Autor:

La protección del derecho humano a la seguridad pública y la lucha contra la desigualdad, “principales demandas de gran parte de los mexicanos”, destacan en la agenda de prioridades de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Así lo indicó el titular del organismo autónomo, Raúl Plascencia Villanueva, durante la presentación del Informe de Actividades de la CNDH para el ejercicio 2013, que tuvo lugar este 12 marzo en el auditorio Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos.
 
De cara a Enrique Peña Nieto, presidente de la República, el ombudsman nacional detalló que para 2013 la CNDH registró 9 mil 8 expedientes de queja y emitió 86 recomendaciones que involucran a 109 autoridades (66 del ámbito federal y 44 estatales o municipales).
 
Cabe subrayar que el número de expedientes de queja y recomendaciones que el gobierno de Peña Nieto recibió durante su primer año de gestión supera el registro de sus antecesores para el arranque de sus mandatos. En 2007, la administración de Felipe Calderón fue objeto de 5 mil 244 expedientes de queja y 70 recomendaciones. En tanto, para 2001, la de Vicente Fox Quesada recibió 3 mil 626 y 38.
 
Frente a un auditorio repleto, Plascecnia Villanueva reparó en las instancias más frecuentemente señaladas como responsables de violar derechos humanos. Se trata, por orden de incidencia, del Instituto Mexicano del Seguro Social, con 1 mil 660 señalamientos; el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, con 1 mil 292; la Secretaría de la Defensa Nacional, con 811; la Procuraduría General de la República (PGR), con 735; la Policía Federal, con 619; la Secretaría de Educación Pública, con 599; del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, con 536; el Instituto Nacional de Migración, con 454; la Comisión Federal de Electricidad, con 432; y la Secretaría de Marina, con 385.
 
Aseguró que “un alto porcentaje” de las actividades de capacitación a cargo de la CNDH se dirigieron, precisamente, a los servidores públicos de las dependencias y entidades gubernamentales que concentraron el mayor número de quejas.
 
Del discurso que el presidente de la CNDH pronunció durante casi 30 minutos se desprenden los principales tópicos de preocupación para el organismo que data de mediados de 1990: mujeres internas en centros de reclusión, hospitales psiquiátricos, grupos de autodefensa en Guerrero y Michoacán, migrantes, trata de personas, agravios contra periodistas y defensores de derechos humanos, niñez, personas con VIH/sida, violencia y discriminación contra las mujeres, población indígena, tortura, sistema penitenciario nacional y personas desparecidas.
 
Respecto del último de estos asuntos, Plascencia Villanueva reconoció los esfuerzos encaminados a la búsqueda y localización de personas desparecidas, “en especial la unidad especial de la PGR y la colaboración que realizan diversos gobiernos de los estados”. No obstante, pidió resultados en materia de combate a la impunidad en estos casos.
 
Comentó, asimismo, que pesar de los avances de “buena disposición y voluntad” por parte del gobierno federal en turno, quien durante 2013 aceptó todas las recomendaciones de derechos humanos que le fueron dirigidas, aún persisten en el país prácticas que atentan contra la dignidad humana y el Estado de derecho, entre ellas lo relativo a la seguridad pública y a la desigualdad.
 
Llegado su turno, Enrique Peña Nieto, señaló que no obstante que aún existen grandes retos en la materia, por lo que no es posible “caer en triunfalismos”, “reconocemos la sensible disminución de quejas contra la administración pública federal ante la CNDH, particularmente, el nuevo enfoque de seguridad y justicia que protege la vida y la integridad de los ciudadanos”.
 
Traje azul, corbata de rayas inclinadas, el titular del Ejecutivo federal enunció los principales avances de su administración en lo que compete a la promoción, respeto y protección de derechos humanos. Destacan la reestructuración de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación;  la firma de un convenio de colaboración con la Unicef, que contribuye al respeto y cumplimiento de los derechos de la infancia y la adolescencia; la localización, durante 2014, de 17 menores gracias a la activación del Programa Nacional Alerta Ámber; la ampliación del modelo de centros de justicia para las mujeres; y la excarcelación de 54 mujeres indígenas, presas injustamente.
 
Con respecto del fortalecimiento del macro legal de ampliación de derechos fundamentales, aludió a las reformas constitucionales concretadas en 2013, a la expedición de la ley de amparo y la ley de víctimas, a las reformas de que fue objeto la ley de la CNDH, así como a la ampliación de las capacidades institucionales para erradicar la trata de personas y garantizar la protección a defensores de derechos humanos y periodistas.
 
Al concluir su participación, Peña Nieto adelantó que en breve presentarán el Programa Nacional de Derechos Humanos, que por primera vez contará con indicadores y mecanismos de evaluación independientes. Además, que en el transcurso de la próxima semana darán respuesta oficial a las recomendaciones recibidas durante el reciente Examen Periódico Universal, mecanismo del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas.
 
Además del primer mandatario, al acto protocolario asistieron autoridades de diversos órdenes de gobierno, entre ellas, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, Raúl Cervantes Andrade y José González Morfín, presidentes de la mesa directiva de la Cámara de Senadores y de la de Diputados, respectivamente, y Olga Sánchez Cordero, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nacional.
 
 
 

 

Comments

comments