final. Lo de menos es si le van al resto de los equipos que no lograron triunfar o incluso al que descendió. Sea cual sea el monarca de la Liga Mx, el tributo presidencial que éste tendrá será pagado por todos los aficionados y no aficionados.

Contralínea solicitó entrevista con José Luis Almazán Torres, subdirector general de Administración de la Conade. Hasta el cierre de edición no se recibió respuesta.

En las próximas semanas, el presidente de la República tendrá que recibir por segunda ocasión al empresario más rico de México, Carlos Slim, y a su equipo, el León, el cual se coronó el domingo 18 de mayo campeón de la Liga profesional de futbol.

Sin que la Conade informe aún cuánto erogó el gobierno luego de que el León se coronara campeón en el torneo pasado, en breve se dará la recepción de nueva cuenta al Club León o a su contrincante de este fin de semana, cuando se celebra el partido final de la Liga Mx: los Tuzos, cuyo nombre oficial es Club de Futbol Pachuca. Ambos equipos son propiedad de la sociedad formada entre el Grupo Pachuca y el Grupo Carso, de la familia Slim.

 

 

 

        

 

        

 

 

TEXTOS RELACIONADOS:

 

 

Contralínea 386  / 18  de Mayo  al 24 de Mayo

 

 

 

Comments

comments