Autor:

Muchos panistas son tan persignados y santurrones, como estafadores y corruptos. Apenas ahora, luego de 2 sexenios de gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN), comienzan a ventilarse asuntos como el de Oceanografía, empresa protegida por importantes funcionarios de filiación blanquiazul.

Como bien señala Miguel Badillo, director de Contralínea –publicación donde desde hace años se han documentado las operaciones fraudulentas de Oceanografía–, “la cúpula panista que gobernó el país en los 2 sexenios anteriores apenas empieza a sentir la presión por la pérdida de la Presidencia de la República y la impunidad que antes gozaron” (“Los panistas protectores de Oceanografía”, Contralínea 377 , marzo de 2014).

De acuerdo con las indagaciones de Badillo, Amado Yáñez Osuna, accionista de Oceanografía, fue protegido por el PAN y era un operador de los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón: “…sólo hay que revisar los despachos de abogados que siempre lo defendieron con la venia de Los Pinos: Diego Fernández de Cevallos, Antonio Lozano Gracia, Juan Miguel Alcántara Soria, María Gisela Lozano Gracia, Arturo Germán Rangel y Fernando Córdova Lobo” (artículo citado).

Fernández de Cevallos hizo su carrera política a la sombra de Carlos Salinas en la década de 1990, época en la que adoptaba poses de santurrón, hablando constantemente de Dios, exhibiendo que recibía la ceniza el miércoles correspondiente, jactándose de que sólo se hincaría “ante Dios”, y de que no había contraído matrimonio por la ley civil, sino sólo por la religiosa.

Finalmente Cevallos, tan mocho como pretendía ser, se unió con una mujer mucho más joven que él y ahora aparece mezclado en los asuntos de Oceanografía, entre muchas otras operaciones sospechosas.

Alcántara Soria fungió como procurador en el gobierno interino del muy devoto Carlos Medina Plascencia (1991-1995), en Guanajuato, uno de los pocos que todavía conserva el PAN. Alcántara Soria se dio a conocer en aquella época por asuntos como el caso Molinet, en el cual el gobierno de Medina Plascencia quería imponer una larga condena al joven Pablo Molinet, acusándolo del asesinato de su sirvienta, entre otras cosas, porque a las piadosas conciencias panistas les había escandalizado que Molinet leyera libros como Por qué no soy cristiano, de Bertrand Russell.

Como se recordará, Antonio Lozano Gracia tuvo un poco afortunado desempeño al frente de la Procuraduría General de la República (PGR) al principio del periodo de Ernesto Zedillo (1994-2000), momento en que también se dio oportunidad de apoyar a la ultraderecha al establecer un “convenio de colaboración” con la autodenominada Unión Nacional de Padres de Familia, organismo de fachada del Yunque.

El 2 de marzo, Excélsior publicó que “Oceanografía, de Amado Yáñez Osuna, una de las principales proveedoras de Pemex [Petróleos Mexicanos], embargada por la PGR por fraude, tuvo las puertas abiertas de la paraestatal a través de una red de funcionarios panistas encabezada por César Nava. El boom de la empresa comenzó en 2001, cuando el exsecretario presidencial se convirtió en el abogado general de Pemex. Está relacionado con un quebranto por 311 millones de dólares contra la paraestatal…” (Andrés Becerril y Carlos Quiroz, “Con panistas, el boom de Oceanografía”, Excélsior, 2 de marzo de 2014).

Nava Vázquez, otro personaje proveniente de la ultraderecha: egresado de la Universidad Panamericana, institución del Opus Dei, ha sido señalado como militante del Yunque, como lo fue su padre, quien en la década de 1970 encabezó la Unión Nacional de Padres de Familia; fue impulsor de la Confederación Patronal de la República Mexicana y de grupos conservadores, como la Coordinadora Ciudadana y A Favor de lo Mejor.

Más aún, Nava Vázquez fue esposo de María Covadonga Baños Ardavín, hija del yunquista Emilio Baños Urquijo, y de una hermana de Bernardo Ardavín Migioni, otro dirigente del grupo secreto. Por añadidura, en la década de 1960, Fernando Baños Urquijo, hermano de Emilio, dirigió el Movimiento Universitario de Renovadora Orientación, que en esa época fue uno de los membretes del Yunque.

Al igual que Fernández de Cevallos, al verse en la cima del poder, Nava se divorció y se casó con la joven conductora infantil Patylú (Patricia Sirvent), a quien regaló un lujoso departamento en Polanco con valor de más de 7 millones de pesos (Aristegui Noticias: César Nava y el depa que le regaló a Patylú en Polanco el exdirigente nacional del PAN).

Las investigaciones de Badillo apuntan que otro panista involucrado en las trapacerías de Oceanografía es Jorge Arturo Manzanera Quintana, muy amigo de Amado Yáñez, lo mismo que de Calderón. Manzanera es miembro activo del PAN desde 1988 y ha sido cercano a Luis Felipe Bravo Mena, expresidente del PAN y exembajador en El Vaticano.

Bravo Mena, también señalado como dirigente del Yunque, tiene una larga trayectoria en la ultraderecha católica y, tan inescrupuloso como ha sido para establecer sus relaciones en el mundo pragmático de la política y de los negocios, es uno de los tantos panistas con ideas decimonónicas acerca de la moral sexual y familiar.

Evidenciando su conservadurismo homofóbico, en 1993 basó su campaña al gobierno del Estado de México en acusar de homosexuales a los candidatos del Partido Revolucionario Institucional (La Jornada, 30 de agosto de 1993).

En 2002, cuando se preparaba a competir para ocupar por segunda vez la presidencia del PAN, Bravo Mena aseguraba que ese partido siempre se opondría al aborto (CIMAC, 31 de enero de 2002).

Actualmente el PAN, encabezado por la ultraderechista Cecilia Romero, procura mediante presiones políticas otorgar impunidad para los panistas involucrados en los fraudes de Oceanografía.

La exdirigente de la Asociación Nacional Cívica Femenina, Romero Castillo, estuvo casada con el mencionado Emilio Baños Urquijo, fallecido en abril de 2010. Ella milita, como los demás panistas arriba mencionados, dentro de las corrientes más conservadoras de su Partido.

*Maestro en filosofía; especialista en estudios acerca de la derecha política en México

 

TEXTOS RELACIONADOS:

 

 

 

Contralínea 382 / 20 de Abril al 26 de Abril

 

 

 

Comments

comments