Autor:

México, DF, 25 de enero de 2014. El juez duodécimo de lo Penal, Jorge Guerrero Meléndez, dictó auto de formal prisión en contra de José Luis Marmolejo García, exfiscal antilavado de la Procuraduría General de la República (PGR), como probable responsable del delito de extorsión agravada en pandilla.

Según la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), el exfuncionario federal y consultor privado junto con otras tres personas habrían puesto en marcha, el 14 de enero de 2014, “la fase preparativa del delito”, para obtener ilícitamente 2 millones de pesos del patrimonio de José Luis Ramírez, dueño de la empresa OBSES de México.

La empresa de la víctima se especializa en la comercilización de equipos de espionaje y seguridad y es proveedora de las procuradurías federal y capitalina.

Aunque el extitular de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, de la PGR, había solicitado prórroga para presentar pruebas en descargo, enfrentará el juicio internado en el Reclusorio Preventivo Norte.

Marmolejo García fue detenido el 18 de enero pasado, y trasladado a ese penal la noche del domingo 20. De acuerdo con la averiguación previa FVC/VC/-3/T3/00125/14-01, el exfuncionario federal habría exigido el pago de 2 millones de pesos al empresario José Luis Ramírez Becerril por supuestamente ayudarle a evitar ir a la cárcel.

Según la Fiscalía Desconcentrada en Venustiano Carranza, donde se inició la averiguación previa FVC/VC/-3/T3/00125/14-01, el exfiscal antilavado habría extorsionado al empresario José Luis Ramírez Becerril, accionista de la empresa Obses de México, SA de CV. Ésta es proveedora de equipo de espionaje y de seguridad de la PGJDF, la PGR y las secretarías de Seguridad Pública y de la Defensa Nacional, según su página de internet www.obses.com.mx.

El oficio de consignación refiere que Marmolejo García obtuvo del empresario 500 mil pesos momentos antes de la detención, ocurrida el 18 de enero. Ese día “se consumó instantáneamente” el hecho delictivo, indican las autoridades capitalinas.

La extorsión habría consistido en el uso de citatorios falsos de la PGR, en contra de la hoy víctima, para obligarla a pagar 2 millones de pesos y así evadir supuestamente la cárcel. Los documentos falsificados involucraban al empresario en lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Como su experiencia lo acreditaba, Marmolejo García explicó a la víctima que el asunto era demasiado delicado, revelan documentos de la PGJDF de los que Contralínea tiene copias.

 

 

 

Comments

comments