Autor:

I. De 1940 a 1994 nuestra vibrante historia nacional tuvo dos sucesos políticos de la democracia directa contra los abusos de la democracia representativa: el movimiento-revuelta civil-estudiantil de 1968 contra el autoritarismo díazordacista (extendido a 1971 con el echeverriato) y el levantamiento indígena zapatista de 1994. Ambos sacudieron el latente malestar nacional contra el entonces partido casi único que manipulaba los procesos electorales desde 1940 hasta 1988. Y no obstante la ruptura del Partido Revolucionario Institucional, la victoria pírrica salinista arrebató el triunfo cardenista que abría la posibilidad de una transición a más democracia, que aún espera la nación, con todo y consolidarse el Estado de partidos. Así es que, después de las huelgas obreras del lopezmateísmo y el homicidio de Rubén Jaramillo, 1968, 1988 y 1994 iniciaron las manifestaciones violentas del pueblo en las calles, ya que los gobernantes despreciaban las actitudes pacíficas. La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y el mismo Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación también anunciaron lo que sucede en Michoacán, Guerrero, Oaxaca y que, como aparentes hechos aislados, junto a la barbarie delincuencial, tienen a la nación al borde de que en “la historia siempre hay un elemento de sorpresa”, que ahora le tiene reservado al peñismo.

II. Dos de las 43 ediciones especiales de la revista Proceso relatan estos fenómenos que dejaron huella histórica en la vida nacional. El número 42, Testimonios de Tlatelolco: 1968-2013, es una crónica de los homicidios y prisioneros de aquel 2 de octubre, causado por el tirano Gustavo Díaz Ordaz y sus compinches, empezando por Luis Echeverría Álvarez, los dos principales delincuentes de ese poder absoluto. Periodistas como Claude Kiejman, John Rodda, Charles Courrière, Fernand Choisel, Pascal Beltrán del Río, René Mauriès, Philippe Nourry, Guy Lagorce, Yvon Toussaint, Anne Marie Mergier y el equipo fotográfico de la revista que dirigía Julio Scherer García nos cuentan cuando los soldados enviados por su jefe nato dispararon a quienes asistían a una manifestación contra el autoritarismo. Esa revolución civil fue asfixiada a sangre y fuego por encarcelamientos y tanques militares en las calles, mostrando el rostro de un golpe de Estado que a la fecha no cesa.

III. En la edición 43: 20 años después. El alzamiento zapatista, bajo la dirección de Rafael Rodríguez Castañeda, contiene reportajes de José Gil Olmos, Arturo Rodríguez García, Salvador Corro, Isaín Mandujano, Jesusa Cervantes. La entrevista de Julio Scherer García con el Subcomandante Marcos y las de María del Carmen Legorreta y Vicente Leñero. Y los análisis de Yvon le Bot, Gustavo Esteva, Neil Harvey y Jorge Carrasco. Es un repaso del levantamiento indígena que despertó la continuación de 1968 y cómo ésta fue también cancelada revolución civil contra los malos gobiernos del salinismo-zedillista. Si la Revolución de 1910-1917 es una revolución inconclusa, 1968 y 1994 son intentos de concluirla “resolviendo con más democracia los problemas de la democracia”, atendiendo la pobreza que padece la nación y la situación de los indígenas, tratados como los negros del esclavismo estadunidense y como los nazis a los judíos. Dos ediciones especiales que son memoria de nuestra historia.

Ficha bibliográfica:

Autores: periodistas y analistas

Título: Testimonios de Tlatelolco y El alzamiento zapatista

Editorial: revista Proceso

*Periodista

 

 

 

 Contralínea 383 / 27 de Abril al 03 de Mayo

 

 

Comments

comments