Autor:

Teatro . En esta extraordinaria adaptación de la novela homónima del escritor inglés Mark Haddon, el asesinato de una mascota es apenas el pretexto que nos introduce intensamente en el mundo de un adolescente que padece el síndrome o trastorno de Asperger.

Desde el inicio de la obra, el pequeño Christopher nos sumerge en el laberinto cerebral y solitario que a diario enfrenta, sin contacto físico. También lejos del mundo de las metáforas y las mentiras, de las cuales, sin embargo, no escapará.

Tan es así, que su “investigación criminal” sobre el asesinato de Wellington, el perro de su vecina, lo llevará a descubrir detalles y secretos que transforman su existencia y le muestran diferentes rasgos y facetas de los seres humanos que lo rodean.

La ira, la venganza, la tristeza, la desesperación, la traición… Todo se va revelando ante los ojos curiosos de Christopher. Poco a poco, estos descubrimientos van trastocando su visión del mundo más inmediato y, a su vez, delineando su futuro.

Las circunstancias lo enfrentan a una para nada amable ciudad, llena de ruido, gente y obstáculos indescriptibles para un paciente con el síndrome de Asperger, que debe sortear con sus propias capacidades.

Con su impecable interpretación, Luis Gerardo Méndez retrata la vida de este jovencito en uno de los momentos más cruciales de la existencia, intensificado por el trastorno que padece.

A cada momento, elementos externos producen las crisis, casi catástrofes, que se extienden más allá del propio Christopher, en un mundo donde todos se ven obligados a cambiar.

Dirección: Francisco Franco.

Con la actuación de Luis Gerardo Méndez, Rebecca Jones, Alejandro Camacho y Cecilia Suárez, entre otros.

Teatro de los Insurgentes; jueves, 20:30 horas; viernes, 19:00 y 21:45; sábado, 18:00 y 20:45; y domingo, 18:00 horas.

 

Comments

comments